Publicado el: 6, May, 2014

Frente a la empresa Alpesca que Buzzi busca expropiar figura una moza y un empleado público


El Gobernador de Chubut Martín Buzzi - Foto: Prensa Gobierno
06/05 – 13:30 – La controvertida pesquera madrynense que el gobierno de Chubut busca transformar en patrimonio estatal, sigue dando que hablar y demostrando que su Directorio es trucho, existe simulación, ocultamiento y fraude en su constitución. A pesar de todo y argumentando el sostenimiento de las fuentes laborales, Martín Buzzi sigue empeñado ayudándola con millones de pesos y pretendiendo absorberla en vez de mandarla a la quiebra como correspondería.

(OPI Chubut) – Lentamente va apareciendo el verdadero pédigree de la empresa Alpesca SA, la misma que el estado provincial y nacional se apuran en expropiar y mensualmente ayudan con millones de pesos del erario público, para sostener una plantilla de alrededor de 1000 empleados, para no colisionar con los gremios de la pesca.

Ahora se conoce que la firma pesquera en cuestión tiene un Directorio integrado por María Rosa Chico, una mujer que como dijimos en notas anteriores está prófuga de la justicia, madre de Francisco Otero imputado por el delito de estafa y vinculación con el narcotráfico, por Rodolfo Gutiérrez, empleado público de Rawson y la ex moza de la confitería de Puerto Madryn “Sotavvento”, Nancy Cagnoti. Los datos, aportados por el diario Jornada, aclaran que quien figura como presidente es Federico Otero.

Alpesca SA, propiedad de Domingo “cura” Segundo, fue transferida a Otero, cuando Segundo se vio envuelto en una investigación por narcotráfico. Otero es de Rawson y sin trayectoria empresaria; éste se encargó de conformar el Directorio de la empresa con personas ignotas y sin ningún interés ni capacidad empresaria (como él). Así expresa Jornada que involucró a su madre, hoy prófuga, a un amigo de años y a su vecina Nancy Cagnoti de Playa Unión (Rawson), a quien le pidió si quería conformar el Directorio de Alpesca SA.

A pesar del reconocimiento expreso de la mujer que le dijo que no tenía ningún conocimiento sobre pesca, el hombre la convenció de integrar la sociedad y, según el testimonio de Cagnotti, luego de firmar el libro rojo de la empresa, nunca más tuvo noticias de Otero.

Una situación más o menos parecida sucedió con Gutiérrez, empleado de la administración pública que Otero conoce desde hace más de 10 años y de quien partió la propuesta para que integrara la firma “En enero me comentó que se iba a hacer cargo de la empresa y quería que trabajara en tareas administrativas. Me hizo conocer la planta y me explicó que iba a trabajar en Recursos Humanos, como nexo entre él y los gerentes”, señala Jornada que les dijo Gutiérrez, quien, después de firmar el acta para protocolizar su ingreso al Directorio, no tuvo más noticias de Otero.

Mientras todas estas irregularidades aparecen y día a día queda demostrado que Alpesca SA es una cáscara vacía, utilizada para otros fines que no son las de una pesquera, obviamente, en la Legislatura provincial hay un proyecto del Ejecutivo para apurar la expropiación de la empresa que ya tiene intervenida el gobierno chubutense y cuyo objetivo final es ponerla bajo la órbita del Estado, con el argumento de resguardar los puestos de trabajo (una mil personas) y sanear la firma que está envuelta en procesos de estafa, vaciamiento, cheques librados sin fondos, etc, con el agravante que proviene de las manos de una persona que, como Domingo Segundo está imputado de narcotráfico, por haberse hallado en otra de sus empresas, “Poseidón”, 114 kilos de cocaína disimulado en cajas de langostinos. (Agencia OPI Chubut)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video