Publicado el: 16, May, 2014

Aerolíneas y Austral recibieron transferencias por u$s2.700 millones desde su estatización


Aerolíneas y Austral recibieron transferencias por u$s2.700 millones desde su estatización
16/05 – 09:45 – Así surge de un informe de la Auditoría General de la Nación al que tuvo acceso Infobae. El documento critica la conducción de la compañía y advierte que los pasivos pueden establecerse como “causal de disolución”.

Por: Juan Gasalla
La Auditoría General de la Nación, en su carácter de auditor externo independiente, efectuó el análisis de los estados contables de Aerolíneas Argentinas SA (ARSA), Austral Líneas Aéreas-Cielos del Sur SA (AU) y sus sociedades controladas, correspondientes al ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2011. La difusión de este informe, al que tuvo acceso Infobae, intentó ser evitada por la cúpula de la compañía aérea conducida por la agrupación oficialista La Cámpora.

A través de una carta dirigida al organismo de contralor, el presidente de Aerolíneas, Mariano Recalde, había desaconsejado la difusión del documento, con el argumento de “se podrían malinterpretar los resultados y ello podría generar daños a la compañía desalentando la compra de pasajes”, debido a que la AGN hizo “observaciones sobre aspectos relativos a procedimientos administrativo-contables y de control interno” de la aerocomercial de bandera.

El informe señala que “según surge de los Estados Contables al cierre del ejercicio 2011 las pérdidas acumuladas de ARSA ascendían a $9.700.433.111 y las de AU a $2.545.153.431”, para sumar $12.246 millones, que al tipo de cambio vigente en 2011, de unos $4,12 en promedio para todo el año, representa unos 2.972 millones de dólares.

La AGN subraya que tanto Aerolíneas como Austral “incrementaron sus pérdidas acumuladas, las que impactaron sobre su estructura patrimonial”. Además advierte que estos pasivos pueden establecerse “como causal de disolución” de la sociedad comercial, por “la pérdida del capital social, debiendo los accionistas reintegrar total o parcialmente su capital para que no se produzca la liquidación”, según se desprende del inciso 5º del Artículo 94 de la Ley de Sociedades Comerciales.

El ente recuerda que desde el 10 de julio de 2008, el Estado asiste financieramente a dichas aerolíneas y que la transferencia de fondos para hacer frente a sus erogaciones asciende, al 31 de diciembre de 2013, a 17.070,4 millones de pesos. Se trata de unos u$s2.656 millones, al tipo de cambio oficial de $6,52 correspondiente a esa fecha.

Dentro de la información hasta ahora reservada, que el ente decidió dar a difusión en forma parcial, tal como se aprobó en la sesión del Colegio de Auditores Generales del 9 de abril pasado, se indica que hay inconsistencias en la “separación de tareas y responsabilidades”, pues “se constató la inexistencia de normas y procedimientos administrativos escritos que contengan los aspectos de control interno necesarios para garantizar la confiabilidad de los sistemas de información que confluyen en la contabilidad de la Sociedad”.

En ese sentido, enfatiza que la operatoria comercial y administrativa de Austral es realizada por Aerolíneas, “que registra la totalidad de los billetes emitidos y los pendientes de utilización”, habiéndose transformado Austral “en una prestadora de servicios” de Aerolíneas. En ese marco, la AGN detectó que Austral “es informada de las operaciones que tiene que facturar y los procesos de las dos Sociedades son realizados por el mismo personal, sin que exista separación de funciones ni control por oposición de intereses”.

Por otra parte “existen partidas conciliatorias sin justificar” en las transferencias de fondos con las compañías Jet Paq y Aerohandling, ambas constituidas societariamente por Aerolíneas y Austral. La AGN apunta que Jet Paq, dedicada al transporte aéreo de cargas y correo, “no cuenta con estructura orgánica propia”, sino por Aerolíneas, cuya Gerencia de Cargas tiene bajo su responsabilidad la totalidad de su personal, así como el de Austral.

“Jet Paq únicamente actúa como un proveedor de servicios eventuales”, refiere la AGN. “Dicho procedimiento, además de generar una confusión en las misiones y responsabilidades de cada sociedad, genera un perjuicio económico al duplicar el costo por el impuesto a los Ingresos Brutos”, ya que por la prestación del servicio tributan tanto Aerolíneas como Jet Paq.

La doble tributación y la “confusión” de misiones y responsabilidades también pesan sobre Aerohandling, que presta servicios de rampa y atención de aeronaves y pasajeros en tierra, puesto que la AGN estipula que “no cuenta con estructura orgánica propia ni con el material necesario para cumplir con su misión, debido a que su personal depende de Aerolíneas Argentinas y sus vehículos, contenedores y escaleras pertenecen a Aerolíneas o Austral.

La AGN observó que durante las tareas de arqueo en la Sucursal Buenos Aires, Ezeiza y Aeroparque “no existen normas de procedimientos que regulen el circuito de cobranzas”, mientras que “el tesorero se encuentra autorizado a pagar gastos con la recaudación diaria, sin previo depósito bancario de la misma, por lo que esta no se deposita diariamente en su totalidad”.

El organismo determinó además que “pueden realizarse transferencias físicas de fondos a otros destinos que lo requieran” con el solo pedido de la Gerencia Financiera y con autorización vía mail del tesorero. En el mismo sentido, los libros donde se registran los movimientos de fondos diarios “no poseen características formales y son confeccionados en forma manual”, por lo cual no existen procedimientos formales de manejo de fondos, con previsiones para documentar los movimientos internos, ni regulaciones de normas de seguridad para la tenencia y traslado de efectivo y valores.

Entre otros ítems polémicos, la AGN puntualiza que “el saldo contable de los repuestos que asciende a $490.053.386” para Aerolíneas y Austral “no se halla respaldado en inventarios detallados y valorizados”, mientras que “se observaron demoras en las negociaciones de devolución de las aeronaves alquiladas bajo la modalidad de leasing” que fueron retiradas del servicio, “en algunos casos por el estado de las aeronaves”, y que generaron “gastos adicionales a lo previsto”. Detalla que durante los ejercicios 2011 y 2012 se abonaron rentas de aeronaves desprogramadas por 107 millones de pesos.

Al respecto, el documento recuerda que “durante el año 2011 han sido desprogramadas la totalidad de las flotas Boeing 737-500 (16 aeronaves) y 747-400 (3 aeronaves)” alquiladas bajo la forma de leasing. Las compañías “suscribieron acuerdos de devolución de la mayoría de las aeronaves”, habiéndose abonado un total aproximado de 68 millones de pesos. La AGN recomendó “establecer un método que permita calcular y registrar de manera oportuna, completa y detallada los costos necesarios para poner a las aeronaves alquiladas en condiciones para su devolución”, según los contratos asumidos. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video