Publicado el: 29, Abr, 2014

Festejos con sello kirchnerista: el Gobierno lleva gastados $710 millones


Festejos con sello kirchnerista: el Gobierno lleva gastados $710 millones
29/04 – 09:30 – La caja de la Unidad del Bicentenario, creada por Cristina Kirchner en 2009, creció un 38% en los últimos cuatro años; paga desde el acto por los diez años del Gobierno, hasta Tecnópolis.

Por Iván Ruiz y Maia Jastreblansky
El despliegue en la avenida 9 de Julio para celebrar el Bicentenario en 2010 fue sólo el comienzo. Desde entonces, se multiplicaron los eventos con color y esencia kirchnerista. El acto por los diez años de gestión, la llegada de la Fragata Libertad y Tecnópolis, entre otros, contaron con shows imponentes para reivindicar la mística del Gobierno. La Casa Rosada lleva gastados por esos festejos más de $ 710 millones.

LA NACION accedió a un informe del ministerio de Economía que detalla los $710.442.279 ejecutados por la “Unidad del Bicentenario”, una dependencia creada especialmente por Cristina Kirchner para coordinar los eventos más emblemáticos del kirchnerismo. El presupuesto creció un 38% entre 2010 y 2013.

La Unidad del Bicentenario financió 22 eventos en los últimos cuatros años y tiene previsto extenderse en 2014. El fondo es manejado por Javier Grosman, el hombre detrás de la puesta en escena kirchnerista. Este ex empresario musical del under porteño es reconocido como el “productor artístico” del oficialismo y reporta ante el secretario general de Presidencia, Oscar Parrilli . Con oficina en Casa Rosada, está detrás de cada detalle en los eventos del oficialismo, desde los recitales en Plaza de Mayo, hasta los pormenores del búnker electoral del Frente para la Victoria.

Cristina Kirchner le confió a Grosman el manejo de la Unidad, y con ella, una caja millonaria y 115 empleados, según informaron fuentes oficiales.

Grosman consiguió, año tras año, asegurarse un abultado presupuesto. En 2010 se ejecutaron más de $ 144 millones. El año siguiente, el monto ascendió a $ 187 y, en 2012, bajó a $ 160. El año pasado fue el de mayor gasto: más de $ 200 millones. De acuerdo a la información obtenida por LA NACION, en los primeros meses de 2014, la unidad ya devengó $17 millones de los $ 214 presupuestados.

Tecnópolis es la estrella de su programa. En las 21 planillas oficiales que pudo analizar LA NACION, los principales gastos de la Unidad del Bicentenario fueron destinados a la feria de ciencia y tecnología. Fueron más de 45 contrataciones que superaron los $118 millones, sin contar los gastos que se hicieron para el montaje de los stands, que corrió a cuenta de los ministerios.

La unidad del Bicentenario

Cristina ideó este fondo unos meses antes de que se cumpliera el 200° aniversario del 25 de Mayo. Mediante el decreto 1358, la Presidenta creó el 30 de septiembre de 2009 la “Unidad Ejecutora Bicentenario de la Revolución de Mayo” para administrar, en primer lugar, los recursos asignados a la conmemoración de la fecha patria al año siguiente. En ese mismo acto, designó a Grosman como director general.

El Paseo del Bicentenario, aquel evento inicial, fue todo un éxito. Más de dos millones de visitantes recorrieron los stands instalados sobre la avenida 9 de Julio y superaron récords de concurrencia. Ese festival popular incluyó todo tipo de artistas, desde un recital de Fito Páez hasta un espectáculo acrobático de Fuerza Bruta y el recordado mapping sobre el Cabildo.

Según los informes a los que accedió LA NACION, buena parte del dinero que maneja la Unidad del Bicentenario, en tanto, fue derivado a otras áreas de la administración pública. De acuerdo a la nomenclatura presupuestaria, hubo transferencias directas por más de $178 millones a distintas entidades.

“Históricamente la transferencia es un mecanismo para tercerizar gastos a través de, por ejemplo, universidades, fundaciones u ONG”, explicó a LA NACION un especialista en presupuesto. Entre los códigos que aparecen en las planillas, se destaca el ‘9999’. “Ese es un código genérico que no permite saber a dónde fue transferido el dinero. Alguien lo sabe, pero en la contabilidad pública no está especificado”, agregó el experto.

LA NACION intentó conocer más detalle sobre estas transferencias presupuestarias, pero desde Presidencia no contestaron las consultas de este medio.

Actos con impronta Kirchnerista

La oficina coordinada por Grosman desarrolló en los últimos cuatro años al menos 22 actos oficiales.También en 2010, la unidad organizó la conmemoración de la batalla de la Vuelta de Obligado, a orillas del Río Paraná. Para ese evento, por ejemplo, se diseñó una estructura metálica que emula las cadenas utilizadas por las fuerzas comandadas por Juan Manuel de Rosas en el siglo XIX.

La unidad también estuvo a cargo de la recepción de la Fragata Libertad al puerto de Mar del Plata. Al acto del 9 de enero de 2013 se movilizaron unos 25.000 militantes, que celebraron el regreso de la nave como una causa nacional. La Presidenta fue la única oradora del acto que contó con un cierre a cargo del grupo de percusión “Choque Urbano” y un show de fuegos artificiales.

El 9 de enero de 2013 se realizó un evento para recibir a la Fragata Libertad luego de que fuera retenida por los fondos buitres. Foto: Archivo Foto 1 de 15
Las inauguraciones de Tecnópolis también fueron eventos de alto contenido político organizados por Grosman. Hace dos semanas, Cristina Kirchner presentó la cuarta edición de la feria con el “Encuentro de la Palabra”, que incluyó un número de stand-up y un cantante de hip-hop.

Otro acto clave fue el festejo por los diez años de kirchnerismo, donde Cristina Kirchner reivindicó sus logros de gestión. El discurso de la Presidenta fue precedido por una entonación del Himno Nacional a cargo de Horacio “Chango” Spasiuk junto al grupo de percusionistas “La Bomba de Tiempo”.

En esa oportunidad, Grosman se encargó del montaje de la estructura y la contratación de artistas. Para esa ocasión, la Unidad del Bicentenario, además organizó un salón VIP exclusivo para funcionarios en el Patio de las Palmeras de la Casa Rosada. La primera línea del kirchnerismo disfrutó, en coquetos sillones de cuero, desde risottos y cazuelas hasta calentitos, sandwiches y choripanes. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video