Publicado el: 15, May, 2014

Suben de 460 a 644 pesos la asignación por hijo


Suben de 460 a 644 pesos la asignación por hijo - Foto: Presidencia
15/05 – 09:40 – También aumentaron las asignaciones familiares; por falta de empleo, cada vez hay más beneficiarios.

Por Mariana Verón
Un año después de la última suba, el Gobierno aumentó 40% la Asignación Universal por Hijo (AUH), al llevarla de 460 a 644 pesos por cada hijo de una familia humilde.

Apenas la presidenta Cristina Kirchner hizo el anuncio por cadena nacional, la plana mayor del sindicalismo oficialista se puso de pie para aplaudir desde la primera fila, invitada especialmente para contrarrestar el peso de la movilización que había hecho unas horas antes en la Plaza de Mayo la CGT opositora.

La medida beneficiará, además, a todos los trabajadores registrados que cobran asignaciones familiares, que recibirán en su escala más baja de salarios también un aumento de 40%. Para los sueldos más altos de la escala la suba será de 20%.

Tras el impacto de la devaluación de enero y la inflación de los primeros cuatro meses del año, que llegó a 11,9%, las subas buscan contrarrestar la pérdida de poder adquisitivo. Quedaron fuera de la recomposición los jubilados, que por la ley de movilidad tienen dos actualizaciones anuales. El aumento que ya recibieron para los primeros seis meses del año apenas equiparó el costo de vida del primer cuatrimestre.

Cristina Kirchner presentó como un récord histórico la cantidad de beneficiarios, que alcanza a 7,9 millones de personas entre todas las asignaciones. Hubo, de todas maneras, un incremento en la cantidad de personas en situación de mayor vulnerabilidad social. Hace un año accedían a la asignación por hijo 3,3 millones de chicos; ahora, según los datos difundidos ayer por la Anses, son 3,5 millones. Se trata de personas que están desocupadas o tienen trabajos informales.

En paralelo al anuncio, la Presidenta hizo una fuerte advertencia a los empresarios, y en especial a la industria alimentaria ante los aumentos de precios que podrían llegar.

La jefa del Estado se quejó de la capacidad ociosa de las industrias y detalló que sólo usaban el 67,2 por ciento. “Esto crea tensiones por la apropiación del excedente y es natural. Pero lo que tienen que entender los sectores que han progresado tanto es que tenemos que sostener este modelo”, agregó.

Aunque está en carpeta un aumento del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, la Presidenta pareció congelarlo, al menos en lo inmediato, al advertir que sin lo que recauda el Estado por ese tributo y por el impuesto al valor agregado (IVA) no podría hacer frente al pago de las jubilaciones.

Provista de filminas y la novedad de un puntero láser que le costó hacer funcionar, Cristina reiteró la dinámica de dar discursos cargados de datos y estadísticas por cadena nacional. “Tocar los impuestos que conforman el grueso de la recaudación de la Anses impacta negativamente en los jubilados”, consideró.

La nueva dinámica de comunicación presidencial apunta, según lo describió Cristina, a “derribar mitos”. Por eso apeló una y otra vez a dar cifras y mostró un cuadro sobre la composición de la recaudación en la que el IVA representa el 17,5 por ciento y Ganancias, el 16,6.

En momentos en los que el Gobierno relanzó la idea de recortar subsidios, y tras el impacto de la devaluación, la suba del 40 por ciento en las asignaciones buscó contrarrestar el peso de la pérdida de poder adquisitivo. La CGT cercana a la Casa Rosada dio el presente en su totalidad. Estaban su secretario general, Antonio Caló, poco afecto a los actos oficiales, junto a Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (Uocra), Víctor Santa María (Suterh) y Hugo Yasky, de la CTA oficialista. Todos se sentaron en la primera fila y apenas la Presidenta hizo el anuncio se pusieron de pie para aplaudir. Fue un respiro ante los reiterados pedidos de actualizaciones que hasta ahora la Presidenta esquivaba.

Viviendas

Durante el acto, el Gobierno presentó, además, la extensión del programa de construcción de viviendas Procrear para los barrios porteños de Parque Patricios y Pompeya.

Según el detalle que dio la Anses, para las asignaciones familiares, el aumento será del 40 por ciento para la primera escala salarial, la más baja; del 35 por ciento para la segunda, que cobrarán $ 432; la tercera, de 30 por ciento, quedó en $ 260, y la cuarta, de 20 por ciento, pasó a $ 132. También subirán las asignaciones por discapacidad y las asignaciones para las embarazadas.

Todos los aumentos implicarán un desembolso de $ 14.593 millones adicionales que afrontará la Anses, que llevará la inversión total en seguridad social de los actuales $ 40.178 millones a $ 55.808 millones para los próximos 12 meses.

Cristina Kirchner rebautizó ayer “los patios de la militancia” los sectores de la Casa Rosada en los que se ubican los jóvenes para que la Presidenta los salude al terminar los actos. Esto ocurrió una vez que culminó el anuncio oficial de aumento de la AUH por cadena nacional.

“No nos vamos a conformar con pagar la asignación porque todos tendrían que tener trabajo”, sostuvo desde uno de los balcones mientras alentaba a la militancia a convertirse en la “garantía de lo que falta”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video