Publicado el: 8, May, 2014

Otro gendarme preso por el “bombardeo” de cocaína en Salta


Otro gendarme preso por el "bombardeo" de cocaína en Salta
08/05 – 10:00 – Es el quinto detenido en la última semana por narcotráfico en el Norte; el suboficial está acusado por el secuestro de 388 kilos de droga que fueron arrojados desde una avioneta en Las Lajitas.

Por Gabriel Di Nicola
La pesquisa tomó más de 18 meses en una zona caliente del narcotráfico, en la frontera caliente de Salta con Bolivia. Los investigadores tenían la información de que una banda “bombardeaba” campos del área con bolsas de cocaína . El dato era cierto. Siguieron las pistas hasta que descubrieron el vuelo ilegal de una avioneta, secuestraron 388,44 kilos de droga y detuvieron a un sospechoso: un gendarme que prestaba servicios en Tartagal.

Pasaron los días, continuaron los allanamientos y se logró detener a un nuevo presunto integrante de la organización: otro suboficial de la Gendarmería destinado en Formosa. Además de los uniformados ahora presos hay tres sospechosos con pedido de captura nacional e internacional. “Se trata de tres civiles vinculados con los campos donde era arrojada la cocaína”, informó a LA NACION una calificada fuente judicial.

Ya suman cinco los gendarmes detenidos por narcotráfico en los últimos días en el norte argentino. Este fin de semana cayeron en Formosa otros tres cuando transportaban 150 kilos de cocaína en dos autos procedentes de Salta. Fuentes de la investigación dijeron a LA NACION que no se descarta que todos formen parte de la misma red. También agregaron que la presunción es que la droga secuestrada tenía como destino Europa.

Los dos gendarmes detenidos ya fueron indagados por el juez federal de San Ramón de la Nueva Orán, Raúl Reynoso, que está a cargo de la causa. Por la seguridad de los imputados, el magistrado ordenó su traslado a la ciudad de Salta.

“Se trató de una investigación muy profesional, hecha por una unidad especial de la Gendarmería con asiento en la ciudad de Salta. Ya tenían datos precisos y se abocaron a tratar de descubrir a esta organización. Varias veces estuvieron cerca: encontraron bidones con combustible que utilizan las avionetas y restos de bolsas plásticas donde escondían la droga”, explicó la calificada fuente consultada.

En la investigación del juez federal Reynoso y de la unidad especial de la Gendarmería hubo más de 12 allanamientos que comenzaron hace dos semanas. “Se desplegó a la Gendarmería durante diez días en el monte, a la espera de un vuelo ilegal, y se obtuvo el secuestro de la cocaína, que había sido consecuencia de lo que se denomina «siembra en bombardeo», que es cuando las aeronaves ingresan en el espacio aéreo y, como saben que son vigiladas y tienen poco tiempo para la reacción, tiran la droga desde el aire”, sostuvo ayer, en una conferencia de prensa, el secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, que estuvo acompañado por el juez Reynoso.

La droga fue secuestrada en el paraje La Estrella, de Las Lajitas, donde se hallaron 388,44 kilos de droga repartidos en bolsas de entre dos y tres kilos de cocaína, por un valor de unos 3000 dólares cada uno.

Denominación de origen

Según se informó, las bolsas donde estaba la droga tenían la inscripción “Industria boliviana”. Una calificada fuente del caso explicó que se sospecha que los gendarmes se encargaban de transportar la droga.

Durante los procedimientos, además de la droga incautada fueron secuestradas cuatro armas de fuego, dos motos, cuatro equipos de comunicación y otros de telefonía, 4000 dólares, 10.200 pesos y otros elementos de valor para la investigación.

Fuentes judiciales informaron a LA NACION que el juez federal Reynoso pidió a los organismos oficiales correspondientes que se tomen las medidas necesarias para que los tres sospechosos sobre los que ahora pesa orden de captura no puedan vender propiedades ni vehículos. También se solicitó la colaboración de la Unidad de Información Financiera (UIF), para conocer los movimientos de las cuentas bancarias de los sospechosos.

“Las hipótesis que manejamos es que los tres civiles con pedido de captura tenían conocimiento de que en los campos se arrojaba la droga”, explicó una fuente del caso.

Según pudo saber LA NACION, el juez federal Reynoso estaba muy conforme con la tarea investigativa realizada por los agentes especiales de la Gendarmería Nacional.

En el Ministerio de Seguridad también resaltaron que los dos suboficiales de la Gendarmería Nacional detenidos por esta causa fueron aprehendidos por detectives de la misma fuerza federal. Y afirmaron que para las autoridades no es alarmante la cantidad de gendarmes apresados en los últimos días vinculados a casos de narcotráfico.

“Con control político, los hechos de corrupción no van a prosperar”, dijo a LA NACION una calificada fuente del Ministerio de Seguridad.

Hoy, el juez federal Reynoso será anfitrión de un encuentro de magistrados de Cámara, de tribunales orales y de primera instancia de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Corrientes y Misiones. En esa reunión analizarán la “crítica situación en la frontera norte de la Argentina” con relación al contrabando de estupefacientes. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. capipe dice:

    Si no hay alguien que haga la vista gorda, la droga no puede entrar, y si no hay radares y aviones interceptores, las avionetas están de joda….

  2. Jorge dice:

    y la ley de derribo? para cuando? o se les termina el negocio a varios??

Publicidad

OPI Video