Publicado el: 11, Abr, 2014

El papa Francisco pidió “perdón por los abusos sexuales a niños” cometidos por sacerdotes de la Iglesia


El Papa Francisco - Foto:
11/04 – 10:10 – Lo hizo en un encuentro sobre infancia en Roma; “Me siento interpelado a hacerme cargo de todo el mal que han hecho bastantes sacerdotes”, dijo.

El papa Francisco pidió hoy “perdón por los abusos sexuales” cometidos por sacerdotes de la Iglesia contra niños y advirtió: “Con los chicos no se juega”, según reprodujo Radio Vaticano . Además, el sumo pontífice tuvo expresiones durísimas en contra del aborto y el infanticidio y aclaró que todos “tienen derecho a tener un padre y una madre”, posiciones que se acercan más a la ortodoxia doctrinaria católica.

“Me siento interpelado a hacerme cargo de todo el mal que [hicieron] algunos sacerdotes, bastantes. Bastantes en número, no en comparación con la totalidad. Hacerme cargo de pedir perdón del daño que han hecho por los abusos sexuales de los niños. La Iglesia es conciente de este daño; es un daño personal y moral de ellos… No vamos a dar un paso atrás en lo que se refiere al tratamiento de estos problemas y a las sanciones que se deben poner, al contrario. Creo que debemos ser muy fuertes. Con los chicos no se juega”.

“Me siento interpelado a hacerme cargo de pedir perdón del daño que han hecho [sacerdotes] por los abusos sexuales de los niños”.

Según reprodujo Radio Vaticano, el papa Francisco pronunció esta frase en una audiencia con una delegación de la Oficina Internacional Católica de la Infancia (BICE, por sus siglas en francés), que se realizó hoy en Roma.

Además, el pontífice habló del aborto y tuvo expresiones contrarias al matrimonio homosexual. “El aborto y el infanticidio son delitos abominables”, dijo hoy Francisco, citando palabras del Concilio Vaticano II, en audiencia con el Movimiento por la Vida.

Sobre la cuestión sexual, Francisco se pronunció a favor de “reiterar el derecho de los niños a crecer en familia, con un papá y una mamá capaces de crear un ambiente idóneo para su desarrollo y su maduración afectiva”.

“Para seguir madurando en relación con la masculinidad y la feminidad de un padre y de una madre”, dijo.

“Hablamos de los niños -continuó luego el Papa en una parte improvisada de su charla-, ¡hay tantos! Pero yo quisiera también hablar de los abuelos, la otra parte de la vida. Porque nosotros debemos ocuparnos también de los abuelos, ya que los niños y los abuelos son la esperanza”, refirió Radio Vaticano. ( La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video