Publicado el: 10, Jun, 2014

El Sindicato de Petroleros de Santa Cruz se escindió de la Fdederación que lidera Alberto Roberti


El nuevo Secretario General de Petroleros Claudio Vidal ayer en Caleta Olivia - Foto: OPI Santa Cruz/Daniel Bustos
10/06 – 10:30 – El día sábado en la localidad de Las Heras, hubo una asamblea con picos de mucha tensión que terminó con el apoyo irrestricto del cuerpo de delegados al Secretariado general del sindicato de Petroleros Privados, para romper todo vínculo con la Federación Argentina de Petróleo y Gas Privado que preside Alberto Roberti. Claudio Vidal, titular del Sindicato y a instancias de la asamblea, suspendió a Martín Oñate y Néstor Vivares por “proceder inconsulto” en un conflicto con la empresa Bacsa en Las Heras, motivo por el cual fueron procesados, detenidos y liberados.

El Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz, realizó una asamblea donde asistieron delegados y afiliados que discutieron por varias horas, llegando , inclusive a generarse situaciones que hicieron temer por acciones violentas de parte de sectores enfrentados entre sí por la decisión que se estaba por tomar: nada menos que separarse de la Federación Argentina de Petróleo y Gas Privado, tutelada por Alberto Roberti, entidad que mantuvo más des años intervenido el sindicato, aduciendo irregularidades, enfrentamientos internos y malversación de fondos, pero que nunca llegó a encontrar responsables de estos delitos ni se interpusieron denuncias ante la justicia.

El actual titular del Sindicato, Claudio Vidal, desde que realizó su campaña al secretariado, anunció que uno de sus objetivos era el de escindirse de la Federación y el sábado, dicho objetivo, fue cumplido, no sin una fuerte resistencia interna por parte de afiliados que mantuvieron una posición contraria.

Como en su campaña preelectoral, Vidal cargó fuertemente en contra de la Federación, tuvo la contraparte de Juan Carabajal, quien se le opuso internamente y llevó como segundo punto a la reunión de 4 horas que contó con afiliados de Truncado, Caleta Olivia y las Heras, la sanción disciplinaria a los compañeros Oñaate y Vivares, por haber realizado una medida inconsulta en la empresa Bacsa (Las Heras), motivo por el cual fueron encarcelados por orden del juez Eduardo Quelín y posteriormente liberados.

“Fue una asamblea que duro más de cuatro horas – declaró Vidal – estaban convocados los compañeros a partir de las 4 de la tarde, hubo algunos compañeros delegados de otras localidades que no pudieron hacerse presentes debido a las condiciones climáticas pero la verdad que el acompañamiento en su mayoría y la presencia más que nada de la mayoría de los trabajadores fue importante, estoy contento por el resultado final de la asamblea, los delegados tuvieron la oportunidad de participar y la verdad que no esperaba tanto acompañamiento y respaldo”.

Sobre la separación de la Federación, tras la desafiliación masiva que se generó dijo “Fue una decisión más que nada histórica donde todos los trabajadores demostraron clara intención de desafederarse de una vez por todas de la federación, hubo algunos personajes que trataron de que esto no fuera positivo o que no fuera favorable a lo que planteaba la conducción, gente que antes estaba en contra de la federación y que hoy está trabajando de la mano, tratando de derrocar la comisión directiva, muchas veces nos vemos perjudicados pero bueno, con resultado negativo para ellos y totalmente positivo para la conducción de este gremio porque de todos los delegados presentes creo que fueron solo seis delegados que no estaban de acuerdo en levantar la mano y acompañar la decisión de la mayoría que fue planteada democráticamente de desafiliarnos de federación de una vez por todas justamente por considerar que la federación es un cáncer para los trabajadores petroleros de Santa Cruz”.

Atacó la acción de Carabajal y 6 delegados que lo acompañaron por la actitud pro-federación que viene denunciando el dirigente y que mantuvieron en la asamblea y finalmente sobre el orden del día y su segundo punto, dijo que, resolvieron de forma interna a mano levantada, democráticamente y donde estuvieron presentes los compañeros Vivares y Oñate, la aplicación del estatuto y basándonos en el artículo 28 del capítulo 4 la aplicación de una sanción disciplinaria que estaba basada en 90 días de suspenso, “ellos también tienen la oportunidad de impugnarla, tiene 10 días para hacerlo, me parce justo es parte de la democracia parte de un estatuto que rige sobre este gremio”, dijo Vidal que aclaró los motivos por los cuales dichos afiliados fueron penados, ya que cuando produjeron el conflicto en Bacsa, fue una medida inconsulta y a contramano de cualquier decisión del sindicato, al cual los nombrados, nunca obedecieron y motivos por lo que terminaron detenidos y hace muy poco, liberados por orden del Juez Eduardo Quelín, aunque el proceso, continúa. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video