Boudou le dio pelea al tedio con partidas de Sudoku en la...

Boudou le dio pelea al tedio con partidas de Sudoku en la Tablet

44
1
Compartir

Amado Boudou jugando al sudoka en plena sesión - Foto: Clarin
13/03 – 09:30 – La sesión duró varias horas y el tono plano de Capitanich venció a muchos senadores.

Por Martín Bravo
El tono monocorde de Jorge Capitanich, su discurso técnico, sus rodeos y la metodología -ida y vuelta de preguntas y respuestas- prolongaron la exposición del jefe de Gabinete desde las 14.42 hasta bien entrada la noche. Salvo en los cruces que mantuvo con contados senadores, en especial con los radicales Ernesto Sanz y Laura Montero, se generó cierto tedio a medida que pasaban las horas. Muchos legisladores se levantaban –al caer la tarde dos tercios de las bancas estaban vacías- y parte de los que quedaban charlaban entre sí, hablaban por teléfono o enviaban mensajes, aprovechaban para leer las respuestas por escrito.

Ni Amado Boudou, que presidía la reunión, mostraba entusiasmo por el informe y después de dar la palabra se concentraba en su tablet para resolver Sudokus, una suerte de rompecabezas numérico para completar en forma lógica.

Al cierre de esta edición, pasadas siete horas de exposición, Capitanich no se había movido del recinto y la inquietud de los senadores, a modo de chiste, era cuánto tiempo más iba a aguantar sin ir al baño.

“¡Voy a superar el récord!”, gritó cuando el socialista Rubén Giustiniani planteó una queja por la metodología y repasó las horas, en ese momento cinco. El jefe de Gabinete se mantuvo parado frente a los legisladores todo el tiempo, únicamente tomó agua y unos mates que le pasó Boudou, y además de la ubicación –Aníbal Fernández y Juan Manuel Abal Medina se sentaban de espaldas a los senadores- se diferenció de sus antecesores porque no llevó ningún soporte digital y se apoyó apenas con papeles y planillas.

En los cruces se cortó por un momento la monotonía y Boudou dejó el sudoku: cuando Sanz arremetió con la devaluación y Capitanich titubeó, el vice largó una carcajada. También prestó atención –al menos no miraba la tablet- cuando otra radical, la tucumana Silvia Elías, arrancó preguntando si el Gobierno enfrentará la corrupción, aunque la senadora focalizó en el programa Más cerca y las presuntas irregularidades en la obra pública de su provincia. Al rato Boudou volvió a la tablet. (Clarín)

1 Comentario

  1. A éste korruptoladrón nosotros le mantenemos todas sus imbecilidades y la vida lujosa que lleva POR SAKKEAR AL PUEBLO ARGENTINO, INMORAL ! A LA CÁRCEL CON ÉL !!!!!!!!!!

Dejar una respuesta