Publicado el: 11, Jun, 2014

La metáfora del knokout kirchnerista


La metáfora del knokout kirchnerista
11/06 – 12:00 – ¿Predicción o clarividencia?. La indulgencia de Víctor Hugo Morales para con el kirchnerismo no tiene límites, pero lo paradógico, en este caso, es que, pretendiendo ser tremendamente obsecuente y ayudar a construir el relato a partir del aprovechamiento de la imagen del boxeador “Maravilla” Martínez, el relator hizo una descarnada descripción de lo que es el kirchnerismo, lo que representó y cómo llega al final de época. ¿Estará arrepentido? (Por: Rubén Lasagno)

En el preludio de la última pelea de “Maravilla” Martínez contra Mieugel Angel Cotto, el relator de futbol, también periodista y ahora, llamativamente, comentarista de boxeo, Víctor Hugo Morales, hizo una emotiva introducción donde, comparó la historia de vida, de lucha, sacrificio y triunfo del púgil de 37 años, con lo que ha representado el kirchnerismo en estos 10 años, de la denominada, por el gobierno, década ganada.

Al respecto, con su entonación fenomenal, la voz clara y esas inflexiones de buen decidor que tiene Víctor Hugo, expresó:

“Para mí es un orgullo poder vivir esto, porque Maravilla Martínez me preguntaba recién, qué significado tiene para el boxeo Argentino. Es una formidable metáfora de la propia Argentina. Se fue sin nada en febrero del 2002 y ha vivido una etapa extraordinaria en su vida, para consolidarse como un extraordinario campeón y haberle ganado nada menos que a la vida. Por eso digo que también es una metáfora de lo que se ha vivido de esta década en argentina”.

Cuando comenzó la pelea, Martínez se enteró que había perdido 14 meses (tiempo que transcurrió desde que peleó por última vez) encandilado por las luces del “relato” y olvidó entrenar. Cotto, 6 años menor, lo tiró tres veces en el primer round y lo vapuleó el resto de la contienda, hasta que, atinadamente, su entrenador impidió que le siguieran pegando innecesariamente y detuvo la agonía.

Víctor Hugo calló. Tan visible fue el yerro de este buen relator de futbol pero mal relator del relato que comenzaron a faltarle palabras en su florido y enriquecido vocabulario. Sin duda, el uruguayo, durante los minutos que se extendieron a lo largo de los 9 rounds, debe haber pensado en más de una oportunidad ¿Qué hago yo acá?. Pero allí estaba, por decisión propia y fondos del gobierno.

Era la pasión por el relato y una jugosa pauta, lo que lo llevó a ser parte del nuevo slogan colectivo del kirchnerismo/cristinismo, ahora: “Boxeo para todos”, proyecto que tuvo una vida tan corta como la corona de campeón de Martínez, desde el mismo momento en que pisó la lona de Madisson Square Garden. Proyecto que movidos por el exitismo, llevó a las costosas platea del mítico ringside a muchos conocidos kirchneristas, e inclusive los santacruceños pudimos observar en un inocente paneo de cámaras, al “comunicador” local Rafael Gardoki, reparado para alentar al gigante caído.

Pero la profunda pena de Víctor Hugo no provenía de haberse equivocado en alabar el esfuerzo del boxeador, realzar su sacrificio y entronar sus capacidades más allá de sus verdaderas competencia; el vértigo estomacal que sintió el periodista K, fue por haber comparado a través de una metáfora desafortunada, el triunfal sacrificio del veterano boxeador que lograba la épica victoria en la vida, pero mostraba la estruendosa caída con aquel combate que nunca debió dar; porque en el fondo, su metáfora remitía a eso, precisamente: “Maravillas” se montó en un relato personal, creyendo que podría derrotar a su adversario, aún en evidentes condiciones de debilidad, solo sostenido por los laureles de lo que alguna vez fue.

Trasladado al campo del relato político, Morales expuso la parábola de Néstor en un ejemplo desafortunado y como buen relator del relato, suavizó el yerro, trató de remendar su error de apreciación y escapó lo más elegantemente posible de su desacertada predicción de triunfo, pero nada dijo del inconmensurable daño que le produjo al relato K, la inadecuada analogía entre las maravillas de Martínez y los sacrificados logros del “modelo”, unidos en la derrota.

Todo un fiasco. El gobierno se aprestaba a usar hasta el hartazgo el mensaje montado en el triunfalismo deportivo, para trasladarlo al modelo de gestión política y utilizzarlo hasta el desgaste, en la campaña política que ya se ha largado o más bien, que nunca dejó de desplegar el gobierno nacional. Creó “Boxeo para Todos”, expuso ante los micrófonos al mayor ilustrador del relato K y se ilusionó con la victoria del boxeador ícono del sacrificio, la honestidad deportiva, el esfuerzo, el profesionalismo y la dedicación.

La idea de trazar el paralelismo “Maravilla”- Década kirchnerista ganada, fue tan tentadora para los actores de reparto, que el lanzado Víctor Hugo, obnubilado por la ímproba tarea de marcar las diferencias entre el kirchnerismo y los otros gobiernos democrático que jamás existieron, porque la historia del país comenzó en el 2003, le puso picante al relato, pero abandonó la comparación, cuando vio al héroe besar la lona. “¿Estará besando la lona el modelo?, habría que preguntarse, si uno se remite a la metáfora planteada por Víctor Hugo cuando coronó su frase, expresando: “Por eso digo, que también es una metáfora de lo que se ha vivido de esta década en argentina”.

Ahora viene el mundial de futbol, una instancia que con alguna moderación por la reserva triunfalista que existe, le quita al kirchnerismo la tentación de subirse al carro antes de que ruede la pelota. Pero no hay duda: en la medida en que el seleccionado nacional escale y progrese en el campeonato, el gobierno hará suya la victoria, promoverá cortos televisivos con empatía, asociará figuras y jugadas con actores (Néstor y Cristina) y aciertos políticos (programas, obras, índices) de una década, manipulará los mensajes por asociatividad (selección argentina-triunfo-gobierno argentino-éxito) y envolverá todo en la bandera argentina, cuidando que al tope del mensaje, queden “ellos” por sobre, inclusive, el éxito deportivo.

La foto de Leo Messi, junto a Estela de Carlotto, la marcha atrás de entregar “Fútbol para Todos”, las confesiones pro modelo del entrenador del seleccionado y la aparición en la Tv pública de una mesa compuesta por el menemista, duhaldista, kirchnerista – Diego Maradona (que no tiene mucho para decir, o al menos parece ralentizado) y Víctor Hugo, defensor irrestricto del modelo y una batería de propaganda política al acecho, desde las productoras ultraoficialistas, son la mejor prueba de que todo está aceitado para usar al fútbol por la gran conectividad que existe entre este deporte y el pueblo, que lo lleve en busca de los objetivos superiores que se proponen para el 2015.

Solo los atempera, la desconfianza de un conjunto que se muestra como la sumatoria de excelentes individualidades, pero con poca identidad como equipo. Los limita la última gran apuesta frustrada con “Maravilla” y se esfuerzan por buscar como redentor, al único más aceptado y más querido por la gente: Leo Messi. Si el equipo argentino sale campeón, el gobierno cree que tendrá más aire para manipular la política en el último tramo; si acaso no llega, el kirchnerismo advierte otra frustración y por ese motivo, se mantiene más cauto y le ha encomendado a Víctor Hugo, que sin duda de fútbol sabe, no abrir el paraguas antes de que llueva y dejar una ventana abierta, por donde pueda escapar la dignidad. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 7 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Nany Berrioz dice:

    Don Dinero, es la razón.

    Víctor H. Morales, Diego Maradona, Boudu, La Campora, Peralta, Baez y los Kirchner entre otros. ¿Cual es la diferencia? Ninguna. Todo lo hacen por mucha plata.

    La gran diferencia entre estos despreciables Cipayos y la gente, es que Nosotros podemos caminar Libremente, ellos lo harán siempre mirando hacia atrás, temerosos y desconfiados, contratando costosos abogados y seguridad privada pues la sombra de la Justicia y los honestos los persigue, para algún día educarlos tras de rejas.

    Realmente, dan lastima.. siempre serán Pobre Gente con mucha plata, Robada.

  2. capipe dice:

    Buen artículo OPI, la gran diferencia con el “modelo” será que éste perderá por “nock out”….en la lona y culo pa’rriba…

  3. Los k son tan mediocres que el destino desistio de ayudarlos, ,como dice el refran: PUEDES ENGAÑAR A TODO EL MUNDO ALGÚN TIEMPO, PUEDES ENGAÑAR A ALGUNOS TODO EL TIEMPO; PERO NO PUEDES ENGAÑAR A TODO EL MUNDO TODO EL TIEMPO. Y CREO TENIA RAZON ABRAHAM LINCOLN NO ?

  4. fernecola dice:

    uruguayo, cuando caiga el régimen, ni en tu país te van aceptar. vendido, cagador, garca.-

  5. QUE PAIS GENEROSO SOMOS CUAQUIER MIERDA COMO ES URUGUAYO MUERTO DE HAMBRE VIENE Y DIFIENDE A TODOS ESTOS CHORROS

  6. Mandrake dice:

    SI FUERA ARGENTINO…, QUE SE YO…, VAYA Y PASE…, SERÍA UNOS MÁS DEL MONTÓN…, PERO SIENDO URUGUAYO Y TAN LAME CULO DE ESTA BANDA NARCOMONTOKIRCHNERISTA…, REALMENTE ES NO TENER DIGNIDAD.

    LA COMPARACION ENTRE LA DECADA QUE DICEN GANADA ESTOS FORROS Y ¿MARAVILLA? MARTINEZ, ES CORRECTA DE PARTE DE ESTE ARRASTRADO; AL PRINCIPIO, NO GUSTABAN, PERO ALGUNAS POCAS COSAS HICIERON BIEN (SALIÓ CAMPEON DEL MUNDO SIN PELEAR BIEN, CASI NADA), LUEGO, NO SE CALENTARON POR COSAS MUY IMPORTANTES COMO LA INSEGURIDAD, NARCOTRAFICO, CORRUPCION DESDE EL PRESIDENTE/A PARA ABAJO (CATORCE MESES RASCANDOSE EL HIGO Y MAL ENTRENADO O NADA ENTRENADO), EN EL MOMENTO DE PONER LOS HUEVOS SOBRE LA MESA, SE PIERDEN EN PALABRAS QUE SOLO LOS GILES APLAUDEN (SUBIO AL RING MAL ENTRAZADO, ESCONDIENDO LAS RODILLERAS), EL MODELO ECONOMICO, ES EL FIEL REFLEJO DE LA MENTIRA Y FRACASO DE ESTA DECADA (EL EL PRIMER RAUND, TRES CACHETAZOS, TRES CAÍDAS ¡QUE MARAVILLA!.

    LA DIFERENCIA…, FRENTE A ESTE BOXEADOR, SE PARO UNO BIEN ENTRENADO Y BIEN ACONSEJADO DE COMO PELEARLE; FRENTE A LA RUNFLA KIRCHNERISTA, NO EXISTE NADIE QUE PUEDA ROMPER CON EL APARATO Y HOY DIA GANARLES EN LAS URNAS; HAY MUCHOS VICTOR HUGO MORALES, QUE POR PLATA Y CARENCIA DE DIGNIDAD, LOS VAN A SEGUIR VOTANDO.

  7. ana dice:

    buenísimo! me encantó el artículo!

Publicidad

OPI Video