Publicado el: 10, Jun, 2014

La cartelización se trasladó a Santa Fe: Austral, Contreras, Isolux y Esuco, conocidos tras el gasoducto del NEA


La cartelización se trasladó a Santa Fe: Austral, Contreras, Isolux y Esuco, conocidos tras el gasoducto del NEA
10/09 – 18:30 – Ya es conocido por todo el país, los problemas estructurales que tiene Austral Construcciones SA para seguir cumpliendo tareas en Santa Cruz. La difícil situación empresaria, las sospechas de irregularidades impositivas y las investigaciones por lavado de dinero, han forzado a Lázaro Baéz a migrar con sus intereses al NEA. Esta vez, muchos amigos que compartieron licitaciones en Santa Cruz, están afianzándose en Corrientes.

En busca de aires nuevos y (presupuestos) que ayuden a sobrevivir a los cultores de la obra pública nacional, en lo que se han transformado varias empresas y empresarios de Santa Cruz y otros que en la última década llegaron a las tierras pinguinas para hacer muy buenos negocios de la mano del Ministerio de Planificación, conocidísimas empresas de la construcción migraron al norte y uno de los lugares donde recalaron, es en la provincia de Santa Fe.

Allí y de acuerdo a la publicación del diario El Litoral (Santa fe) tres grupos empresarios se han presentado para la construcción del Gasoducto NEA, que deberán construir 265 kilómetros de gasdocuto del noroeste (tramo santa Fe), una obra que, inicialmente, demandará una inversión de 1.200 millones de pesos.

Pero hay algunos datos que no son menores a la hora de bucear sobre los intereses que cruzan a los realizadores, finanaciadores y ejecutores de este proyecto. En principio es una obra que se realiza por tramos, con un total de 800 kms de extensión y un costo de 5.225 millones de pesos.

El único gerenciador de esta super obra, es el Ministerio de Planificación, a cuyo frente está Julio De Vido, funcionario que ha viajado y sigue viajando a la región, para anticipar que esta obra “se hace o se hace” y a tal efecto se ha comprometido a ir “por partes”, pero hacer indetenible el avance.

Como dijimos, para esta oportunidad Julio de Vido, decidió dividir la obra en tramos y licitar cada uno de ellos. En el caso de Santa Fé, se presentaron 3 grupos de empresas, para licitar los 265 kms y estas UTE se integraron de la siguiente manera: BTU-Esuco-Víctor Contreras que ofertó 1.090.322.000 pesos; Iecsa-Austral-Conta-Isolux, que ofertó 1.051.166.000 y Contreras Hermanos-Helport-CPC-Rovella Carranza, que fijó un precio de 1.082.900.000 pesos, describe El Litoral.

Consultadas fuentes periodísticas santafecinas, las mismas coincidieron en apuntar que la llegada del equipo de Julio de Vido, dejaron sentadas las bases para coordinar todos y cada uno de los tramos y las adjudicaciones, tal como se hizo siempre en Santa Cruz, cuando se manejaba el posicionamiento de las empresas que alternativamente ganaban todas las licitaciones de obra pública, lo que dio en llamarse “la cartelización de la obra pública en la provincia”.

Teniendo en cuenta la experiencia que nos hizo vivir el “modelo K” de la obra pública, nos aventuramos a decir que el grupo integrado por Iecsa-Austral-Conta-Isolux, que ofertó 1.051.166.000, será quien se adjudique el gasoducto, al menos esta vez es la que cotizó más bajo, mientas las otras dos UTE, le hacen de soporte.

Les encargamos sobremanera a nuestros colegas santafesinos, que no pierdan de vista las próximas licitaciones de los otros tramos y quiénes son los que constituyen estas UTE, porque habrá grandes novedades que hoy ya se pueden percibir. Es probable que en otro tramo, este grupo que hoy gana, no tenga chances, sí lo ganen otras UTE y así sucesivamente y en forma alternativa, todas las obras del gasoducto irán cayendo en las mismas manos que finalmente condensarán los 5.225 millones más las ampliaciones por mayores costos. Lo interesante es advertir que todas, indefectiblemente, han sido previamente autorizadas a licitar, por medio de los buenos oficios de Julio de Vido, quien ha visitado la región no menos de 4 veces, organizando este millonario proyecto.

Esto nos lleva a recordar las denuncias que hicieron intendentes cordobeses, como Gustavo Sez de Capilla del Monte, quien para recibir fondos nacionales para obras por 280 millones de pesos, debía respetar la decisión de Julio De Vido, sobre qué empresa realizaría el trabajo. “Los fondos del Gobierno nacional vienen acompañados de la exigencia de la empresa que debe ejecutar la obra”, se expresó allí, resumiendo que si, en ese caso, no la hacía la empresa Mundo Estructura, firma indicada por el Ministro, el dinero no llegaba.

No obstante, podemos decir que este tramo del gasoducto del NEA, es “relativamente barato”, teniendo en cuenta que para asfaltar solo 170 kms de ruta (Nº 47) a la localidad de Puerto Deseado – santa Cruz, Austral Construcciones SA y Kank y Costilla SA, que es decir lo mismo, ya que ésta última fue absorbida por el Grupo Báez, presupuesto la bonita suma de 1.300 millones de pesos, a razón de 7.5 millones de pesos por kilómetro, algo totalmente desfasado e insólito, constituyendo la ruta más cara del mundo. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. capipe dice:

    Santafesinos: Entre los carteles de la droga y los carteles de la obra pública, ustedes están hasta las bolas…..ya los van a ir conociendo, con el vasco Goico al frente….

Publicidad

OPI Video