Publicado el: 27, May, 2014

Se agravó en mayo la caída en las ventas de autos 0 km


Los autos de alta gama - Foto
27/05 – 10:00 – En los primeros 20 días del mes, los patentamientos bajaron 40% contra mayo del año pasado. El retroceso llega al 94% en los autos de alta gama. Entre los más populares, el desplome llega al 47%.

Por Luis Ceriotto
Cuando apenas el mes había doblado el codo de la primera quincena, Clarín anticipó que los patentamientos de vehículos registraban una caída de 40% respecto a igual mes del año anterior. A pocos días de finalizar el mes, esa tendencia hacia abajo se está profundizando, con una proyección de 50.000 unidades patentadas para mayo.

Esta cifra equivaldría a una caída no inferior a 45% respecto a mayo de 2013. Así lo aseguraron a este diario fuentes inobjetables de las concesionarias automotrices.

Lo paradjójico es que, apenas unos pocos años antes, una cifra de 50.000 patentamientos en un solo mes en la Argentina hubiera sonado a ciencia ficción.

Pero en mayo del año pasado se llegó a la inédita cifra de 94.000 patentamientos, azuzados por un dólar oficial planchado y la inflación que ya se proyectaba por encima del 25% anual.

Como dijo la semana pasada el titular de Fiat, Cristiano Rattazzi, la venta de vehículos se vio beneficiada por los “anabólicos” que representaron la brecha entre el dólar oficial y el dólar paralelo.

La principal razón de la caída de ventas, coincidieron tanto concesionarios como ejecutivos de las terminales, es el fuerte aumento de precios tras la devaluación que hubo en enero: en promedio, los vehículos acumulan una suba en sus precios de lista del 30%.

La oferta de las concesionarias argentinas se compone de un 60% de autos importados, en su mayor parte desde Brasil, y un 40% de vehículos de producción local.

Pero incluso para estos modelos, el valor del dólar es insoslayable: 80% de sus autopartes son importadas. De modo que el precio de lista de todos los vehículos, paguen o no impuestos internos, siguen la cotización del dólar oficial.

Además, los vehículos que tienen un precio al público superior a los 230.000 pesos ($170.000 mayorista) rige una suba adicional del 47%, por los nuevos impuestos internos que votó el Congreso a pedido del Poder Ejecutivo. Y para los vehículos cuyo precio mayorista es del $ 210.000 ($ 290.000 al público) la suba de precio por el impuesto llega hasta el 100% del precio de lista.

Ayer, el sitio especializado Autoblog aportó detalles de la caída de ventas en los primeros 20 días de mayo, que confirman que las marcas de lujo están directamente en la lona: las caídas interanuales son del 94,5% (Audi), 93,8% (Mini) y 93,5% (BMW).

Aun las marcas más vendidas, como Fiat, Volkswagen y Chevrolet, registran una caída interanual que oscila entre 20% y 47%. Un detalle: los modelos más vendidos son el Fiat Palio, el Gol Trend y el Chevrolet Classic. Es decir, autos chicos. Tanto el Trend como otros modelos chicos provienen de Brasil, destino al cual recién ahora se le están levantando las restricciones comerciales que rigieron durante el primer trimestre del año (a todas las terminales se les exigió que achicaran un 27% sus importaciones).

Y si bien ahora no existen restricciones formales para importar vehículos, las terminales no disponen de divisas para pagarlos porque por un lado se les cayeron las exportaciones al Brasil y por otro el Banco Central no les vende los dólares suficientes para poder pagarlos en efectivo.

Las terminales están reclamando al Gobierno que negocie con Brasil un préstamo bilateral, para que el país vecino aporte las divisas necesarias para poder asegurar el flujo de importaciones de vehículos (ver nota en página 5).

En las concesionarias, todo es desazón: no sólo por la caída de las ventas, que los está obligando a diagramar planes de ajuste que se podrían concretar en el segundo semestre. Además, como el año pasado todas las concesionarias tuvieron ventas récord (los patentamientos de 2013 superaron las 960.000 unidades), sus dueños deberán pagar a partir de este mes anticipos del impuesto a las Ganancias basados en aquellos números, pero con menos facturación. “Aun habiendo aumentado el precio, los ingresos son menores”, se lamentó un concesionario con locales en Buenos Aires, Córdoba y el Noreste. (Clarín)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario

Publicidad

OPI Video