Publicado el: 2, Jun, 2014

Seis meses después Cristina Fernández cumplió como Madrina de un séptimo hijo varón


La Presidenta de la Nación en Río Gallegos - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
02/06 – 17:00 – Un nuevo caso de padrinazgo presidencial tuvo esta vez como actora a la presidenta de la Nación y al séptimo hijo varón de una humilde mujer de Mayor Buratovich, localidad cercana a Bahía Blanca. Hace seis meses nació un niño que de acuerdo a la ley 20.843 le corresponde un subsidio por padrinazgo del presidente. Finalmente llegó, algo tarde porque, como dijeron desde Presidencia “no había partida presupuestaria…”. La suma, difícil de afrontar por el gobierno era de $ 15.090.

Lorena González era mamá de 6 hijos varones entre 6 y 22 años y hace 6 meses atrás nació su séptimo hijo varón, con lo cual y por imperio de la ley 20.843, le corresponde a la presidenta de la Nación, asumir el padrinazgo de la criatura.

La familia numerosa vive en Mayor Buratovich, una pequeña localidad a escasos 100 kms de Bahía Blanca y el caso lo ventiló el diario local La Nueva Provincia. En su pueblo, Lorena recibe una pensión de 2.400 pesos mensuales y algo de mercadería que le alcanza su ex marido. Por su parte y tras innumerables trámites ante la comuna, se encuentra en proceso de que la municipalidad de Buratovich le otorgue un terreno fiscal para levantar una casita, que aunque precaria, pero que constituya el primer techo para ella y sus hijos.

Con los escasos $ 2.400, la mujer debe alimentar, vestir y educar a sus hijos. La llegada del séptimo hijo varón y la posibilidad de recibir el madrinazgo presidencial, los hizo alegrar porque al fin podrían tener una ayuda oficial para “levantar cabeza”.

El día del bautismo de Francisco (en noviembre de 2013), una representante del gobierno nacional, se hizo presente para comunicarle el saludo de la presidenta y el cobro del dinero que le correspondía. Lamentablemente, describe el diario bahiense, por “razones presupuestarias”, no estuvo disponible el subsidio sino hasta 6 meses después. No obstante, la familia esperó pacientemente a que la presidenta hiciera algo de caja, hasta que finalmente este fin de semana recibió la orden de pago en el Banco Nación por la suma de $ 15.090,00, que la madre del niño decidió “dejar en el banco para comprar ladrillos, cuando el municipio la ayude con un terreno”.

Ante la demora en el pago del subsidio, desde La Nueva Provincia se encargaron de averiguar ante la Dirección General de Ceremonial de la Presidencia de la Nación los motivos por los cuales no se abonaba el compromiso asumido por el gobierno desde el mes de noviembre de 2013 y la respuesta había sido contundente: existían demoras por tiempo indeterminado, incluso en las becas para los ahijados, le informaron.

“No puedo darle una fecha porque es el ministerio de Economía el que tiene que hacer el depósito. Si no hay partida presupuestaria…”, le dijo la funcionaria del área al periodista que realizó la consulta. Finalmente, la partida se asignó y Lorena González cobró la suma de algo más de 15 mil pesos (obvio que por única vez) de parte de la exclusiva madrina de su hijo Francisco. Claro, que para eso, el periodismo de Bahía Blanca publicó el caso y cuando tomó resonancia pública, alguien le advirtió a la presidenta que aquel documento que entregó su embajadora en el bautismo, con la firma de Oscar Parrilli, anunciando que el pago estaría disponible en el Banco Nación, nunca se había hecho efectivo. Pero, más vale tarde que nunca, seis meses después el regalo llegó. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video