“Si Boudou cometió un delito, no puede ser vicepresidente”, consideró el fiscal...

“Si Boudou cometió un delito, no puede ser vicepresidente”, consideró el fiscal Di Lello

31
0
Compartir

El Vice Presidente de la Nación Amado Boudou este mediodía en El Calafate - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
19/03 – 10:45 – El fiscal del caso Ciccone advirtió que el ex ministro de Economía no debe seguir en su cargo si se lo halla culpable. También cuestionó decisiones del juez Ariel Lijo. La Justicia uruguaya volvió a citar a Alejandro Vandenbroele.

A la espera de que el juez Ariel Lijo se defina sobre el pedido de indagatoria a Amado Boudou, el fiscal Jorge di Lello se refirió al desarrollo del caso Ciccone y dejó una fuerte definición: “El vicepresidente de nuestro país, si cometió un delito, no puede estar al frente de nuestra Nación”.

Como en su pedido de indagatoria, recordó que, según sus investigaciones, “Boudou intervino y tiene que aclarar su posición” en la irregular transferencia de la imprenta de valores a la misteriosa sociedad The Old Fund. Pero no es el único. Di Lello también pidió que sean llamados a declarar algunos integrantes de la familia Ciccone, empresarios y hasta el propio titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, para explicar sus roles en la sospechosa venta.

Contra quienes ponen a los Ciccone como meras víctimas, recordó que fueron ellos “los que excitan la participación del vicepresidente” en la operación, quien a su vez “no debía haber participado si es que participó”. Por eso, el fiscal aventuró una crítica contra el juez Lijo por haber dejado a los integrantes de la familia “como víctimas”.

Di Lello recordó además que “la quiebra no la hizo Boudou”, sino que “la deuda de los Ciccone es de vieja data”. Incluso advirtió que el crédito que la AFIP otorgó a la compañía para pagar sus deudas fiscales “no se dio de manera especial”. “Salió uno de los planes comunes. De los mejores, pero de los comunes”, reconoció en diálogo con el programa “DadyMan” de radio América. Aclaró, sin embargo, que Echegaray debe dar explicaciones porque siempre otorgó esos beneficios “por resolución propia y este es el único caso en que le escribe al vicepresidente antes de resolver”.

“En definitiva, el vicepresidente de nuestro país, si cometió un delito, no puede estar al frente de nuestra Nación. Si no lo cometió, tiene que tener plenitud para ser útil su gestión”, concluyó.

El pasado 6 de febrero, Di Lello pidió que Boudou declare como imputado por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública. El pedido de indagatoria incluye a Nicolás Ciccone, dueño de la empresa que fue adquirida por el grupo cercano a Boudou y a Guillermo Reinwick, yerno de Ciccone. También fueron citados Rafael Resnick Brenner, jefe de Asesores de la AFIP, y de Máximo Lanusse, quien acompañó a Vandenbroele como vicepresidente de la Compañía Sudamericana de Valores (ex Ciccone), entre otros. (Infobae)

No hay comentarios

Dejar una respuesta