Publicado el: 30, Abr, 2014

Anatomía de un homicidio: la acción policial, las pruebas, los culpables y la reacción popular (parte II)


Justicia por Lucas Moussou - Foto: fecebook
30/04- 15:15 – Una vez conocido el crimen de Lucas Moussou, la cuenca carbonífera reaccionó con indignación por el brutal crimen. Más allá del pedido de justicia y prácticamente esclarecido quiénes fueron los autores del homicidio, la sociedad en su conjunto ha manifestado su repudio a los familiares de los criminales y les hacen sentir un “castigo social”, pocas veces visto en comunidades como las nuestras. En esta nota, describimos las horas posteriores al crimen, las declaraciones y los esfuerzos de los asesinos por ocultar su responsabilidad en la muerte del empresario Lucas Mouusou.

Inmediatamente de producido el crimen de Lucas Moussou, a pesar del horario de madrugada, la noticia ganó la calle, corrió por celulares, mensajes de textos y por gente que se levantaba para saber qué le había ocurrido al vecino.

La policía tomó la iniciativa de cerrar los accesos a la cuenca, pretendiendo que los autores no escaparan, la justicia tomó a su cargo las diligencias y comenzó una frenética búsqueda de los asesinos.

Los implicados

Los implicados directos en el crimen del joven empresario rioturbiense fueron, desde un principio: Pablo Javier Bernaus, argentino, soltero, de 33 años, nacido en Córdoba, don domicilio en Río Turbio; Luis Nicolás Leiva, también argentino, soltero, albañil, 27 años, nacido en Quebracho Colorado, de Catamarca, domiciliado en 9 de Julio S/n de la localidad de 28 de Noviembre; Ana Gabriela Quintana (31.737.134) “a” Gaviota, argentina, soltera, empleada, de 28 años, procedente de Clorinda (Formosa) y domiciliada en Ramón castillo N º 167 de Río Turbio; Julio Sebastián Amante (30.399.306), argentino, soltero, albañil, oriundo de San Salvador de Jujuy, domiciliado en Bº Los Lupinos, casa Nº 48 de Río Turbio y Carlos Héctor Aranda (26.956.828), argentino, casado, empleado, de 35 años, nacido en Río Turbio, santa Cruz, domiciliado en Barrio Bajo del Paraje, de Julia Dufour, en Río Turbio.

De todos estos imputados que fueron indagados, Bernaus, Leiva y Aranda se negaron a declarar, en tanto Quintana y Amante, realizaron un relato de lo ocurrido, de acuerdo al enfoque de los hechos que ellos describieron en sede judicial.

Principales testimonios

Pablo Bernaus, uno de los asesino de Lucas, luego de cometer el crimen junto a su cómplice, corrió hasta el domicilio de Ana Gabriela Quintana, a quien está unido sentimentalmente, en calle Ramón del Castillo Nº 167, en el Barrio Islas Malvinas de Turbio. La mujer recibió el pedido del hombre para que guardara el dinero robado e inmediatamente procedió a colocarlo en debajo del último cajón de un placard. Cuando tras las investigaciones preliminares, la policía llegó a ese lugar, encontró la suma de $ 16.400,00 producto del atraco.

En tanto, Bernaus y Leiva juntos, se trasladaron hasta la casa de Julio Sebastián Amante, amigo y ayudante de albañil de Leiva con quien habían trabajado en la casa de Moussou, para pedirle que les guardara dos buzos. Por su parte, surgió que Carlos Aranda antes del crimen, le había pagado con un arma trabajos de albañilería que Leiva realizó en su domicilio; se trató de un arma 9 mm, la cual luego quedó descartada como la utilizada en el crimen de Moussou, Leiva se la habría restituido a Aranda y éste la guardó en su domicilio del paraje de Julia Dufour, lugar donde se la entregó a la policía, cuando las investigaciones llegaron a determinar que Aranda poseía el arma presuntamente homicida. Hasta el momento, el revólver del crimen no fue hallado.

Uno de los testimonios más importantes surgió de parte de un vecino del matrimonio; se trata de Xavier Alexander Rementería, quien a esa hora de la madrugada se encontraba acostado en su dormitorio pero despierto y escuchó el grito de una mujer e inmediatamente, varios disparos en la vivienda de al lado. Cuando el hombre se asomó a su ventana para observa lo que pasaba, pudo divisar claramente a dos hombres salir corriendo por los fondos de la casa de la familia Moussou, ambos con bolsas en las mano. Las pericias posteriores abrieron la posibilidad de que los delincuentes, en esas bolsas que dijo ver Rementería, llevaran ropa de recambio, con el fin de despistar a quienes pudieran haberlos visto en ese momento del escape.

Rementería, recordó que uno de ellos, arrojó algo al patio de una casa vecina y ambos siguieron corriendo. El hombre, entonces se vistió, avisó a su padre y ambos salieron a la calle, pero los asesinos ya se habían escurrido en la noche. Sin embargo, pudo describir someramente a los delincuentes, tanto en talla como en la ropa que llevaban puesta, lo que coincidió – al final de la investigación – con los elementos aportados por los investigadores en los distintos allanamientos que ordenó el juez.

Cuando, el personal policial y Rementería se dirigieron al lugar donde él dijo haber visto caer “una cosa”, descubrieron que en el piso se encontraba tirado un cuchillo Tramontina, tipo carnicero, con una hoja de 17 cms con punta quebrada y ensangrentada.

Sin duda, quien mantuvo el primer contacto con el drama familiar de los Moussou, fue la vecina del matrimonio, Adriana Beatriz Galvez, quien se encontraba en su dormitorio a esa hora de la madrugada y escuchó los gritos de auxilio de una mujer. Sin embargo, la vecina, a pesar de asomarse por la ventana, no pudo ver nada, hasta que su hija Yamila le advirtió que la mujer pidiendo auxilio, estaba por la puerta de frente, que da a otra calle. En ese momento la señora Galvez abrió la puerta y se encontró con un cuadro desgarrador. Vanina Martínez, estaba parada allí, ensangrentada, llorando y con su bebé en brazos, también manchado por la sangre de la madre.

Llorando y a los gritos, Martínez le advirtió a su vecina que “dos tipos estaban por ahí y lo habían baleado a Lucas”. Inmediatamente la ingresaron a la casa, Galvez le quitó a la bebé que se la pasó a su hija Yamila y se dispuso a atender a Vanina, recostándola en el piso y levantándole las piernas. Galvez, se asomó nuevamente por la ventana, inquieta por la advertencia de la víctima y vio que por el Pasaje Koluel Kaike (en uno de los laterales de su vivienda) subía un hombre vestido con una campera de YCRT (la empresa explotadora de carbón), armado con un palo en la mano. Se trataba del vecino Carlos Talmar, que, alertado del incidente, los gritos e indignado por el suceso, había salido a dar con los criminales.

Gálvez le pidió a este vecino que llame a la policía y ella hizo lo propio con la ambulancia, que escasos minutos después, llegó al domicilio para trasladar a Vanina al hospital.

El contratista

Para realizar la obra de albañilería en una ampliación de su casa, Lucas Moussou había contratado al contratista de obras local, Walter Javier Lezcano, que a su vez tenía a su cargo a Bernaus (quien a su vez era playero en la estación de servicios YPF de esa localidad) y a Julio Amante. De acuerdo a lo que recordó Lezcano, ni Bernaus ni Amante estaban autorizados a ingresar a la vivienda y el único que poseía llave de acceso por el garaje era el contratista, sin embargo, recordó que los albañiles en algún momento, colocando dos ventanas en la casa, seguramente tuvieron la oportunidad de relevar la disposición interna del inmueble.

No obstante, esta descripción se complementa con el testimonio dado por Liliana Cobos, la mujer que trabaja como mucama de la familia, quien, desconciendo lo que había ocurrido ese día, concurrió como de costumbre al domicilio de los Moussou a las 09:00hs, encontrándose con una escena dantesca, sin poder creer lo que pasaba ante sus ojos.

Cobos recordó que una semana antes, uno de los albañiles había ingresado a la vivienda, ya que le explicó que debía hacer el fino en una de las paredes donde habían retirado una ventana. Esto sugirió a los investigadores, que los hombres, a la vez que realizaban los trabajos encomendados, sondeaban las debilidades de la casa para luego, perpetrar el crimen.

La búsqueda de pistas

Como dijimos, el juez actuó rápidamente librando todos los allanamientos que los investigadores de la policía, con al colaboración del Escuadrón de Gendarmería de la localidad, marcaban como necesarios para recolectar las pruebas antes que las mismas pudieran ser destruidas o sacadas de la cuenca, junto con los posibles autores del crimen.

Es así que en la casa de Bernaus, los investigadores incautaron dos fundas de butacas de autos sin los respectivos apoyacabezas, coincidentes con los dos elementos que usaron Leiva y Bernaus para taparse la cara, al ingresar a la vivienda de Moussou. También recolectaron un pantalón Adidas, manchado con sangre, un par de zapatillas tipo John Food blancas, con suela gastada y un pantalón negro con manchas blancas. En la vivienda de Leiva, la policía secuestró de la misma manera, ropa manchada con sangre y además, procedió a la requisa de un vehículo Ford Focus (IGX-776) en el cual se encontraron elementos de pruebas para la causa, como manchas de sangre en la manivela de la puerta delantera izquierda y derecha, en el parante, en la alfombra y en el baúl en cuyo interior se encontró una remera también húmeda con sangre.

Locos o ignorantes

Lo ridículo y escalofriante de las horas posteriores al crimen de Lucas, es que, mientras lo velaban y le daban sepultura, Tanto Bernaus como Leiva, buscaban denodadamente entre sus amistades del pueblo, que los cubrieran y les “guardaran las cosas”, confesándoles que “se habían mandado una cagada y relatando puntualmente lo ocurrido en casa de los Moussou.

Esto se lo describió a OPI, puntualmente el abogado Dr Carlos Muriete, quien tiene a su cargo la representación legal de la familia. Uno de quienes pretendieron pedir ayuda, fue Ángel Ramón López, empleado en un lavadero de autos local, a quien lo contactó telefónicamente Leiva con el fin de que le guardara el auto, dinero en efectivo y los papeles del auto, para que cuando su esposa llegara a Río Turbio se los pudiera entregar. En esa oportunidad . admitió Muriete – no tuvo empacho en confesarle que era uno de los autores del crimen de Lucas. Rodolfo Carballo es otro de los que se relacionaron amistosamente con Leiva y fue éste quien le contó lo ocurrido exclamando “si loco, me la mandé. Ya está hecha la cagada, me mandé un moco”. Posteriormente tanto López como Carballo se presentaron a declarar y dijeron la verdad, indicó el letrado.

Responsabilidades y proceso

El Dr Muriete aclaró que si bien de las actuaciones llevadas a cabo en la etapa investigativa y pericial, resulta evidente que quien disparó el arma fue Leiva, hecho que además está en los testimonios de la señora Martínez, Ángel López y la imputada Quintana cuando le tomaron declaración indagatoria, el juez consideró lo que denominó “portación compartida”, en el sentido que ambos tenían un mismo fin y por lo tanto, a pesar de que uno llevaba el arma de fuego, la misma estaba en situación de ser disparada indistintamente por Bernaus o Leiva.

Si bien Muriete aseguró que el hecho ya está definitivamente clarificado, sugiere que existe un encadenamiento de hechos anteriores y posteriores al crimen que están siendo pasibles de revisión e investigación, para tener en claro si hay otros motivos detrás de este crimen, que expliquen la alevosía con el que se perpetró.

En estos momentos – dijo el abogado – apelaron los defensores y nosotros por nuestra parte. Ahora el juez envía la causa a Río Gallegos, donde el Juez de Recurso deberá revisar el procesamiento. Independientemente, prosiguen las pericias y pruebas de laboratorio que sumarán elementos de prueba, antes de llegar a juicio”, indicó Muriete.

Para finalizar, el letrado destacó el “castigo social” de la cual son pasibles los familiares de los imputados por el crimen en toda la cuenca. “está más que claro que la sociedad y más aún las comunidades pequeñas como éstas, aplican sus propios repudios en defensa de ellos mismos, porque en este caso, hay empleadores que despidieron a familiares de los involucrados, no los saludan por la calle, son permanentemente reprochados y es de alguna manera, la defensa social que tiene la gente que se ve afectada íntimamente por la conducta criminal de estos despiadados que no entran en el molde del ciudadano de comunidades tan pequeñas como las nuestras”, concluyó Muriete. (Agencia OPI Santa Cruz)

Nota relacionada:

Anatomía de un homicidio: así mataron a Lucas Moussou en Río Turbio (Informe parte I)

Nota de la Redacción:

Ante la repercusión que ha tenido la primera nota sobre el crimen del empresario rioturbiense y lo que se ha generado alrededor de nuestra publicación, como Director Periodístico de este medio y en nombre de la empresa a la que pertenezco, quiero expresar:

1º Entendemos perfectamente el dolor de la familia y nos solidarizamos sobradamente con el sufrimiento que deben estar transitando su esposa, padres, hermanos e hijos. No somos ignorantes de la situación crítica por la que atraviesan en estas horas de profundo dolor espiritual, pero lejos está de nuestra parte, transformar este delicado caso, en un circo mediático o propender a una actitud amarillista desde nuestro portal, toda vez que hemos abordado la crónica con absoluta rigurosidad y respeto.

2º Entendemos el padecimiento de aquellos que al leer la crónica, rememoran momentos de incalculable dolor y hasta podemos entender algunos exabruptos circunstanciales que han generado críticas hacia nosotros, especialmente opinando si es o no necesario contar lo sucedido o silenciar los detalles. Esto es una consecuencia directa de cómo cada uno asumimos nuestras responsabilidades ante el otro y el compromiso que tenemos para informar.

3º No compartimos ni aceptamos que se juzgue nuestro trabajo como indecoroso, tendencioso, sensacionalista y morboso, porque cada línea, cada párrafo y cada detalle de la crónica, está absolutamente ceñida a los sucesos y lo sucedido, aunque doloroso y trágico, es parte de la vida y la realidad que, lamentablemente, en esta oportunidad (porque mañana no sabemos a quién de nosotros le tocará), hoy le tocó transitar a la familia Moussou.

4º De parte de personas de la familia o allegados a la familia (presumimos, porque el anonimato no permite definirlo con certeza) se han enviado posteos al pie de la nota, tratando de descalificarnos y pretender que “hacemos un negocio” de esta tragedia, cosa que, además de ser una chicana barata, es repudiable en la génesis misma del pensamiento de quien lo propone y porque nuestra honestidad intelectual no va a ser puesta en duda sin recibir una respuesta, de parte de quienes (como nosotros) no vivimos del Estado, no respondemos a ningún sector político ni económico, ni somos parte de una confabulación para desprestigiar a nadie, ni tenemos la mínima intención de perjudicar a ningún ciudadano. Solo hacemos nuestro trabajo y tratamos de hacerlo bien, de manera transparente y cumpliendo las bases que nos autoimpusimos cuando generamos este espacio periodístico: decir la verdad, contar todo lo que ocurra y generar el debate.

5º También desde un sector que presume ser cercano a los imputados por el crimen, nos han llegado veladas amenazas, de que “si no la cortamos vamos a tener consecuencias”. Bien, en este caso nosotros contestamos con más información, mayores detalles y les prometemos seguir este caso hasta las últimas consecuencias; detallar cada nombre y apellido que vaya apareciendo y publicar cada conexión que tenga como derivación este brutal caso, donde nada parece explicar un ataque demencial de estas características, solo argumentado en el hecho de robar. Esto que es una opinión subjetiva, es una promesa de que seguiremos trabajando para conocer cada detalle e informarlo. Si esos anónimos, tienen tanto interés en que “la cortemos”, les decimos que solo tienen que venir a vernos; los estaremos esperando y tal vez podamos convencerlos de que están equivocados amenazando desde las sombras, porque, al menos con nosotros, ese no es el camino.

6º Finalmente, queremos señalar que así como otra prensa oculta, suaviza, se contrae, no da nombres, practica la autocensura y se encapsula, pretendiendo con eso, practicar una “prensa objetiva”, cuando en realidad es cobardía conceptual o prácticas encubridoras, nosotros somos frontales y sinceros a la hora de informar. Vamos con los apellidos y los hechos como son, porque consideramos que el lector debe enterarse de toda la verdad y no de la realidad recortada que editan algunos. A veces la verdad de los hechos es brutal, pero nuestra pregunta es ¿Hay algo más despiadado que masacrar a una familia a sangre fría? ¿No es necesario que cada vecino lea, interprete y asuma los peligros a los que se expone, para administrar su seguridad, ya que el estado se encuentra ausente? ¿No es imprescindible que la comunidad conozca los hechos tal cual sucedieron, para dar respuesta claras y contundentes, cada vez que piden protección, seguridad o justicia?. Y para terminar, creemos que humildemente estamos contribuyendo a que se conozca la verdad de lo ocurrido, para que la sociedad active sus defensas, depurando naturalmente a quienes, como estos delincuentes que mataron y robaron, llegan sin que nadie se preocupe en preguntar de dónde son, de dónde vienen y qué vienen a hacer.

R.L.
Redacción OPI

Dejar un comentario



Mostrando 21 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Perro verde dice:

    Impresionante, lo que relata el diario. Unos hijos de puta de aquellos no?
    Bien OPI ahí por darle maza a estos hdp y che, los diarios de acá no hablan de esto ¿que pasa? están comprados por la merca????

  2. COLO dice:

    QUE BASURA DE GENTE Y ENCIMA SON TRAIDOS ACA A TURBIO PRO UNA CONCECJAL. QUE HABLEN DE ESO TAMBIEN CO-RRUP-TOS

  3. Pablo C dice:

    PENA DE MUERTE para estos dos animales. Pero hay que tener en cuenta que estos no aparecieron solos aquí en Turbio eh? que le pregunten al “Chelo” quien los trajo mmmmm….. investiguen OPIIIIIII

  4. DOCENTE dice:

    PENA DE MUERTE A LOS ASESINOS DE LUCAS Y PARA TODOS AQUELLOS QUE SE LLEVARON UNA PERSONA AL CIELO, EL PUEBLO LOS CONDENA TODA LA VIDA OJO POR OJO DIENTE POR DIENTE.

  5. daniel dice:

    exelente nota. estaria bueno que publiquen los rostros de estos dos asecinos. en una tercera parte.

  6. Pedroq dice:

    Excelente nota, muy objetiva por cierto y para nada amarillista. Sin Justicia, prevención, policías eficientes y no corruptas, políticas claras y contundentes de identificación de personas, y políticos que no miren para otro lado y solo observen como crece el contenido de sus bolsillos, marginales como estos tienen el campo hecho orégano

  7. Poco viejo dice:

    Lei l aprimera nota y lei esta y me parece horroso lo que se cuenta y no entiendo como en Río Turbio no se toman medidas en serio contra la gente que viene de afuera. En YCRT, en la usina en todos lados se abrió un montón de lugares donde cualquiera viene se prenseta y agarra labro y ahora vemos estas cosas. Cinco tipos de afuera criminales ¿Como puede ser? Aviso para el gobernador y el intendente….

  8. AMASIJO dice:

    VAMOS A VER QUE HACE LA JUSTICIA PORQUE HASTA ACA VA TODO BIEN PERO NO SEA COSA QUE ESTOS ASESINOS AHORA POR INEPTITUD DE LOS JUECES O DE LOS ABOGADOS QUEDEN LIBRES, SE VAYAN A SUS PROVINCIAS Y CHAU A OTRA COSA, MIENTRAS EN SANTA CRUZ DESTROZARON UNA FAMILIA. UNA VERGUENZA
    GRACIAS OPI POR ESTA DESCRIPCION DESCARNADA ¡¡¡JUS-TI-CIAAAAAA!!!!

  9. Veronica dice:

    Un bajón TRISTEZA ABSOLUTA,,,, POBRE PIBE yo no conocía bien este horror, ahora pido cadena perpetua para todos estos dos y la mina hdp y que los echen del pueblo junto con sus familias. A ver el intendente que hace porque me imagino que la gente le ira a reclamar por seguridad no? Bueno es hora que Mazu ponga los huevos en la mesa, deje de darse con la urna como dijo la preso y eche a esta lacra de Río Turbio
    vermos que pasa
    Pero me suena raro todo esto ¿No hay algo mas che?

  10. ROMINA dice:

    Averiguen OPi donde labraban estos es el mismo lugar donde labraba el loco del martillo. Vaaaaaamoooooooosssssssss todos nos conocemos ehhhhhh??

  11. claudia dice:

    El tal Bernaus había robado un celular en Natales y lo habían agarrado los carabineros, parece que allá también solo fijan domicilio los delincuentes

    http://www.natalespatagonia.cl/web/index.php?option=com_content&view=article&id=2257:singular-historia-de-robo-de-celular&catid=81:nacionales&Itemid=518

  12. Elio Cz dice:

    Triste lo ocurrido en Turbio, nunca pensé que el pueblo se viviera este tipo de acontecimientos, no se si la sociedad esta cambiando o son los tiempos actuales en los que estamos viviendo, recuerdo cuando era un pueblo tranquilo en donde nos conocíamos todos y se vivía con total tranquilidad, espero que se haga justicia y cumplan su condena como debe ser. Mucha Fuerza a la familia!

  13. capipe dice:

    Bien OPI: Los preocupados deben ser aquellos a los que se les complicarían las cosas si la investigación sigue su curso, ya que según me contó gente de RT esta sigue. No es ética la situación de los dueños de la estación de servicio, donde estaban empleados (especialmente si se es Pres. del Con. Deliberante) No se piden antecedentes? Cert. de buena conducta? Para que, si me dicen que un gomero que trabajaba allí, que murió en un accidente de automóvil, era un preso con salidas para trabajar. Así están las cosas….

  14. Cordobés dice:

    Pablo Bernaus estuvo preso 8 años en Córdoba, por haber asesinado a uno de sus clientes [ya que era un conocido taxi boy adolescente por aquellos años].
    AVERIGUEN porque tiene que haber una base de datos donde digan que estuvo preso ya, por un homicidio anterior.

  15. 28 dice:

    ESTOS HIJOS DE PUTA TIENEN QUE PAGAR NO MERECEN VIVIR…
    YO NOSE SI ES EL MISMO PERO EN CHILE YA TENDRIA UNA CAUSA ESTA RATA

    Singular historia de robo de celular
    LUNES, 30 DE JULIO DE 2012 19:00 ALFREDO FERNANDEZ E-mail Imprimir PDF
    alt
    Cámaras de seguridad de JL Computación, registraron la acción de un sujeto de nacionalidad argentina, cuando sustraía un equipo celular desde las vitrinas de este local comercial.

    La historia comenzó a gestarse alrededor de las 4 de la tarde del sábado último cuando una pareja y un niño ingresan al local de venta de equipos e insumos computacionales y celulares, ubicado en Bulnes 579.

    La dama solicita a una de las dependientes que le cargaran un celular y lo pasaría a buscar un rato después, a lo que se accedió. Mientras la mujer y la dependiente conversaban, el acompañante de la primera, identificado como Pablo Javier Bernaus, 31 años, argentino, procedió a sustraer una caja Sony Movistar conteniendo equipo celular valorado en alrededor de cien mil pesos, y que se encontraba en la vitrina.

    Una de las dependientes al observar la vitrina extraña que falte uno de los equipos que recién había puesto en exhibición, por lo que llamó al administrador del recinto, José Rodrigo Villegas. Este revisó la filmación de la cámara interna de seguridad, donde se aprecia claramente como el argentino sustraía el equipo.

    Inmediatamente denuncia el hecho por vía telefónica a Carabineros, constituyéndose enseguida una patrulla en el lugar. Tras la revisión del video, reaparece la dama que encargó la carga de su celular, identificada como Verónica Saavedra, instante en que el personal policial le consulta acerca de su acompañante, señalando ésta que le esperaba en el auto estacionado frente al Banco de Chile, a pocos metros de allí

    Carabineros se acerca entonces al móvil, hizo el control de identidad e interrogó a Bernaus, quien negó tuviera que ver algo con la desaparición de un celular. No obstante, al hacer un registro del vehículo, los policías encontraron un envase sin abrir que contenía el equipo. Al enterarse de la filmación el argentino no tuvo otra alternativa que confesar su ilícito, tras lo cual fue detenido.

    Posteriormente y luego de fijar domicilio en Puerto Natales,, el Ministerio Público lo dejó en libertad con citación a audiencia en la Fiscalía para responder por su acto reñido con la ley.

  16. NYC dice:

    Catamarqueño, jujeño, cordobés…. Traídos a la Provincia por políticos irresponsables… En busca de votos para las elecciones…
    No tienen oficio, ni una profesión, pero si ANTECEDENTES POLICiALES…
    En este caso particular en una de esas los jueces garantistas los condenaran…. Pero seguramente de la mano de algún otro juez garantista
    en pocos años saldrán el libertad para seguir robando y matando….., en fin por más condena que les den , todo va a seguir igual

  17. CIUDADANA dice:

    TENGO QUE POSTEAR EN ESTA PÁGINA PORQUE EN TIEMPO NO PUEDO, LA NOTA DE HOY DICE QUE TRABAJAN CON SERIEDAD Y RESPONSABILIDAD CONTRA EL NARCOTRÁFICO, ME SIENTO TAN ENGAÑADA, TRATADA COMO IGNORANTE, ASI CON ESE MJE IRRISORIO, SIEMPRE CAEN EN CASAS PRECARIAS, GENTE HUMILDE E IGNORANTE, QUE SEGURAMENTE ESTAN METIDOS EN LA DROGA, PERO NO CREO QUE CON LA POBREZA EN QUE VIVEN SEAN LOS QUE REPARTEN LA MISMA, ESOS SON UNOS POBRES PEREJILES SEGURAMENTE QUE PRIMERO LE DAN Y DESPUES QUE ESTAN ENFERMOS LOS UTILIZAN PARA QUE VENDAN A LOS PIBES, POR ESO TANTO ROBO, TANTA INSEGURIDAD, PORQUE UNA VEZ ENFERMOS NO PUEDEN MANEJARSE, Y QUE DICEN DE LOS GRANDES PROVEEDORES QUE SEGURAMENTE ESTAN EN CONOCIMIENTO DE TODO POR TANTOS COMENTARIOS, POR TANTAS MUERTES NO ACLARADAS, Y SEGUIMOS CON EL VERSO, DESDE CUANDO EMPEZO TANTA DESIDIA, TANTO ALCOHOLO Y DROGA EN LA PCIA?? PIENSEN DESDE CUANDO???, PERALTA ANDA A VERSEAR A OTROS QUE COMO YO SOMOS MUCHOS QUE NO CREEMOS NADA DEL GOBIERNO K DEL CUAL SOS PARTÍCIPE SI O SI. DIOS HARA JUSTICIA DE LA MALDAD DE TODOS ESTOS FUNCIOANRIOS CORRUPTOS. QUE CAIGA LA JUSTICIA DIVINA POR CADA UNO QUE ES CÓMPLICE CON SU SILENCIO.

  18. Pulga dice:

    estos tipos no vinieron solos a santa cruz averigüen porque LOS TRAJERON. Quienes y para que, descueran y se van a sorprender
    van a veeerrrrrr que coss se encubren

  19. Apestoso dice:

    UN asco y donde esta la policía?? donde esta el intendente??’ porque una concejal ocupa mano de obra en negro trayendo a delincuentes de otras provincias??? empecemos por reconocer nuestros propios kilombos porque sinos fácil, le echan la culpa a OPi porque publica lo que ocurrió y nadie se mira el ombligo, Pueblod e mierda no???

  20. Cuello corto dice:

    Pobre muchacho pero lo peor es el silencio del pueblo. Tienen que esta haciendo marchas y puteado al intendente que deja entrar a cualquiera y lo peor, que no controla a quien traen a trabajar a Turbiom¿O es cómplice el bolado de Mazu???

  21. Sr Director de OPI,sepa que apoyo incondicionalmente su trabajo de informar en forma independiente (nadie mas frontal y sincero que yo), aplaudo de pie su coraje frente a los cobardes que los amenazan en forma anonima, y cuento con Uds. para que sigan informando el caso de mi hermano, ya que habran notado que todoooo es minimamente raro!! No salio en medios nacionales (tal vez porque es la provincia de los K), no encontraron el arma, y se investiga poco!!!! Solo le ruego que sea un poco mas leve a la hora de describir ya que resulto terriblemente doloroso su relato. Me disculpo por los exabrutos del momento, creo que el dolor eterno de la verdad vencio mis fuerzas…

Publicidad

OPI Video