Publicado el: 28, May, 2014

Los precios de los vuelos en Venezuela, por las nubes


maduroIE
28/05 – 09:40 – El gobierno dispuso que se use otra tasa de cambio con respecto al dólar, lo que implicará un aumento del 450%.

Por Daniel Lozano
La clase media venezolana vive horas de angustia. La decisión del gobierno de fijar los pasajes aéreos a la tasa de cambio del llamado Sicad II -uno de los varios sistemas de compra de divisas que rigen en el país- supondría el aumento del 450% de los precios. Otro golpe a una sufrida población que siente cómo le van recortado las alas mordisco a mordisco.

La mayoría teme que sus planes de viaje sean aún más caros y complicados. La minoría, economistas y expertos, atisba que se viene otro proceso de devaluación.

“Este gobierno no para de agredir. Un pasaje de 2000 dólares son ahora 100.000 bolívares”, atacó el diputado opositor Elías Matta, que resumió el sentir general tras conocerse la decisión que comenzará a aplicarse el 1° de julio. Inquietud y expectativa se mezclaron de inmediato porque se desconoce cómo va a repercutir la medida en los precios y en la oferta de pasajes, restringida al máximo tras recientes recortes de vuelos y operaciones de las aerolíneas.

“Se realizarán mesas de trabajo con las aerolíneas para ajustar hacia abajo el precio en dólares de los pasajes, todo antes de ser pasados a Sicad II”, dijo Hebert García Plaza, ministro de Transporte Aéreo y Acuático y uno de los militares más poderosos del gobierno de Nicolás Maduro.

Actualmente, los pasajes aéreos se fijan a la tasa Sicad I (en torno a 11 bolívares por dólar). Pero con esta decisión se multiplicarían por cinco para pasar a la nueva referencia cambiaria, ya que el Sicad II ronda los 50 bolívares por dólar. La gran incógnita es si los precios estratosféricos de los últimos meses, que en algunos casos rondan los 4000 dólares para viajar a Europa y los 2000 para volar a Bogotá, la capital más cercana, se reajustarán a la baja, siempre que el gobierno pague parte de los 4000 millones de dólares que les debe a las compañías.

Un galimatías cambiario que asusta a los venezolanos, aplastados por el peso de la inflación (la interanual supera el 60%) y por la escasez y el desabastecimiento de alimentos y productos básicos. “Evidentemente, algunos precios se elevaron porque no hay suficientes asientos en el mercado y porque las líneas aéreas tienen encima un costo financiero demasiado elevado”, reconoció Humberto Figuera, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas Venezolana (ALAV), que, pese a ello, apostó por la baja de los precios.

El optimismo de Figuera, que cree que la regulación que conlleva la nueva medida igualará los precios con los países vecinos, contrasta con los cálculos que a vuelo de pluma se realizan en las últimas horas. Fuentes del sector estiman que el vuelo más barato cotizaría entre 18.000 y 20.000 bolívares, el equivalente a más de cuatro salarios mínimos.

La opinión casi unánime entre los economistas es que la medida del gabinete de Maduro provocará el aumento de los precios y la consiguiente reducción de viajes. “Además es un proceso de futuras devaluaciones para otros sectores y tipos de servicios”, advirtió Jesús Casique.

“Lo criticable no es que el gobierno mueva los pasajes de avión a Sicad II, sino que lo haya demorado tanto que creó distorsiones y deudas impagables. Es absolutamente correcta la decisión, lo incorrecto es que no se pase todo lo demás cuanto antes”, sostuvo Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, que valora esta devaluación como “un mal necesario”.

El precio final de los pasajes dependerá del pago de la deuda que el gobierno tiene con las compañías, algo que se produce con cuentagotas. Hasta ahora, Maduro se enfrentó a la crisis amenazando a las compañías: “Si se van de Venezuela, no vuelven”. O apelando a la fantasía: “Como parte de la guerra económica, algunas líneas aéreas de Europa han hecho una reprogramación de sus vuelos mientras pasa el Mundial y están reorientando vuelos hacia Brasil”.

Palabras para la propaganda política que anteayer dieron paso a la reunión entre el gobierno y varias compañías, a las que se prometió varios pagos. Una de ellas es Avianca, una de las más afectadas por los incumplimientos del chavismo. Según la prensa colombiana, el dinero abonado por el Estado sólo corresponde al mes de diciembre de 2012.

Venezuela vive una situación crítica, con “riesgo real de aislamiento con el exterior”, según las denuncias de la oposición y del sector. Air Canada abandonó el país y Alitalia suspendió temporalmente sus vuelos entre Caracas y Roma. El resto redujo su oferta de forma drástica.

Oposición en EE.UU. a las sanciones

Un grupo de 14 legisladores demócratas expresaron ayer su oposición a que el Congreso aplique sanciones unilaterales contra Venezuela, antes de una votación hoy sobre el tema en la Cámara de Representantes. El proyecto de ley busca que la Casa Blanca redacte una lista de aquellos funcionarios del gobierno de Venezuela que se considere que han violado los derechos humanos, congele sus activos y les prohíba ingresar en Estados Unidos. La Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja y el Senado ya aprobaron abrumadoramente la iniciativa. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video