Publicado el: 26, May, 2014

Boudou, más complicado en la causa por enriquecimiento


Amado Boudou jugando al sudoka en plena sesión - Foto: Clarin
26/05 – 09:30 – Es porque su socio formal en varias empresas, José Nuñez Carmona, también vio crecer su fortuna de forma llamativa. Fue cuando el ahora vicepresidente ocupaba cargos en la ANSeS y en Economía.

El mejor amigo y socio de Amado Boudou, José María Núñez Carmona, es un personaje clave del caso Ciccone, un expediente en el que el vice está imputado por dos delitos de corrupción, negociaciones incompatibles con la función pública e enriquecimiento ilícito.

La Justicia no solo acumuló pruebas que muestran que Núñez Carmona participó de la trama del rescate financiero de la imprenta de billetes Ciccone Calcográfica, proceso que contó con beneficios otorgados por organismos del Estado en los que tenía influencia Boudou. También se recolectó información documental que indicaría que a la par del enriquecimiento sospechoso del actual vicepresidente, el patrimonio de Núñez Carmona creció de un modo extraordinario justo en los años en los que Boudou ascendió en la administración pública. La Justicia sospecha que el socio del vice podría ser también su “testaferro”.

Según pudo saber Clarín, la AFIP le confirmó al juez del caso Ciccone, Ariel Lijo, que Núñez Carmona logró un salto extraordinario en sus ingresos en el 2008, el año en el que Boudou asumió como presidente de la ANSES.

En el 2007, el socio del vice declaró ante el fisco que tenía un patrimonio de $ 1.145.934,81. Al año siguiente, esa cifra había ascendido a los $ 9.580.219,44. Es decir, 836 % más. En el 2007, Boudou declaró tener $931.480,14. Y en el 2008 $ 1.808.267,05.

Lo llamativo para quienes indagan en las finanzas de Boudou durante sus años de funcionario público es que consideran que la economía del vice está absolutamente ligada a la de Núñez Carmona, y viceversa. Ocurre que son socios formales en dos empresas, Inversiones Inmobiliarias Aspen y Hábitat Natural. Y, de acuerdo a la información que consta en el expediente Ciccone, también comparten ganancias en otras cinco compañías que Boudou no declaró en sus declaraciones juradas: Rock Argentina, WSM, Beaver Cheek, Embarcaciones Argentinas y Action Media. Más allá de la posible irregularidad que haya podido cometer Boudou respecto a no declarar las ganancias que consigue gracias a esas otras compañías, para la Justicia es sospechoso que Núñez Carmona haya aumentado 836 % su patrimonio entre el 2007 y el 2008, mientras que Boudou -como socio en las empresas de ambos- no reflejó esas mismas ganancias ante la Oficina Anticorrupción. Núñez Carmona no tiene más empresas ni negocios que los comparte con Boudou.

A esta cuestión se le suma otro punto polémico para el patrimonio de un socio formal del vicepresidente. La AFIP también le confirmó a la Justicia que Núñez Carmona se adhirió al blanqueo de capitales que el Gobierno implementó en el 2009. Lo hizo al ingresar al sistema legal $7.267.850.

¿De dónde había sacado ese dinero? ¿Por qué no lo había declarado a la AFIP? ¿Boudou sabía que su socio había esquivado al sistema impositivo esa cifra millonaria?

Ni Boudou ni Núñez Carmona dieron explicaciones al respecto, ni en los medios ni en algún documento presentado a la Justicia. El vice evadió el tema cuando le explicó al juez del caso Ciccone, con un escrito, cómo había obtenido su fortuna. Las diferencias entre el crecimiento del patrimonio de Carmona y Boudou también se dieron entre 2010 y 2011, cuando éste era ministro de Economía.

En 2010, Núñez Carmona declaró ante la AFIP que tenía $ 12.465.906,11.

En un año ganó más de 3 millones. Según los datos que constan en el expediente Ciccone, en el 2011 tenía declarados $ 15.679.444,94. En 2010 tuvo contactos personales y telefónicos con los directivos de la sociedad The Old Fund, que terminó controlando Ciccone Calcográfica, la única imprenta privada del país que era capaz de imprimir dinero. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video