Publicado el: 30, Abr, 2014

Dios nos libre de dos idiotas como éstos. Fiscales K califican al Código Penal de “sexista, clasista y oligárquico”


El Fiscal de Casación Javier De Lucca - Foto: Infobae
30/04 – 10:00 – El diario Infobae, reproduce hoy una nota, al menos preocupante; porque es la opinión de dos Fiscales, que se supone, como hombres de Derecho, debieran estar compenetrado en las leyes que están hechas para poner orden y salvaguardar, entre otras cosas, el derecho de las personas a la vida y la propiedad y establecer una punición para quienes la eluden. Estos dos verdaderos energúmenos de la Justicia, demuestran porqué estamos como estamos en materia de inseguridad y de descomposición social en la Argentina contemporánea. (Por: Rubén Lasagno)

Debo confesar que al leer esta mañana la nota del diario Infobae, que a continuación transcribiré textual, porque sintetizarla es un desperdicio, sentí una bronca superlativa, en un primer momento y luego, como conocedor y crítico permanente del doble estándar del kirchnerismo, de la doble moralidad (o inmoralidad, según se interprete) y del maniqueísmo político y conceptual en el que están inmerso todos los que concursan sus ideas dentro de este espacio político que no se sabe puntualmente qué es, de qué está hecho y hacia dónde va (excepto que en camino de llenar la billetera propia y de sus amigos), logré acomodar mis ideas e intenté reflexionar y dedicarme a construir un pensamiento positivo, de estos dos estúpidos funcionarios judiciales que por estas horas debieran estar destituidos de su cargo y juzgados por apología al crimen. Pero estamos en Argentina y sus pares nos gobiernan.

Quiero que el lector no se pierda ni un solo párrafo de esta nota de Infobae, porque son “ideas y opiniones” que, salidas de la boca de cualquiera de nosotros, tendría un valor relativo, pero dicho por quienes tienen en sus manos la aplicación de la ley y debieran velar por la defensa de nuestros derechos, infunde miedo y desesperanza, porque en realidad, uno ve que perderemos la República, que con adefesios jurídicos de este tipo, dejaremos de ser una sociedad y finalmente, lo que es un pensamiento totalmente personal, creo que en el fondo, esta gente (lamentablemente Fiscales) son delincuentes reprimidos, cuya vocación tal vez no sea el Derecho y renieguen de lo que son y tienen, porque en realidad, quisieran estar del otro lado del mostrador.

El Fiscal General Alejandro Alagia - Foto: Infobae

También es importante que el lector repase minuciosamente esta nota de Infobae, porque le va ayudar a comprender que la inseguridad, mientras este gobierno siga su curso o sus arlequines como Scioli y vaya a saber quién, pululen por ahí con ganas de gobernar, nunca va a terminar y la destrucción de los valores básicos, es la meta. Fíjese el lector cómo estos dos estúpidos del Derecho, propenden a sostener el delito como medio de vida, cómo avivan el concepto del “viva la joda” que tan bien fomenta Zafaronni, el erudito Juez de la Corte Suprema, un garantista dueño de burdeles y riqueza insospechada.

Mientras estos “desordenadores sociales seriales”, hablan como si supieran, el gobierno nacional le hace sumar millas a Berni, para hacernos creer que hace algo por la inseguridad, un fenómeno que ha crecido exponencialmente en la última década, producto de tipejos que piensan como estos dos nardhental del Derecho, quienes creen que haciéndose los “Progres”, nos llevan a una fórmula ideal donde el asesino, el chorro y el corrupto, se apropie del país y los decentes deban vivir encerrados en sus casas, como ha comenzado a suceder ya en la Argentina.

Alejandro Alagia y Javier de Luca, fiscal general y fiscal de Casación respectivamente, que de ellos se trata, seguramente utilizan a diario una piara de fornidos guardaespaldas para que los protejan a ellos y sus familias, mientras escriben y opinan libremente sobre algo que ignoran: la inseguridad y la justicia. Es de desear que estos paradigmas de la violencia social sufran algún día en carne propia o en quienes más quieren, el desgarrador infierno en que criminales de toda laya, sumen día a día a familias argentinas a las cuales destrozan, por el solo hecho de matar con alevosía e impunidad. Tal vez ahí, estos energúmenos del Derecho, puedan comprender el verdadero peligro de sus palabras, que seguramente, se condicen con el accionar aberrante de sus decisiones jurídicas, defendiendo a la lacra social y dejándonos a los hombres decentes con la pena de muerte sobre nuestras cabezas. Y después, tenemos que escuchar a los kirchneristas, hablando de inseguridad… o como dirían en el barrio: a estos dos boludos importantes.

La nota de Infobae

En la Feria del Libro llamaron “conflictos sociales” a los delitos, minimizaron el daño a la vida y a la propiedad y afirmaron que “el castigo es una solución irracional”. Defendieron la reforma que impulsa el Frente para la Victoria

Alejandro Alagia y Javier de Luca, fiscal general y fiscal de Casación respectivamente, expusieron la filosofía que inspira el anteproyecto para la sanción de un nuevo Código Penal, que impulsa el Gobierno y que fue redactado por una comisión presidida por el juez de la Suprema Corte, Raúl Zaffaroni.
Según estos fiscales, quienes critican el anteproyecto promueven “un modelo social excluyente” que deja afuera “a millones de personas”.

El Código Penal, dicen, debe servir antes que nada, no para castigar a quien infringe la ley, sino para proteger al ciudadano del poder punitivo del Estado. “El anteproyecto da seguridad ante la posibilidad infinita de que alguien me castigue por cualquier cosa”, dijo por ejemplo De Luca.

Y Alagia destacó que lo positivo es que este proyecto es “una declaración de desconfianza”; (hacia las penas).

La charla, organizada por Ediciones Infojus en el marco de la Feria del Libro, fue una curiosa exposición de descreimiento en el derecho penal por parte de quienes deben aplicarlo.

“Cuando se habla de seguridad, se habla de seguridad para pocos y para pocas cosas”, denunció De Luca. Y aclaró que esa concepción -que él considera reduccionista- de la seguridad, se refiere “esencialmente a los conflictos sociales (sic) que tienen que ver con daños a la integridad corporal” y “a la propiedad”.

Nótese que, además de minimizar el valor de la vida humana y de la propiedad, llama “conflicto social” al delito, lo que en cierta forma lo legitima.

Luego de presentarse como “garantistas” y miembros de “Justicia Legítima, un espacio de democratización de uno de los poderes del gobierno” (sic, por Estado), el fiscal Aliaga explicó por qué le parece necesario un nuevo código.

Misoginia del Código Penal

“Creemos que es la oportunidad de disputar una determinada economía del castigo, una cultura punitiva, porque el código vigente es un código conservador, producto de una cultura oligárquica. Rodolfo Moreno [N.de la R: su redactor] fue fundador del Partido Conservador de la provincia de Buenos Aires, aunque el código se sancionó en 1921, durante el gobierno de Yrigoyen. Moreno, y otros que tuvieron influencia en la sanción de ese instrumento legal, pertenecían a una cultura totalmente diferente a la de los últimos 30 años”.

Sin temor al anacronismo, siguió diciendo: “Ninguno de ellos era profundamente democrático: creían que la sociedad debía estar jerarquizada entre los que mandan y los que obedecen, entre los que saben y los que no saben. Favorecían una cultura de elite, profundamente antidemocrática (…), la cultura del positivismo y de la oligarquía (que) identificaba al delito con la pobreza, los problemas sociales con la degeneración racista. No solamente era un código fuertemente influenciado por el racismo sino con un neto contenido misógino: era sexista, racista, clasista”.

Como ya no es representativo de nuestra época, se “hace necesario que un nuevo código penal para el país esté vinculado a un programa constitucional y de derechos humanos”, señaló Alagia.

Aseguró que el nuevo código “no es amigo del delincuente”. “Todos los códigos penales son conservadores, éste no es la excepción”, dijo. Para Alagia, el nuevo código no tiene más remedio que castigar los delitos que inventan los medios. Así lo dijo: “Es tan severo (este código) como el anterior, en el sentido de fijar penas altas para los delitos que son estereotipados en los medios de comunicación como los únicos delitos imaginados que causan esa sensación de malestar en la población”.

Sin embargo, destacó como positivo que éste sea “uno de los primeros códigos cuya exposición de motivos es una declaración de desconfianza [al castigo], un código que no le hace propaganda al castigo (porque) cuando la política de un país quiere recostarse sobre el castigo, sobre la pena para resolver los problemas cotidianos, ése siempre fue el camino que ha tomado el fascismo y los gobiernos reaccionarios”.

Un fiscal que llama “conflictos sociales” a los delitos

Javier de Luca inició su exposición debatiendo el concepto de seguridad. “La seguridad en democracia es también seguridad frente a las autoridades, frente al accionar policial; el primer problema es quién controla al controlador”.

También afirmó que “cuando se habla de seguridad”, es “para pocos y para pocas cosas”. “Esencialmente –aclaró- los conflictos sociales que tienen que ver con daños a la integridad corporal y a la integridad física; con lo físico y con la propiedad. Es a esa inseguridad a la que se pretende oponer un combate, es decir, luchar contra la inseguridad es equivalente a dotar de seguridad y este binomio es falso”.

Para De Luca, la seguridad “se provee con seguridad jurídica, seguridad económica, seguridad laboral, pleno empleo, oportunidades de tipo económico, sociales, culturales, etcétera; no necesariamente combatiendo la inseguridad”.

Criticó que para combatir la inseguridad siempre se apele “al castigo, al mal, al derecho penal, al poder punitivo”; haciendo una curiosa asociación entre las penas que derivan de las leyes y el “mal”.

Para ilustrar mejor su crítica apeló a un raro ejemplo: “Recién la señora del 5º piso acaba de cometer un delito mientras regaba sus plantas –dijo, señalando a la ventana-, dañando toda la mampostería de los departamentos de abajo”.

Dijo que se podía interpretar que no había daño por la insignificancia, pero que en realidad un hecho así no se castiga porque “el juez también riega las plantas de esa manera”.

“Es decir, cuando hablamos de seguridad o de criminalidad hablamos de criminalidad para pocos, para gente que realiza conductas que no son las conductas que ordinariamente, todos los días, realizan los jueces o los fiscales, no es la criminalidad para uno, para gente como uno”, se explayó.

La traducción sería que, como todo el mundo moja la mampostería al regar, eso no es delito, pero sí lo son las cosas que no hace todo el mundo todo el tiempo: como robar o matar. Eso sería “criminalidad para pocos”.

“El castigo es irracional, es una trampa”

“Aquí aparece la falacia del combate contra la inseguridad”, siguió diciendo el fiscal: pretender que el derecho penal “sirva como un conformador social, como un sistema de legitimación de un estado de cosas, pero el problema es que ese estado de cosas no es justo, no es igualitario”.

Esa frase expone el núcleo de la concepción abolicionista: no se puede castigar el delito porque lo que lo provoca y por lo tanto lo justifica es una injusticia social de base.

A continuación, De Luca se dedicó a criticar a quienes objetan esta reforma: “El modelo de sociedad que proponen generalmente los voceros de la lucha contra la inseguridad es un modelo social excluyente de un montón de sectores sociales, que deja afuera del juego a millones de personas”.

“Nuestra concepción no es abolicionista porque no conocemos una solución distinta en el momento que nos ha tocado vivir”, lamentó.

“Voy a tener con este Código Penal -agregó- la seguridad de que no me van a pegar un palo en la cabeza por haber hecho algo que no está en ese código”. Eso es lo principal para él. Lo demás -la seguridad de las personas frente al delito- es secundario, como lo deja entrever en esta frase: “Después, lo que pasa en la realidad es un asunto mucho más complejo que no tiene solución por vía de un código penal”.

“Entonces, que salga una persona a decir ‘el que las hace las paga o las debe pagar’ es bastante fuerte para nosotros desde el punto de vista de la mediocridad argumental. Porque hace 30 años estamos viendo que el que las hace nunca las paga”, concluyó, exponiendo crudamente su ausencia de fe en el derecho penal.

“El desafío y la audacia de este proyecto –concluyó por su parte Alejandro Alagia- es discutir un código penal sin hacerle propaganda al castigo, planteando que el castigo es una solución irracional, una trampa”. (Infobae/OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 21 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Gabriela dice:

    Lamento la descalificación hacia estos dos notables juristas, ello habla del desconocimiento (supongo no intencionado) de quienes los critican. Son dos notables docentes de la Universidad de Buenos Aires, autores de notable bibliografía en la materia, gente que sabe de lo que habla. En vez de criticarlos en una nota, creo que debería asistir a alguna de las charlas que dan en el Pais o en el Mundo y debatir ideas con ellos. Creo que si tratamos así a las personas que saben, que estudiaron en las Universidades Públicas y se especializaron en el conocimiento, a los cintíficos del Derecho y de los problemas sociales, nada bueno puede venir. Creo que la mano dura que se propone no es inocente, es claramente una estrategia política que le miente a la gente vendiendoles soluciones mágicas que no existen y que no se ocupan de los verdaderos orígenes de la inseguridad que se denuncia. La descalifiación de dos conocedores no les da más derecho, sino que demuestra la falta de ideas claras para debatir.

    • admin dice:

      Gabriela:: creo que con esta costumbre de anteponer los laureles,supuestamente obtenidos en el campo académico, a la realidad y que ello implique tolerar de cualquiera cualquier cosa, es un error bien argentino. Estas personas, mi estimada lectora, no son ud o yo, sino que tienen la responsabilidad de accionar sobre los bienes y la libertad de las personas, son responsables de impartir justicia, no de hacer apología del crimen. Ser garantiste no es esto. Como ocurre en todos los órdenes del kirchnerismo, las palabra y los conceptos fluctúan según su propia conveniencia y el “garantismo” es una cosa (peyorativamente significa una actitud de convalidar cualquier acción delictiva en beneficio del acusado) y las “garantías” son otra cosa. Estoy totalmente de acuerdo que a un delincuente se le garantice un proceso justo, con jueces imparciales y las cárceles no deban ser depósitos de criminales, de donde salen peor que lo que entraron, pero pasarse al otro lado sin grises en el medio, es tan peligroso como la mano dura de la que ud habla. Por otro lado ¿De qué mano dura habla? si hace una década que estamos inmersos en la puerta giratoria de la justicia y la abolición formal de la policía como autoridad de control y represión. Quienes sostienen la teoría de que “este modelo de justicia” fracasó y quieren pasar al vale todo, es porque no han sufrido en carne propia la muerte de un hijo o de un padre, hermano desposa/esposo. Estos dos sujetos, son inimitables y si hubiera organismos de control judicial como corresponde, estas dos personas deberían ser apartadas de sus funciones y procesadas por apología del crimen. ¿De qué mano dura hablan, cuando dicen que la mano dura no ha dado resultado? ¿Ud cree que lo que impera en Argentina es mano dura?. Evidentemente desconoce la política de seguridad de los países más avanzados del mundo. La inseguridad creciente en Argentina y el narcotráfico, es producto de estas políticas que proponen personas como estos dos fiscales politizados y consecuentes con el discurso cool de parecer progre, en un país que se desangra producto de la criminalidad, la impunidad y la corrupción. Finalmente, creo sí, que a quienes delinquen, tanto en la sociedad como desde el Estado, no les conviene un país normado, un país con leyes que se cumplan, con cárceles que contengan y con autoridades que penalicen. Más que buscar la razón en los libros que se escriben sentados en un escritorio, dejando volar la imaginación de lo que debe ser y no de lo que en realidad es, Fiscales y jueces deberían estar buscando las formas más justas de cuidarnos a los ciudadanos que les pagamos los sueldos y alimentamos a sus familias, en vez de pensar como los delincuentes. Esto no es ser “progre”, es ser cómplice. Saludos

    • JUAN dice:

      no puedo creer q ademas son profesores universitarios??? pobres jovenes abogados….!!POBRE PATRIA MIA.!!!

    • gorila dice:

      Gabriela, espero que vos no seas alguna de los miles de personas que estan sufriendo en carne propia la delincuencia (reza mucho que te va a hacer falta)Dios te bendiga y te siga protegiendo.

  2. Roberto dice:

    Comparto con Gabriela, totalmente. Hay que rechazar la descalificación y buscar argumentos y fundamento científicos en las opiniones, ver la seriedad de la misma. Creo que este tipo de debates son muy buenos, hay que levantar el nivel del debate. Los pergaminos de estos dos Funcionarios no son un adorno ni una excusa, por algo están, por algún motivo esto s dos Funcionarios son Juristas que entre otras actividades participan en la evaluación de jueces de todo el país. En efecto, ellos son convocados por diferentes Concejos de la Magistratura para evaluar la aptitud de los candidatos a ser jueces, fiscales etc. Son docentes de Posgrados etc, eso al menos tendría que servir para preguntarnos por que dicen lo que dicen. ADM introduce varias afirmaciones que son fácilmente rebatibles en un debate mas extenso, hace afirmaciones sobre otros países del mundo, pero solo el conocimiento científico puede respadar, con prueba científica en el campo de la experiencia, sus afirmaciones. Esta gente no escribe libros imaginando cosas en su escritorio, no son teoricos, son personas que conocen la realidad bien de cerca, con datos estadísticos del Pais y del mundo. Siempre se pone de ejemplo a Estados Unidos, pero ese es el país con mayor inseguridad, con mayor cantidad de presos, con mayor cantidad de narcotráfico y es el único país que no firmo ningún Tratado de Derechos Humanos, por eso no respeta las garantías minimas y admite la tortura en Guantanamo. Eso es lo que queremos para nuestro país?. Ojo donde ponemos la mirada. En Noruega por ejemplo, hace unos anios el joven Anders Behring Breivik mato 77 personas con una ametralladora, se le dio la posibilidad de un juicio justo, las familias nunca pidieron venganza, incluso en el juicio se le brindo la posibilidad de que este asesino hablara durante una hora a favor de Hitler, reivindicando su acto homicida y la discriminación a inmigrantes. Se lo condeno finalmente a 21 anios de prisión, esperando su rehabilitación. Ver (http://cnnespanol.cnn.com/2012/08/24/anders-breivik-el-asesino-de-noruega-es-condenado-a-21-anos-de-prision/). Que hubiera pasado aca si se lo condenaba a esa pena?. Creo que vivimos en un país con libertad de expresión, todos podemos opinar, pero si queremos solucionar nuestros problemas tenemos que escuchar a la gente que sabe y conoce de ellos. No ganamos nada con calificar a estos fiscales de K cuando tienen una trayectoria de mas de treinta anios. Creo que el conocmiento que puede tener una persona que se capacito, que conoce la realidad, debe pesar mucho mas que la opinión de un periodista o de Juan J. Capanella, precisamente porque es un experto. La argentinidad al palo de la Bersuit es un tema en donde se ilustra sobre esta característica. Por ejemplo, todo el mundo sostiene que los delitos los cometen los ninios, los menores, sin embargo nadie aporta estadísticas, números concretos, solo los que tienen conocimiento científico cuentan con estos datos, se preocupan en buscarlos. La persona común tiene sentido común y posiblemente crea esta afirmación, pero el conocmiento científico es un conocimiento mas elevado que el conocimiento común, por eso tenemos que prestar atención. De esta forma, veremos en cualquier juzgado del país, que SOLO EL 3 AL 8 % DE LOS DELITOS SON COMETIDOS POR MENORES DE 18 ANIOS DE EDAD. Vayan y averiguen cuantas causas penales se tramitan por mes un Juzgado del menor en Rio Gallegos por ejemplo y compárenla con la cantidad de causas que entran en un juzgado de instrucción para delitos cometidos con adultos. Sin embargo, todo el mundo, el ciudadano medio, cree que los delitos los cometen los menores y esto no es asi. Que tiene que hacer un Fiscal que conoce esta información? Negarla para quedar bien.

  3. Sergio dice:

    Bien Gabriela. No se para que todo el mundo quiere o pide mas educacion para la sociedad si cuando estudias, cuando terminas la secundaria, te recibis de abogado, haces posgrados, te entrevistas con miles de victimas, investigas un montos de casos penales, visitas las carceles, te entrevistas con cientos de presos, con cientos de profesionales, haces tus propias estadisticas, te capcacitas, debatis todo el tiempo, te convertis en docente, en investigador del Conicet, escribis obras notables, llevas a juicio a gente pesada y trabajas para que se los juzgue, en fin, construis una carrera en base a la eduacion para que venga una persona comun, sin capacitacion para opinar sobre estos temas y descalificarte sin conocer minimamente tu trayectoria. Parece que no queremos escuchar a los que se educaron, parece que como sociedad no queremos ver la realidad, queremos respuestas irreales. No pidamos mas eduacion, porque cuando alguien se educa llega a conocer, al saber empirico, llega a algunas verdades que el resto de la sociedad no quiere ver.

    • admin dice:

      Sergio:: es notable la segmentación que hace sobre el nivel de educación (que no es el mismo que el de instrucción) de la sociedad, poniendo por encima a quienes , como llamó Gabriela “NOTABLES JURISTAS” (¿?), como si todos fuéramos ignorantes y existiese una casta suprema de pensadores, que acumulan papelitos en las paredes, pero no bajan a la realidad cotidiana. Es una pena que nadie trate de cambiar este paradigma, con buenas intenciones y proyectos serios. estamos inmersos en la mentira y tipos como estos nos llevan a la desesperanza y claro está, a la injusticia (ergo: inseguridad, impunidad, corrupción). Mientras sigamos pensando que un título compra el saber, estamos fritos. Mientras sigamos pensando que los culturosos, en medio de una sociedad revuelta, merecen ser tenidos en cuenta, estamos re-fritos. Mientras no hablen nuestros actos, por encima de las palabras, seguiremos siendo de cuarta y si a eso le agregamos que ocupamos un puesto público, la cosa se agrava más. Esta gente, insisto NO VIVE LA REALIDAD, son exégetas de los Zafaroni, otro que escribiendo es una luminaria y en la práctica está abrochado con cuanta sospecha anda suelta por incompatibilidad, negocios con la prostitución y otras yerbas. Estos dos, más que “NOTABLES JURISTAS” me suenan a operadores K que se transforman en cagatintas del Derecho, para seguirle la corriente a un gobierno insano, que utiliza a estos “Notables”, como otros notables de nombre Oyarbide,Lozada (y sigue la lista) para ocultar la mugre bajo la alfombra. En cuanto a cómo llegan ahí… bueno, desde nuestro espacio tenemos sobradas pruebas de como llegan a jueces y fiscales en muchos casos y debo decirle que no es la mejor, ni por mérito. En general (y más aún durante este gobierno) a dedo y por acomodo, abogados que hasta ayer llevaban expedientes a Tribunales para hacerlos sellar, hoy ocupa un cargo de Juez Federal subrogando al titular. En fin, no quiero seguir esta discusión porque claro está que no nos vamos a poner de acuerdo.
      Ah!, pero si tanto le preocupan los diplomas, quien esto escribe tiene dos carreras universitarias y una de ellas en Comunicación Social. Por eso me gusta plantear el debate serio y despojado de los límites ideológicos que a veces impone el kirhncerismo el cual les hace creer a su militancia que están haciendo la revolución y como estos dos fiscales, hacen un verdadero ridículo.
      Me gusta plantear el debate serio, aunque sea fuerte, pero sabe una cosa?, si Ud postea como Sergio y Roberto, para diversificar su misma opinión, no es serio. Deje que otro opine para apoyar a Gabriela. Saludos.

  4. Pololo dice:

    Que tu si sea “si”, que tu no sea “no”, porque lo que es más de esto, de mal procede…
    Claras palabras que nos describen lo que se viene…

  5. CONNIE dice:

    COINCIDO CON EL EDITOR, ESTOS SON DOS VIEJOS BOLUDOS QUE LOS MANDAN A DEFENDER LO INDEFENDIBLE Y ENCIMA HAY OTROS BOLUDOS QUE LOS JUSTIFICAN… EN FIN, SON UNOS TARADOS APGOS POR TODOS NOSOTROS

  6. Pablo Scroll dice:

    Bien contestado señores de OPi, estos son los Che Guevara sin barba ¡¡¡¡ déjate de joder gabriela!!!!

  7. Juanse dice:

    Me parece que Admin. agrede y descalifica, no aporta información como lo hace Roberto. Lo felicito por el Titulo de Comunicador social, pero ese título no habilita ni te habilita profesionalmente para estudiar las causas de la delincuencia, para eso tenes que tener el título de criminologo, de doctor en derecho etc. En fin, me parece que cualquiera opina de cualquier cosa y se confunde, se vande basura y se confunde a la gente. Adhiero a lo que dice Roberto, hay que escuchar a los que saben, no descalificar como lo hace Admin, que no hace más que eso. Se nota la falta de información y de formación en criminoogía en sus dichos. Los Fiscales viven la realidad a diario, viven en el conflicto, están al lado de muchas víctimas, no los descalifiquen así, porque no sólo están a su lado sino que se ponenen los problemas al hombro y tratan de dar soluciones en el marco de un estado de derecho, respetando la dignidad humana hasta de los delincuentes. La manera en que tratamos a los pressos habla mucho de lo que somos como sociedad. No es teoría, o que me diga Admin si visitó alguna carcel, cuantas visitó, que le pareció? si conoce que es un juez de ejecución? cuantos hay a nivel federal? cuantas vacantes quedan sin cubrir? que oportunidades les da la sociedad a las personas que delinquen por primera vez? si conoce a alguna persona que se haya rehabilitado en la carcel. El proyecto de codigo penal toca intereses muy fuertes, afecta a las personas juridicas por primera vez, a las sociedades anónimas, al lavado de activos, a las corporaciones. Solo es delincuencia la de los pibes chorros? a nadie le preocupa la cantidad de gente que murio el aaño pasado en accidentes de tránsito (homicidios culposos) en Rio Gallegos solamente? la cantidad de familias destrozadas por este tema que a nadie le importa? MUERE MAS GENTE EN ACCIDENTES DE TRANSITO QUE EN ROBOS. Por que esto no se informa, creo que son noticias que no venden como el morbo de un robo. En fin, creo que es una discusion muy larga y entiendo que tanto Opi como todos los lectores que consultamos siempre este medio queremos lo mejor para nuestro pais, igualmente creo que estos Fiscales quieren lo mejor, por eso me parece que lo mejor es escucharlos, escucharnos, saber desde que lugar habla Macri para criticarlos por ejemplo, que conocimiento tiene cada uno enla materia que se discute para poder valorar mejor cada opinión. No tengo dudas que Admin. nos puede dar catedra de periodismo, pero creo que los medios no permiten que la gente que conoce verdaderamente de los temas criminológicos hablen, porque no los invitan, porque no alimentan el morbo sino que dan respuestas concretas y reales. Invitan simpre a pseduos especialistas en seguridad. A nadie le llama la atneción por ejemplo que un abogado defensor, como Burlando, pida mano dura y diga que es la mejor manera de dar seguridad?? se lo pone como paradigma del conocimiento de la realidad y en realidad lo que busca es garantizar el trabajo de los abogados saca presos. Creo que tenemos que tener espíritu crítico en informarnos. Felicito a Opi por la apertura al debate, como siempre.-

  8. Mi hijo está terminando Derecho en la UBA. Es IMPRESIONANTE el adoctrinamiento ya explícito que esta GENTUZA esta haciendo en los jóvenes nuevos profesionales.

  9. =ZINGARO= dice:

    = A ver…, ¿cuando algo que venga del kichnerismo Fue bueno?/ respuesta fria y lapidaria : NUNCA,
    Nda que haya sido tocado o coptado por el kicnerismo y su nefasto fpv, fue bueno de ninguna manera.
    Entonce menos GRE Gre , PARA DECIR GREGORIO, este señor Dolape y Oscuro de la foto , habla de prohibir- , censurar, negar- envilecer, cualquier linea o parrafo escrito por la gente que no opina, como los “jefes que los hicieron Rikos”, y se olvida esta “honorable piara , que VIDELA-MASSERA Y AGOSTI- , ya fueron y no estan mas…,por ende su receta Mordaza, se quedo en el tiempo de la Dictadura…

  10. capipe dice:

    Nadie niega que sería necesaria una reforma del Código, pero de allí al libertinaje hay un largo trecho, ¿o estamos preparando el camino por si nos toca?Alguna vez un senador nacional dijo “…si vamos a hacer cárceles que sean cómodas, no vaya a ser cosa de que nos toquen….” El hecho de tener títulos universitarios no garantiza nada, también las cárceles están llenas de “dotores”….(no está mal escrito)

  11. jotaere dice:

    A Gabriela y todos los que piensan como ella les digo que analicen lo que dicen estos señores y no se limiten a admirar sus títulos. Si vas a opinar fundamenta lo que decis. El titulo no es todo.Estos tipos son garantistas y como es costumbre en los K, han tergiversado el significado de esa palabra.

  12. fernecola dice:

    el tener títulos no te hace mas bueno, estos dos son unos zánganos que se prendieron con el poder de los k y, Gabriela, porque en lugar de ir nosotros por el país y el mundo para tratar de escucharlos, no vienen ellos al pueblo. ya viste cuantos “notables” y con títulos están en este gobierno robándose todo?

  13. Maru dice:

    a ver a ver….. no olvidemos que actualmente se esta “dudando” de la imparcialidad, la honorabilidad, el coraje y el respeto por la ley y los deberes funcionales de un fiscal que OSÓ METER LA NARIZ DONDE “NO CORRESPONDÍA”: en los manejos, negociados y demás deudos del gobierno de turno que con tanta vehemencia defienden los obsecuentes enquistados en el poder (ejecutivo, legistativo y judicial)……
    MIREMOS LA REALIDAD CON TODAS SUS ARISTAS…. no dejemos que nos “conduzcan” por la nariz….. Una cosa es la cátedra y la teorización….. otra muy distinta es la realidad palpable y cotidiana… y por supuesto, otra muy pero muy distinta es la que nos quieren vender como “realidad”

Publicidad

OPI Video