Publicado el: 24, Jun, 2014

Mujica y Buquebus, peleados por el puerto


Mujica en EEUU: "En Uruguay no somos coimeros"
24/06 – 10:15 – El gobierno uruguayo no le renovará la licencia de la terminal de Montevideo.

Por Nelson Fernández
La relación entre el gobierno uruguayo y el empresario argentino Juan Carlos López Mena ha perdido el carácter amistoso de los últimos años: quedó en un terreno árido con juicios cruzados y con medidas que le generan complicaciones al grupo Buquebus. La ruptura se produjo a raíz de la crisis de la ex aerolínea Pluna que terminó en un escándalo político, con dos altas autoridades de gobierno procesadas y con derivaciones judiciales que no han concluido y amenazan al propio grupo empresarial de transporte.

En ese contexto, la decisión del gobierno de licitar la terminal de pasajeros de Montevideo, y por lo tanto no renovar automáticamente la licencia que Buquebus tiene en el puerto de Montevideo, ha sido vista como una medida de “Pepe” Mujica de marcar distancia con López Mena. El empresario argentino relativizó el impacto que esa decisión tendrá en su empresa: dijo que en Colonia no tiene terminal propia y que, sea de quien fuere la zona de llegada y salida de pasajeros, su compañía podrá seguir operando sin problemas. Y agregó en voz alta que si quedó en medio del juicio por una fallida subasta de aviones fue porque el gobierno le pidió una ayuda cuando no encontraba salida con compradores para las naves y para mantener conectividad aérea y puestos de empleo.

Pero, aunque afirma que los barcos podrán seguir cruzando el Río de la Plata, López Mena decidió recurrir la medida. En realidad, el proyecto de Buquebus era salir de esa zona del puerto y trasladarse a un área que está frente a la Torre de las Comunicaciones, con una nueva terminal moderna y hotel de alta categoría. La empresa había conseguido los avales del gobierno y las autoridades estaban entusiasmadas con esa ambiciosa obra. Pero el plan no se concretó y mientras tanto la empresa usa la terminal de la Ciudad Vieja.

Eso se hace mediante un contrato entre la Administración Nacional de Puertos (ANP) y Buquebus de noviembre de 1994, por un plazo de 10 años, pero con posibilidad de prórroga hasta un máximo de 30 años. Tabaré Vázquez le había dado una prórroga hasta 2010, y Mujica, hasta 2014. En las últimas semanas emitió otro decreto para extender el plazo hasta noviembre de 2015 y anunciar un “llamado a licitación pública para la concesión de la Terminal Fluvio Marítima de Pasajeros del Puerto de Montevideo”.

“Estamos recurriendo esa resolución, aunque eso no afecta nuestro negocio, ya que, sin importar de quién sea la terminal, el servicio de embarque y desembarque de pasajeros se seguirá prestando, como pasa en Colonia, donde la terminal es del Estado”, dijo el empresario argentino al semanario local Búsqueda.

La relación con el gobierno está cortada. A López Mena se le adjudicaba gran ayuda para traer votantes desde la Argentina; la mayoría venían para hacerlo por el Frente Amplio. Y antes de asumir Mujica, organizó un megaalmuerzo en Punta del Este para que el gobierno transmitiera confianza ante inversores internacionales. El evento generó grandes elogios para Mujica.

López Mena hizo juicio al Estado por Pluna, mientras que el gobierno le plantea demandas por cobros vinculados a aquella operación. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video