Publicado el: 16, Abr, 2014

La inflación fue de 2,6% y ya superó lo previsto para todo el año


El Ministro de Economía de la Nación Axel Kicillof - Foto: Prensa Ministerio
16/04 – 09:10 – Desde enero llega a 10%; el presupuesto estimó 9,9% anual; para los privados, la suba fue bastante mayor.

Por Florencia Donovan
La inflación sigue dando que hablar. El Gobierno anunció ayer que en marzo el nuevo índice de precios al consumidor urbano nacional (Ipcnu) creció 2,6% , bastante por debajo de lo que calculó la mayoría de los estudios privados (3% o más), y destacó que se estaba ante una “considerable desaceleración” de los precios. Aun así, la inflación acumulada sólo en el primer trimestre del año, según los datos oficiales, ya es de 10%, por encima del 9,9% previsto en el presupuesto nacional para todo 2014.

“Hubo una considerable desaceleración en el alza de precios”, dijo el ministro de Economía, Axel Kicillof , al presentar las cifras, y negó que el fenómeno tuviera que ver con una caída en el nivel de actividad, de la que hablan economistas privados.

Destacó que los mayores aumentos en el período se dieron en los rubros educación e indumentaria (6,2% y 5,3%, respectivamente) y respondieron a factores estacionales, como el comienzo de las clases y el cambio de temporada de ropa.

En alimentos, el rubro con mayor impacto en el índice (0,79%), Kicillof dijo que hubo una suba de 2,4%, es decir, por debajo del promedio general.

“El movimiento cambiario de enero provocó un incremento que en algunos casos no fue justificado, pero ahora la desaceleración se empieza a sentir por el plan Precios Cuidados”, afirmó el ministro, que fue el encargado de hacer el anuncio, aunque esta vez sin la escolta de los directores del Indec, Ana María Edwin y Norberto Itzcovich, que lo observaron desde la primera fila del microcine del Ministerio de Economía junto con el secretario de Comercio, Augusto Costa. Edwin e Itzcovich fueron los responsables de la intervención del instituto de estadísticas y todavía hoy están a cargo del cálculo del nuevo IPC.

El dato oficial de inflación fue bastante más moderado del que venían anticipando para el mismo mes los economistas privados. El Congreso nacional, que publica su propio índice, había informado para el mes pasado un aumento de precios de 3,3%, lo que representa un alza del 37,26% respecto de marzo de 2013.

Esto provocó ayer una fuerte caída de los bonos indexados por el CER, que se anotaron rojos de más del 2% en algunos casos. “Lógicamente el mercado estaba en otros valores [de inflación], el valor del Congreso podría llegar a ser una referencia”, explicó Jackie Maubré, directora de Cohen Sociedad de Bolsa. “Fue modesto el índice de inflación. Lo que observo es que el mercado estaba esperando un poco otra cosa. Aunque a esto se sumó que el mercado en general había tenido una subida muy positiva en el último tiempo y esto fue una excusa para una toma de ganancias”, describió.

Kicillof se anticipó sin embargo a cualquier crítica. Responsabilizó “a los medios opositores de cuestionar todo el tiempo lo que dice el Gobierno”, aunque no tomó preguntas de los periodistas presentes en la conferencia, y subrayó que todos los rubros, con la excepción de educación e indumentaria, se habían desacelerado en marzo. Más aun, anticipó que, según los informes directos del Ministerio de Economía, la desaceleración de precios se había extendido en las primeras dos semanas de este mes, lo que permite tener “buenas perspectivas” también para el resultado de abril, con una proyección de crecimiento decreciente.

“Respecto de lo que dicen las consultoras ya me he extendido respecto de la falta de rigor. De ningún índice conocemos nada respecto de sus metodologías. Un indicio es cuánta gente está encargada [de hacer los indicadores] y cuántos comercios sondean”, dijo Kicillof, que en todo momento se cuidó de no decir la palabra inflación.

Nada informó sobre las canastas de pobreza e indigencia que antiguamente publicaba el Indec junto con su índice de inflación y que permiten saber cuántos pesos necesita una familia en el país para no ser pobre. Tampoco difundió el dato de inflación por regiones, que supuestamente podría informarse a partir de este nuevo indicador de alcance nacional, ni dio las listas de precios de los productos relevados, como se hacía en el pasado.

En tal sentido, algunos economistas privados afirmaban ayer que la diferencia entre el IPC-Nu informado y la inflación estimada por en general por el mercado podría explicarse en que, como según la metodología que publicó el Indec, sólo se toma un precio por cada variedad de producto, el Gobierno estaría contemplando en una amplia mayoría de productos los valores pautados en el plan Precios Cuidados.

Así y todo, con un IPC de 2,6%, la Argentina sigue siendo, junto con Venezuela, el país de la región con más alta inflación y uno de los peor calificados del mundo. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video