Publicado el: 16, Jun, 2014

Presión de Cristina en la pelea con los fondos buitre


Presión de Cristina en la pelea con los fondos buitre
16/06 – 11:00 – Horas antes de la decisión de hoy de la Corte de EE.UU, la Presidenta planteó que “ponen en riesgo el sistema económico internacional”. El documento final reconoció el “peligro” que representan.

El reclamo de Argentina por los fondos buitre fue uno de los temas centrales del discurso de Cristina Kirchner ante la asamblea del G-77 + China que se llevó adelante ayer en esta ciudad boliviana. El documento final rubricado por los 133 países participantes brindó apoyo a la Argentina en su reclamo por los holdouts y apoyó las disputa por la soberanía de Malvinas.

Cristina arribó a la sesión que convocó a una treintena de presidentes y jefes de Estado a las 10.50 de la mañana, casi dos horas después del inicio. No participó de la foto oficial y tras su ingreso al plenario fue saludada por el presidente anfitrión, Evo Morales. Con un vestido color uva y reconociendo su retraso, se tomó unos minutos antes de salir del Hotel Los Tajibos para saludar a un grupo de militantes K provenientes de las provincias de Salta y Jujuy. “Junto a ustedes no me siento la Presidenta, sino una militante más”, les dijo entre risas antes de dirigirse al predio de la Fexpocruz donde se realizó la asamblea denominada “Hacia un nuevo orden mundial para vivir mejor”.

Al ocupar su lugar en el plenario, donde desde temprano estaban el canciller Héctor Timmerman y el embajador en Bolivia, Ariel Basteiro, y a habían hecho uso de la palabra doce mandatarios. Evo le cedió la palabra a Cristina rápidamente que habló durante 26 minutos, dedicando gran parte del discurso a criticar a los fondos buitre y recordando la política de “desendeudamiento que inició Néstor Kirchner en 2003”. Hoy se pronunciarán los nueve jueces del máximo Tribunal estadounidense. La decisión será clave para nuestro país, ya que se conocerá si se acepta la sentencia o a la apelación del Gobierno nacional (ver Pág. 13) En este contexto, la Presidenta pidió que el foro de naciones emergentes, se pronuncie “contra estas prácticas financieras pero, con un modelo que ya se ha tornado sistémico en el mundo en cuanto a expoliación”. Con tono crítico señaló que “este pequeño grupo de fondos buitres, pone en peligro, no solo a la Argentina, l o que se está poniendo en juego, es el sistema financiero internacional y el sistema económico internacional, más que el sistema financiero ”.

El respaldo se conoció en el documento final aprobado por el bloque del G-77 + China donde los países en vías de desarrollo señalaron su preocupación por las actividades de los fondos buitre. “Algunos ejemplos recientes de las acciones de los fondos buitre en los tribunales internacionales han puesto de manifiesto su carácter altamente especulativo” y manifestaron que estos fondos “ plantean un peligro para todos los procesos futuros de reestructuración de la deuda, tanto para los países en desarrollo como para los países desarrollados”.

Si la Corte decide no dar lugar a la apelación presentada por el gobierno de Cristina Kirchner, el país deberá asumir el pago de más de 1.330 millones de dólares a los bonistas. En un gesto político frente al pedido de la Presidenta que además manifestó que bajo estas condiciones “ningún país va a reestructurar sus deudas”, el documento del G-77 reiteró la importancia “de no permitir que los fondos buitres paralicen las actividades de reestructuración de la deuda de los países en desarrollo ni priven a los Estados de su derecho a proteger su pueblo conforme al derecho internacional.” Sin participar de los restantes discursos de sus pares, Cristina se retiró para mantener una reunión bilateral con su par de Cuba Raúl Castro. Después realizó algunos saludos protocolares con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el diplomático chileno Juan Somavia, el Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon y se despidió de Evo Morales. Poniendo fin a la agenda oficial en Santa Cruz de la Sierra, a las 14:20 despegó el Tango 01 del aeropuerto Viru Viru, rumbo a Buenos Aires.

El canciller Héctor Timmerman se quedó unas horas más en Bolivia para reunirse con el primer ministro de Timor Oriental, José Luis Gutierres y con el ministro de Estado para asuntos financieros de Emiratos Árabes Unidos, Obaid Humaid Al Tayer. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video