Publicado el: 27, Mar, 2014

“Si a un fiscal que investiga lo suspenden en cuatro días, la República no va para ningún lado”


El Fiscal José María Campagnoli - Foto: Infobae
José María Campagnoli, suspendido por investigar al empresario Lázaro Báez, aseguró que hay una fragilidad institucional sin antecedentes. Resaltó las distintas varas con las que se midió el accionar de Norberto Oyarbide y Claudo Bonadio en el Consejo de la Magistratura

“Desde que se planteó mi suspensión y se efectivizó pasaron cuatro días. Fue una cosa nunca vista que preocupa. Con esta inmadurez y fragilidad institucional de suspender a un fiscal que investiga, la República no va para ningún lado”, declaró Campagnoli en diálogo con el periodista Luis Novaresio en radio La Red.

Campagnoli es el fiscal que investigó al empresario patagónico Báez. Fue suspendido en sus funciones el 12 de diciembre por pedido de la procuradora Alejandra Gils Carbó. Presentó un amparo para que le restituyan el cargo mientras espera que comience el jury en su contra.

“Yo siento que el caso Báez es el detonante de una reacción del poder político contra mí y mis colaboradores, que demostraron ser muy eficientes para investigar a mafias y organizaciones criminales”, reflexionó el letrado.

El fiscal recordó que su equipo promovió distintas causas contra oficialistas y opositores, sin distinción de partidos. El ex presidente del Concejo Deliberante porteño, José Manuel Pico, cumple una condena de prisión por una pesquisa impulsada por Campagnoli. También fue su fiscalía la que trabajó en los casos de Gonzalo Acro, la mafia de la comisaría 49 y el escándalo del juez Norberto Oyarbide en Espartacus.

Oyarbide fue blanco de una investigación de Campagnoli hace más de diez años
Más de diez años después de aquel episodio, Oyarbide continúa en el centro de la discusión, esta vez por sus fallos y decisiones en torno a las causas del poder. La semana pasada el Consejo de la Magistratura lo protegió luego de que trascendiera que frenó un allanamiento por pedido del Gobierno. En cambio, el mismo cuerpo avanzó en una investigación contra Bonadio, magistrado que citó a indagatoria a dos funcionarios del Poder Ejecutivo y que mandó a juicio oral a Guillermo Moreno.

“Me da que por un lado están apretando el acelerador y por el otro ralentizan todo. Están utilizando distintas varas; vivimos en una gran fragilidad institucional”, insistió. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video