Publicado el: 1, Abr, 2014

Familiares de María Noel Martini, asesinada junto a sus hijos, acusan al Juez Narvarte y piden Justicia


El juez de El Calafate, Dr Carlos Narvarte - Foto: Web
01/04 – 10:30 – La familia de Marial Noel Martini, la joven de 27 años, embarazada, que fue asesinada junto a su dos hijos por el marido, Alejandro Benítez el 1º de agosto de 2011 en El Calafate, escribieron una carta conmovedora, pidiendo justicia, respeto y verdad y acusando al Juez Carlos Narvarte de maltrato hacia quienes sufren el dolor de la pérdida. Lo más grave: denuncian que un video de Criminalística se ha hecho publico, el cual estaría en poder de un periodista de allí y fue subido a la web.

La familia Martini de El Calafate, le hizo llegar a OPI Santa Cruz una carta manuscrita, donde expresan su dolor por la falta de atención en la causa que los involucra, acusan al juez Carlos Narvarte de maltratarlos y de faltarles el respeto y al periodista local, Sergio Villegas, de tener en su poder el video que levantó el personal de Criminalística,poco después de los asesinatos, donde se filmó el horroroso escenario después del crimen.

Lo más grave de todo es que las imágenes de este video, fueron colgadas en la web y nadie se hace responsable.

Las contradicciones y las irregularidades que la familia menciona en la nota, abren un fuerte cuestionamiento a la Justicia y al proceder de la policía.

El suceso, ocurrió el 1º de agosto de 2011, cuando el cabo de policía Alejandro Juan Benítez masacró a su familia en El Calafate, matando a su mujer, María Martini, embarazada de 7 meses, a sus dos hijos de 4 y 5 y luego se suicidó.

A raíz de los acontecimientos ulteriores al crimen y el proceso judicial que se siguió, junto con las declaraciones públicas del Juez Carlos Narvarte y la aparición pública de un video con imágenes de la familia masacrada, tomada por Criminalística, Mirta Esquivel, madre de María Noel y las hermanas Cinthia, Soledad y Norma Martini, nos enviaron una carta manuscrita y firmada por todas ellas, con pedido de publicación que se reproduce al pie de esta nota.

Recurrimos a Uds porque aquí en Calafate es imposible que alguien nos publique esta carta”, señaló Mirta Esquivel a OPI. Mirta es madre de la fallecida María Noel y también es suboficial de la policía de El Calafate y quien recibió la infausta noticia del suicidio de su yerno y luego, le tocó ver la masacre que había cometido con su hija y nietos.

Todo esto comenzó el día 2 de agosto de 2011, cuando Mirta recibe un llamado a su guardia en el Puesto Manantiales – inician la carta los familiares de María Noel – informándole del suicidio del cabo Alejandro Benitez. En esa época Mirta era Sargento de la policía local. Transcurrido más o menos una hora en que nos juntamos en la comisaría, los demás hermanos y yerno de Mirta, nos dirigimos hacia el domicilio de María, mandados por un oficial de la policía pero en ningún momento fuimos acompañados por algún efectivo de la policía.

En la casa había luz y entramos por una puerta del costado, ya que golpeamos y María no atendió. Al entrar nos encontramos con semejante escenario que es de público conocimiento. Como pudimos llamamos varias veces a la policía que más o menos tardaron 40 minutos en llegar al lugar.

Desde ese momento comenzaron a surgir las idas y venidas con el Juez Carlos Narvarte y la causa.

Remitiéndonos un poco al día del suceso y a las pericias, por el estado de shock en que nos encontrábamos, nos fuimos de la casa de María, pero la verdad es que noy nos damos cuenta que tendríamos que habernos quedado, pero pusimos la confianza en Criminalística y en la Justicia.

Remitiéndonos a la investigación de la causa, siempre fuimos maltratados por el Juez Narvarte, ya que en muchas ocasiones, al empezar la investigación por medio de nuestras declaraciones , el magistrado siempre nos culpó a nosotros y a María de lo sucedido.

Cada vez que llegaba alguna prueba, salía por todos los medios sin respetar ni resguardar la identidad de los menores y tampoco respetar a la familia por el momento tan duro por el cual estábamos pasando.

Al paso del tiempo y con la última pericia que faltaba, decidimos cerrar la causa para que no siga hablando y que nuestros seres queridos puedan descansar en paz.

Pasado un tiempo, nos enteramos por dichos de terceras personas del pueblo, de la posible existencia de un video de las pericias realizadas en la casa de María, cosa que nos sorprendió y no podíamos creen, pues, una cosa tan aberrante y muy doloroso como ese material, anduviera dando vueltas.

Después de decidirlo con la familia, nos dirigimos a la Fiscalía para ver si podía hacer una denuncia o pedir que se investigara los supuestos dichos que señalaban al señor Sergio Villegas, “periodista”, como poseedor de ese material, al ser un video de una pericia sobre un asesinato.

Hicimos la denuncia el 20 de abril de 2014 y pedimos una investigación a (Carlos) Narvarte y al personal de policía de la sección Criminalística y por supuesto, al Sr Villegas.

Al parecer, se lo citó a Villegas a declarar, quien , tenemos entendido, no negó haber tenido en su poder el video, pero no declararía quien se lo entregó. Desde el día 20 de abril del 2013 hasta el 25 de febrero del 2014, nunca supimos nada de la denuncia que realizamos sobre la existencia del video, porque por dichos del Sr Narvarte y la Sra Viñuales certificaron que no había video de pericias en la causa.

El día 25 de febrero de 2014, nos avisaron que hay un video en You Tube.

Hoy en día, como familia, como madre y hermanos de María, nos sentimos defraudados, maltratados y manoseados por la Justicia. Ya que siempre nos manejamos con total respeto y esperando los tiempo judiciales hasta para saber la hora de la muerte de nuestra hermana e hija María.

Jamás le faltamos el respeto al Juez y nunca contestamos cada falta de respeto y agresiones del Sr Narvarte; nunca fuimos mediáticos y siempre tuvimos perfil bajo por el dolor que nos causa todo esto.

Pero hoy, al saber toda la verdad de la existencia de un video en manos de un supuesto periodista que no tenía ningún derecho de tener en su poder material tan delicado y que debiera haber estado al resguardo de la Justicia y encima que lo hayan subido a You Tube, que lo hayan visto cientos de personas y que tengamos que volver a revivir todo lo pasado con el dolor que esto nos causa, donde sabemos que mi hija y nuestra hermana no puede descansar en paz junto a sus hijitos, ya que a nuestra justicia se le escapó algo tan sensible como el video de la pericia de Criminalística sobre un asesinato, algo que jamás debió salir porque tendría que haber sido resguardado por la propia Justicia.

En estos días, ya con la prueba en mano, seguimos teniendo maltratos por parte de la justicia, parece que molestara que se sepa toda la verdad y que los culpables paguen sus culpas.

Es indignante para nosotros y nos genera mucha impotencia, tener que verles las caras todos los días sin poder hacer nada, porque con las pruebas y todo lo que se sabe, todavía, supuestamente, siguen investigando.

Nosotros como familia, madre y hermanos de maría, vamos a seguir y vamos a luchar hasta las últimas consecuencias, caiga quien tenga que caer, queremos que la gente sepa, qué clase de Justicia tenemos y cómo nos han venido tratando hasta el día de hoy.

Pero vamos a seguir por nuestra hermana y sobrinos que no tienen precio; volvemos a repetir que lo único que queremos es Verdad, Justicia y Respeto, sobre todo “Justicia y respeto”, lo cual hasta ahora no hemos tenido.

Para terminar, queremos agradecer a toda la gente de El Calafate que nos brinda su apoyo en todo esto, que es tan doloroso para todos nosotros.

Contradicciones y denuncias

Actualmente, a dos años del hecho, la causa, si bien resulta estar “esclarecida”, quedando como resultante que Benítez fue el autor material de la masacre, ha dado lugar a otra causa paralela, por la difusión del video que tomó Criminalística y que se encuentra en poder del periodista y existe un link web donde se lo exhibe.

El Juez Narvarte ha negado la existencia del video, para argumentar que ninguna copia salió de su juzgado, como pretende la familia. Por otro lado, el personal de Criminalística (Río Gallegos) se encuentra involucrado como responsable de la manipulación y guarda de ese material, hecho que generó otra causa a pedido de la familia, para determinar los responsables de tal infidencia.

La familia, por su parte, carga contra el Juez Carlos Narvarte, por cuanto fue el magistrado que públicamente había asegurado que la niña de 4 años había sido abusada antes del asesinato y las pruebas periciales y ADN, desestimaron esa posibilidad, lo que obligó al juez a disculparse ante la familia. Todo esto ha llevado a que la madre y las hermanas de María, recurrieran a la publicación de esta nota donde expresan su desaliento por la falta de justicia en la causa. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Perico dice:

    SERÁ JUSTICIA???? COMO LLEGO A JUEZ ??

Publicidad

OPI Video