Publicado el: 27, May, 2014

Designan a camporistas en puestos jerárquicos de Diputados


Máximo Kirchner ayer momentos antes de emitir su sufragio - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
27/05 – 09:30 – Con sólo dos años en la Cámara baja, los ascendieron a las categorías más altas; cobrarán más 22.000 por mes.

Por Laura Serra
Cerca ya del tramo final del gobierno de Cristina Kirchner, la agrupación La Cámpora no pierde tiempo: convertida en una fuerza omnímoda gracias a la influencia de Máximo Kirchner, logró penetrar en los estamentos del Estado en cargos clave. Su última incursión ocurrió en la Cámara de Diputados, donde jóvenes militantes kirchneristas fueron designados en puestos de alta jerarquía, tradicionalmente reservados a profesionales de carrera.

Estos nombramientos figuran en la resolución 734/14, fechada el 24 del mes pasado, en la que el presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez (Frente para la Victoria), bendijo a una docena de jóvenes kirchneristas que, tras una carrera meteórica de apenas dos años, pasaron a la planta de empleados permanentes del cuerpo, ocupando cargos de relevancia en el área de la Secretaría Parlamentaria. Por ello gozarán de las categorías salariales más altas del escalafón parlamentario: las A-01 y A-02, que parten de un salario mínimo de $ 26.512,07 y $ 22.464,67 mensuales, respectivamente. Además, a estas remuneraciones deben sumarse pagos extra por título académico y por personal a cargo, entre otras consideraciones.

Estas designaciones se inscriben en una estrategia mucho más amplia del kirchnerismo más conspicuo de colonizar con agentes propios distintas áreas del Estado antes del fin del mandato de Cristina Kirchner. De hecho, el Gobierno, en la voz del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, anunció la semana pasada que antes de fin de año incorporará 7500 nuevos empleados a la planta permanente de la administración pública nacional. Tal como publicó LA NACION, estos empleados provienen de la planta transitoria y de contratos temporarios, muchos de los cuales pertenecen a La Cámpora.

Resoluciones como la 734/14 (que llegó a la nacion gracias a una fuente de la Cámara que pidió su anonimato) suelen preservarse bajo la más estricta reserva, pero este caso llegó a tal extremo que ni siquiera los presidentes de bloque de la oposición estaban al tanto de los nombramientos, según comprobó este diario.

Está visto que la transparencia y el acceso a la información pública no constituyen las mayores virtudes de la Cámara de Diputados, menos aún en lo concerniente a las designaciones de personal, pues éstas suelen ser botines políticos de los distintos bloques legislativos.

Ante la consulta de este diario, los voceros de Domínguez buscaron relativizar el impacto de estas designaciones políticas. Destacaron en este sentido que el año pasado el presidente de la Cámara de Diputados promovió el ascenso salarial de casi un centenar de empleados legislativos de carrera que ejercen como secretarios y jefes de comisiones. Lo hizo mediante la resolución 120/13, que tampoco se hizo pública en su momento. Dichas promociones alcanzan las categorías A-02 y A-03, con sueldos que van desde los $ 19,013.39 hasta los $ 22,464.67 mensuales.

“Domínguez hizo lo que otros presidentes de la Cámara nunca concretaron: promover a aquellos profesionales de carrera que durante años estuvieron postergados, esperando el pase de categoría. Fue un reconocimiento que generó mucha satisfacción en el personal”, recalcaron a LA NACION los voceros de Domínguez. Sin embargo, esta última resolución 734 no provocó ninguna alegría. Por el contrario, en distintas dependencias legislativas se convocaron asambleas y actos de protesta de los empleados.

“No sólo se nombraron a jóvenes de La Cámpora en direcciones y subdirecciones ya existentes; se crearon, además, nuevas direcciones y subdirecciones, todas ocupadas por militantes sin experiencia legislativa”, menciona, en estricta reserva, un empleado legislativo al tanto de los movimientos de personal. “Se despreció al personal de carrera, violando la ley 24.600 del trabajador parlamentario”, agregó.

LOS BENDECIDOS

¿Alguna vez sucedió algo así en la Cámara baja?, preguntó LA NACION a otro experimentado empleado legislativo, con años de trabajo en Diputados. “Cada presidente de la Cámara traía su propia gente, pero habitualmente ingresaba por las categorías más bajas y después iba haciendo la carrera. En este caso, los kirchneristas entraron directamente como directores en la más alta categoría salarial. Eso es lo polémico”, expresó ante la consulta.

La resolución 734/14 contiene más de cien artículos con sus correspondientes designaciones. No todos los nombrados pertenecen a La Cámpora, aunque, al igual que ocurre en otras reparticiones del Estado nacional, los cargos más importantes le fueron otorgados a esta agrupación, que responde políticamente al hijo de la Presidenta.

Emiliano González, un confeso militante camporista, fue designado al frente de la crucial Dirección Secretaría, con la categoría salarial más alta. Lo acompañará el también kirchnerista Gustavo Alberto Dindurra como subdirector de Apoyo Administrativo de la Dirección de Despacho, con categoría A-02.

Los jóvenes funcionarios responden al nuevo secretario parlamentario de la Cámara baja, Lucas Chedrese, un activo simpatizante de La Cámpora que asumió el cargo en diciembre pasado, con la renovación parlamentaria luego de las elecciones legislativas. Su designación fue impuesta por la agrupación juvenil, a pesar de que Domínguez pensaba destinar ese cargo a una profesional de carrera.

Otro sector clave de la Cámara baja es la Dirección Comisiones. Como subdirector del área fue nombrado el kirchnerista Juan Carlos Calvo, con categoría A-02. La misma categoría le fue asignada a Esteban Jorge Nanni, flamante subdirector de Gestión Administrativa, mientras que Luis Emilio López, otro joven sin mayor experiencia legislativa, fue nombrado subdirector de Coordinación Institucional.

Otra dependencia fundamental en la Cámara baja es la Dirección de Órdenes del Día. Como subdirectora de Coordinación Institucional fue nombrada Marina Nieves Benito, también con categoría A-02.

Hay más. Como flamante director de Archivo, Publicaciones y Museo fue designado Matías Peña Onganía, otrora asesor del diputado kirchnerista Carlos Kunkel.

Además, se creó una nueva dirección, la de Servicios Digitales Parlamentarios, la cual estará ahora a cargo de Ramiro San Juan, con la categoría más alta de la jerarquía salarial. Lo secundará como subdirector el también camporista Ramiro Alfredo Varela.

LA RESOLUCIÓN DE LA CONTROVERSIA

Firmada por Julián Domínguez y con fecha del 24 de abril pasado, fue mantenida en estricta reserva, a punto tal que ni siquiera los presidentes de los bloques opositores tenían conocimiento de ella

Sin mayor trayectoria parlamentaria, una docena de militantes kirchneristas fueron designados en áreas clave de la Secretaría Parlamentaria de Diputados.

Jóvenes jerarquizados

Los jóvenes que fueron designados pasaron a planta permanente con categorías A-01 y A-02, es decir, con sueldos que van de 22.000 a 26.000 pesos.
La defensa de Domínguez

El presidente del cuerpo enfatizó que el año pasado promovió salarialmente a un centenar de empleados legislativos de carrera. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 4 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Oscar dice:

    Siempre esta manga de hdp haciendo cagadas, este des-gobierno será recordado como el peor de la Historia de América Latina.-
    Cuando mie-da se terminará esta casta !!!

  2. ana dice:

    que lastre nos van a dejar ,por favor….que nefasta e irresponsable esta gente! es lo más antipatriota que he visto en mi vida….

  3. Mandrake dice:

    EN LA REPUBLICA ARGENTINA, EXISTEN DOS CASTAS SOCIALES DE NEGROS;

    1º LOS NEGROS A LOS QUE SE REFIRIO LA REINA LOCA EL DIA 25 DE MAYO PPDO.; ESTOS SON LOS QUE RECIBEN LAS MIGAJAS DE LO QUE LOS MONTONARCOKIRCHNERISTAS SE ROBAN.

    2º LOS NEGROS DE MIERDA, ESTOS SON LOS QUE REFIERE LA NOTA DE OPI.

Publicidad

OPI Video