Publicado el: 6, Jun, 2014

Una compra en el súper sale 52% más que hace un año


Precios cuidados en las gondolas - Foto: Infobae
06/06 – 09:40 – Surge de la canasta de 50 artículos de consumo masivo que Clarín releva en súper porteños. Hace un año, hacer esa compra costaba $ 608 y ahora $ 924. El mayor impacto está en los productos de almacén.

Por momentos de a grandes saltos, por momentos con pequeños pasos. Frente a todo obstáculo, los precios avanzan. Y a medida que pasan los meses, la acumulación de aumentos lleva los valores de productos y servicios a niveles sorprendentes. Este fenómeno, negado hasta hace poco por el Gobierno, se siente con especial crudeza en los supermercados, donde una misma compra ya puede costar 52% más que hace un año.

Así se encareció, en los últimos 12 meses, una canasta de 50 artículos de consumo masivo que Clarín releva cada 30 días en sucursales de cinco grandes cadenas, ubicadas en los barrios porteños de Palermo, Colegiales, Chacarita y Villa Pueyrredón. Ese “changuito” -compuesto por alimentos, bebidas y artículos de limpieza y tocador- costaba en promedio $ 608,51 a fines de mayo de 2013. Sólo un año después, el precio de hacer la misma compra ya ronda los $ 924,51. Es decir, un 52% más.

El mayor salto del último año se registra en los 17 productos de almacén relevados, que subieron 63% en promedio. Por ejemplo, el kilo de harina, a $ 2,61 hace un año, hoy sale $ 6,67 (156% más). El de yerba, que se vendía a $ 17,45, ahora ronda los $ 38 (118%). En galletitas surtidas el salto fue del 74% (de $ 12,20 a $ 21,26 el paquete familiar), en café soluble fue del 72% (de $ 29,57 a $ 50,93 el frasco grande) y hubo un alza del 60% en arroz, cuya caja de kilo valía $ 14,65 y ahora promedia los $ 23,49.

Mayonesa (60%), aceite de girasol (54%) y pan lactal (50%) fueron otros muy afectados. Y algo menos se movieron los precios en polenta (45%), mermelada (41%), dulce de leche (40%) y huevos blancos (33%).

En frutas y verduras también creció fuerte el gasto: un 49%, muy impulsado por la papa (117%), el tomate (110%) y la banana (59%), que estaba a $ 10,50 el kilo y hoy oscila en torno a los $ 16,75.

Entre los lácteos, la leche entera en sachet más económica fue lo menos afectado, con subas del 27% en una marca líder (de $ 5,62 a $ 7,15). Pero eso se compensó con incrementos del 65% en el pote de queso crema (de $ 12,66 a $ 20,85), del 52% en queso cremoso (de $ 62 a $ 94 el kilo), del 50% en manteca y del 44% en yogur. En promedio, 48% de avance en seis artículos.

¿Cuánto sale “tirar” un kilo de asado en la parrilla? En los últimos días, contando las ofertas, alrededor de $ 60: es un 60% más que los $ 37,50 de un año atrás. En jamón cocido el gasto se elevó 40%, en tapa de nalga 36% y en pollo fresco entero, un 28%.

Detergente (64%), limpiador cremoso (50%), papel higiénico (53%) y shampoo (52%), en tanto, empujaron el gasto en limpieza y tocador, que creció 45%. Lo mismo que siete bebidas relevadas, entre las cuales se destacó un salto del 63% en agua saborizada y otro del 44% en gaseosa de cola.

¿Cómo se llegó a aumentos tan abultados en casi todos los rubros? Fuentes emrpesarias lo atribuyen al desborde de la inflación, pero también a las “distorsiones” generadas por los controles de precios oficiales. A fines de mayo de 2013, recuerdan, aún regía un intento de “congelamiento” que pretendió mantener quietos todos los precios desde febrero de ese año. Medida que, al quedar desactivada, desató una avalancha de remarcaciones.

El 52% de suba anual en la canasta se registró pese a que 17 de los 50 artículos hoy forman parte del programa “Precios Cuidados” y tuvieron subas menores al resto en los últimos meses. Entre los “cuidados” relevados los incrementos promediaron el 43,6%, mientras que en los “descuidados”, 54,6%.

Con muestras más amplias, otras mediciones también reflejan el gran avance de la inflación en el súper. El Instituto de Estudios de Consumo Masivo calculó que, en 1.300 locales de varias ciudades, los 155 productos más demandados subieron 43,5% en un año. La Dirección de Estadística porteña, en tanto, destacó que el rubro “alimentos y bebidas” tuvo un avance del 44,3% en 12 meses, impulsado en especial por infusiones (59,4%), frutas (53,5%), pan y cereales (50,3%) y verduras (49%).

Frente a esta realidad, los consumidores debieron adoptar distintas estrategias de ajuste que incluyeron comprar menos productos y más básicos (Ver pág. 7). Y es que los sueldos estuvieron lejos de crecer como lo hicieron los precios del súper. En paritarias, se vienen pactando “recomposiciones” del orden del 30%. Y el salario mínimo, hoy en $ 3.600, sólo es 25% mayor al de un año atrás. (Clarín)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. capipe dice:

    Menos mal que son “precios cuidados”, ya que si no lo fueran estoy seguro que hubieran subido menos….

Publicidad

OPI Video