Publicado el: 27, Mar, 2014

Terco, Boudou volvió a pedir que anulen las declaraciones de los Ciccone


Amado Boudou jugando al sudoka en plena sesión - Foto: Clarin
27/03 – 10:00 – El vicepresidente reclamó a la Cámara Federal la nulidad de los testimonios de Nicolás Ciccone y Guillermo Reinwick.

Amado Boudou no se rinde. Los abogados defensores del vicepresidente volvieron a solicitar que se anulen las declaraciones de la familia Ciccone en la causa de la imprenta, algo que ya había sido rechazado por el juez federal Ariel Lijo.

Diego Pirota, abogado del funcionario, pidió a la Cámara Federal la nulidad de las declaraciones de Nicolás Ciccone, uno de los cofundadores de la empresa, y de su suegro Guillermo Reinwick.

El abogado argumentó que los testimonios son inválidos porque su defendido no participó de las audiencias. Boudou estuvo ausente a pedido de Ciccone y Reinwick, quienes dijeron sentirse amenazados por su presencia desde el inicio de la causa. Cabe recordar que Reinwick denunció que recibió amenazas de muerte para sus hijos de parte del socio del vicepresidente, José María Núñez Carmona.

“De qué modo letrados de la matrícula podíamos infundir aquel temor que manifestaba el testigo”, preguntó Pirota en su presentación, que deberá resolver la Sala I de la Cámara Federal, según informó la agencia DyN.

Los integrantes del clan Ciccone habían declarado que se reunieron con Boudou en 2010, cuando todavía era ministro de Economía de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, para negociar el levantamiento de la quiebra de la imprenta. Por esa acusación, el funcionario está imputado por negociaciones incompatibles con la funcion pública.

Nicolás Ciccone y Guillermo Reinwick aseguran haberse reunido con José María Núñez Carmona, socio de Boudou, en el bar I Fresh Market de Puerto Madero el 1 de septiembre de 2010. Silvia Ciccone, hija del fallecido Héctor Ciccone, incluso presentó un acta que supuestamente probaría el encuentro.

El vicepresidente ya había intentado anular esas declaraciones, pero el juez Ariel Lijo se lo negó. “Deviene esencial atender al interés público que reclama la determinación de la verdad en el juicio”, argumentó el magistrado al rechazar el pedido.

Reveses. Boudou hizo todo lo posible por derribar la causa Ciccone, sin éxito. En mayo de 2013 pidió ser sobreseído, lo cual fue rechazado por Lijo. Y en febrero pasado, la Cámara Federal de Casación hizo caso omiso a su pedido de remover al juez Juan Carlos Gemignani por presunto prejuzgamiento.

Lo único que logró fue que la familia Ciccone no se pueda presentar como querellante. Núñez Carmona había argumentado que Nicolás Ciccone, Silvia Ciccone y Sergio Reinwick estaban imputados en la causa. El pedido fue respaldado por el fiscal Jorge Di Lello, quien los citó a declarar.

Boudou ya se presentó a declarar en febrero, y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, presentó un escrito para intentar desvincularse de la causa. También deberán dar su testimonio Núñez Carmona y Alejandro Vandenbroele, dueño de The Old Fund, la empresa que habría aportado los fondos para el salvataje de la imprenta. (Perfil.com)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video