Publicado el: 5, May, 2014

A pesar de hacer un reclamo frente a la casa de la presidenta, la mujer y su beba de 10 meses no obtuvieron respuestas


Cecilia Canisares cuando intentaba ser atendida por la Presidenta la custodia la para en la tranquera de la residencia Los Sauces en El Calafate - Foto: OPI Santa Cruz
05/05 – 12:45 – Tal como lo referimos el día sábado, una mujer con una criatura en brazos, se sentó en inmediaciones de la residencia de la presidenta en El Calafate pero no obtuvo ninguna respuesta a lo solicitado ante las autoridades comunales. Como máxima ayuda la alojaron en un hotel, pero le han negado otro tipo de asistencia. El Intendente está en campaña y sus operadores políticos locales hablan de una “campaña” para molestar a Javier Belloni. (Por: Rubén Lasagno)

La mujer que el día sábado reclamó frente a la casa de la presidenta en El Calafate, fue consultada esta mañana por OPI, para saber si había logrado su propósito, que era el de acceder a una ayuda municipal para poder autoabastecerse y mantenerse junto a su hija de 10 meses.

Cecilia Cañizares confirmó que nadie se acercó hasta el momento a darle una respuesta, excepto – aclaró – que fue alojada junto a su hija en el Hotel Belgrano, sin que alguien se haya acercado a verla o interesarse en hablar con ella.

La gente que salió de la casa de la presidenta me atendió muy bien, me dijeron que haga una nota, que Cristina la iba a leer y seguidamente me pidieron que tuviera un poco de paciencia que se iban a comunicar con nosotros”, le dijo Cañizares a OPI hace unos minutos.

La mujer reconoció que “la alojaron en el Hotel Belgrano”, pero cuando le preguntamos si había sido producto de una gestión del secretario presidencial o de la municipalidad, dijo “no se por orden de quien” y agregó que desde el sábado a la tarde, momento en el que apreció frente la residencia de CFK, la Secretaria de Acción Social de la comuna, Norma Costa, no ha visto a nadie más de la Municipalidad local.

Una vez más, Cañizares aclaró “estoy sola y no se a quién recurrir. No soy perversa ni trato de hacer de esto un acto político, como por ahí dijo un diario digital de Calafate. Solo pido que me ayuden a independizarme, a ganarme el sustento. Yo puedo trabajar y necesito solo que me ayuden a arrancar, que me den una mano para que mi hija pueda comer”, mientras que agradeció a gente particular que la ayuda, entre ellos a propietarios del lugar donde se aloja.

Este mediodía Cañizares llevó, como hace todos los días, su beba de 10 meses a la guardería municipal “al menos allí come ella y espero no tener problemas, porque hay tanta hipocresía que creen que esto es un tema político, cuando es humanitario”, remarcó.

Consultada sobre si alguien de Derechos Humanos, de la provincia o de la municipalidad o de la Secretaría de la Mujer, se había acercado para interesarse de su situación, negó que ocurriera, porque dijo que su situación no es nueva y es conocida por todos “he llegado a este extremo de reclamar frente a la casa de la presidenta, porque no se qué hacer para que alguien con decisión me escuche. Creo, sinceramente, que conmigo y mi hija están haciendo abandono de persona”, concluyó.

Respuesta mediática

Como sucede en estos casos y más precisamente en El Calafate, el Intendente Javier Belloni, ya lanzado en campaña hacia la gobernación, atiende sus problemas a través de la prensa paga por los dineros públicos y en este caso, una página de internet de esa ciudad publicó a modo de disculpas y justificación, un artículo donde, en vez de hablar de resolverle el problema a esta mujer y su pequeña hija, cumple a rajatabla el rol K: ataca a la víctima para exculpar a su patrón, es decir, al Intendente.

Estos justificadores seriales (pero no gratuitos) del kirchnerismo y particularmente del jefe comunal, quien riega con pauta al portal caracterizado por ocultar los yerros y la corrupción oficial y reflotar solo las “buenas noticias”, sacó los enanitos del bolsillo y cargó contra nosotros sin nombrarnos, aludiendo que “a la necesidad de la mujer se le sumó una operación política y de prensa”, desarrollada – obviamente y como no podía ser de otra manera – por nosotros, lo cual se sobreentiende, porque, a pesar de la elipsis que hace el artículo, somos el único medio en la provincia que se hizo eco de este reclamo ante la residencia familiar de los Kirchner, un tema vedado (o autocensurado) para toda la prensa provincial, excepto, como en el caso de esta página de internet de El Calafate, que lo menciona solo para aplicar la autodefensa al primer benefactor que sostiene al sitio con su pauta.

Sin embargo, como es costumbre en el kirchnerismo y sus medios afines, esta página de internet, en vez de cumplir la función social de comunicar la desatención estatal de una mujer y una pequeña criatura en riesgo, transforma a Javier Belloni en víctima y a Cañizares en una poderosa operadora que solo quiere perjudicar su buen nombre y honor y atacar al pobre gobierno nacional.

Para darle una vuelta más de tuerca a la afiebrada hipótesis de esta suerte de confabulación política en contra del patrón de El Calafate, se apunta “Seguridad Presidencial detectó que detrás de la mujer, en inmediaciones, había presencia de al menos un hombre sacando fotografías, las que después fueron publicadas en un portal de internet que opera contra el kirchnerismo”.

Junto con los enanitos que se filtran en el artículo, se puede percibir el “modus operandi” del manual K, en sintonía con aquella estúpida acusación de “espionaje” en la que la presidenta trató de mezclarnos, para hacernos desistir de que le hiciéramos fotos en público, cada vez que arribaba a la provincia. Un delirio propio de quienes, realmente, tienen algo que esconder.

Queremos señalarle a quienes tienen la tarea de escribir por mandato, que es más honesto y claro llamar a las cosas por sus nombres y describir acertadamente la escena. Por ejemplo, deberían haber dicho que quien o quienes sacaban las fotos, habían sido enviados allí por nosotros, para montar una operación en contra del intendente Belloni; pero no lo dijeron así. Mimetizaron la prosa detrás de simples sospechas y suspicacias y le cargaron el fardo a “seguridad presidencial”, para que el lector piense que esta gente fue la que elaboró la teoría típica del agente sacando fotos detrás de un árbol, una imagen bizarra, concurrente con las ideas propias que tiene el kirchnerismo y sus medios, de lo que es hacer periodismo de oportunidad, pues fue precisamente lo que ocurrió.

Como OPI es el portal más leído y además, el único que no está comprometido políticamente con ningún sector partidario en Santa Cruz o el país, lo sucedido con esta historia, ocurre muy seguido en nuestra Redacción. En este caso, el día sábado a las 15:00hs recibimos un llamado telefónico de un vecino de El Calafate, quien nos informó que “algo pasaba frente a la casa de la presidenta” e inmediatamente nos dimos a la tarea de averiguar, activando nuestras fuentes en esa localidad.

Nuestro informante ocasional, además de mostrarse solícito y colaborador para que la historia se conociera en detalle, se había encargado, previamente, de tomar las fotografías necesarias para respaldar su testimonio (quizás es la “persona detectada detrás de la mujer tomando fotografía, o tal vez no, vaya a saber). Como es un conocido habitante de la villa turística y conocedor de la mayoría de sus vecinos, al poco rato nos conectó telefónicamente con Cañizares y allí pudimos conocer la historia completa de lo ocurrido.

El problema de esta página de internet calafatense, es que no tiene posibilidad de cultivar el pensamiento crítico y la información libre. No poder ejercer el periodismo libremente, suele jugarle una mala pasada a quien debe plasmar una historia como ésta, en un medio adicto, porque está tan autocensurado y limitado, que no advierte historias de vida sencillas, pero dramáticas, que se desarrollan a su lado; como ésta, donde un Intendente lanzado en campaña, con manejo de una caja fenomenal y haciendo ostentación de gastos incalculables en festejos y festividades de todo tipo, no ejecuta una solución cierta a quien le llega con un problema (menor para él, no para quien lo padece), en vez de encender la chispa de la sospecha y atacar al mensajero, cuando debiera ocuparse por cambiar el mensaje.

Estos medios, como los que generalmente nos tiene acostumbrados el kirchnerismo, son panfletos refractarios de las noticias que únicamente importan al sector político al que sirven. Por este motivo, el llamado “periodismo de oportunidad”, aquel que no se busca pero aparece espontáneamente, a veces por un tema menor, es absolutamente desconocido para ellos. Es mucho más fácil, ennegrecer el trabajo de los demás, con sospechas y suspicacias, que entender, por vía del sano juicio, que estos acontecimientos despiertan interés en mucha gente y que hoy, facilitado por la conectividad global, pueden hacer llegar sus historias a cualquiera, en cualquier lado.

La tecnología actual, las redes sociales y la miniaturización de los elementos técnicos (teléfonos, tablets, etc) ha contribuido a que cada ciudadano sea un “periodista de oportunidad”, tópico que ha sido abordado en los más recientes foros de discusión del mundo, en cuanto al cambio del paradigma que ha sufrido la comunicación global en estos últimos años. Este fenómeno ha constituido en muchos casos, la llama inicial de un gran incendio mediático en los que han caído funcionarios y empresarios en malos pasos; han desclavado corrupciones y negociados. Es el verdadero “ojo de la sociedad” puesto sobre quienes deben administrar la cosa pública. Sin embargo, resulta entendible que haya una parte del periodismo que no lo conozca, porque no están dedicados a informar la realidad, sino a sobrevolar temas naif para contentar al poder.

En este caso es más rápido decir que “un Seguridad Presidencial” detectó una conspiración. Es mucho más fácil, le da “entidad”, desliga a quien lo dice de la responsabilidad de afirmarlo y tira un balde de brea a quien le quepa el sayo, en función de los altos ideales de quienes les pagan. (Agencia OPI Santa Cruz)

Notas relacionadas:

Una mujer que denuncia abandono de la municipalidad, se manifiesta frente a la residencia de la Presidenta en El Calafate

Dejar un comentario



Mostrando 6 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Marcela dice:

    Señora Cecilia, fijese quien la asesora y con quien se junta, porque quien esta a su lado en la foto es un reconocido delincuente y chorro llamado Benito Galarza y el fotografo aficionado que esta detras de la camara es su hermano choca Galarza, un reconocido bruto ignorante y pedofilo. Lastima que Opisantacruz se valga de estos personajes que en calafate todo el mundo rechaza y que le quitan toda credibilidad que pueden tener como medio de comunicacion.

  2. CALAFATENSE dice:

    MARCELA, DEJATE DE JODER, ANDA A OPERAR PARA BELLONI A TIEMPO SUR,,, BOLUDA,,, EL QUE SACO LA FOTO NO ES NINGUN GALARZA…,,,, NO TENES LA MENOR IDEA DE QUIEN SE TRATA Y SI SUPIERAS DE CAERIAS DE ESPALDAS (BHA, SI LO CONCOES PORQUE ME PARECE QUE NO SOS DE ACA) JAJAJAJ QUE CHOTA QU SOS, DECIELA A JAVI QUE PONGA A OPERAR A GENTE MAS RESPONSABLE,,,,,, SON DE CUAR-TAAA

  3. Paleta dice:

    Muy buena nota OPI y excelente respuesta para estos gansos que se creen cigüeñas /// muy acertada visión de la prensa K y especialmente de lo que significa ahora calafate en Calafa
    Un ajoyita
    alguien tenía que decirlo – gracias

  4. Misery dice:

    Ayuden a esta mujer MISERABLEEESSSS viajan viatican, comen y garchan a costa del estado y no son capaces de pagarle una comida diaria a una madre de una hija de 10 meses ¿¿que basura por Dios!!!

  5. Que esperas de Ahora Calafate si ni siquiera permite comentarios ¿Por que será???? claro, mejor que Villegas de Dimensión y Perez Luque den cuenta ante la justicia por al difusión del video de nuestros parientes
    AC no tiene coments porque sabenn como los van a putee
    además no permiten copiar los artículos, son unas ratas

  6. mariano dice:

    Santa Cruz se llenó de gente que viene a pedir,pedir y pedir que se les solucione todo y encima gratis. Esto ya no da para más. Creen que el estado les tiene que dar todo. Qué pena,tan linda provincia llenándose de gente incapaz de gestionar sus propias vidas…

Publicidad

OPI Video