Publicado el: 30, Jun, 2014

Boudou le pidió al Gobierno de Panamá que le aleje a los periodistas


Amado Boudou días atras en Cuba - Foto: Prensa Senado
30/06 – 10:00 – Procesado por corrupción, no quiere ningún contacto con la prensa. Entró al hotel por un estacionamiento y no atiende llamados. Cómo la policía corrió a un colaborador de Clarín.

El vicepresidente Amado Boudou intenta bloquear por estas horas cualquier contacto con la prensa: antes de llegar, le pidió al Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá, que maneja prensa y protocolo del recambio presidencial, que le alejen los periodistas, ya que en todas las actividades de las que él participa no quiere cruzarse con ninguno.

Boudou llegaba anoche al aeropuerto de Tocumen en un vuelo militar. De ahí, tenía previsto trasladarse hasta el hotel Sheraton, donde se alojan los presidentes y funcionarios extranjeres que vinieron al acto de mañana. Cuando un colaborador de Clarín estaba esperando a que llegara, se le acercaron tres oficiales del Sistema de Protección Institucional (policía y escoltas presidenciales): preguntaron quién era, para qué medio cubría y le pidieron pasaporte y credencial.

El encargado del operativo aseguró que tenía instrucciones de que no haya ningún periodista esperando a la comitiva argentina y le ordenó al cronista que se retirara. Un pedido inédito para las habituales medidas de seguridad de este país. El colaborador de Clarín y un periodista de Canal 13 eran los únicos que esperaban anoche al vice en el hotel. En el lobby había un grupo que aparentaban ser argentinos. Cuando fueron consultados si formaban parte de la comitiva de Boudou, fueron tan poco amables como la policía: “Qué te importa”, contestó uno. Ante otra pregunta, decidió alejarse. Era un hombre con anteojos y no más de un metro setenta. Lo acompañaban tres hombres más (dos con cámaras) y dos mujeres.

Frente una nueva consulta a otras de las personas del grupo, directamente no hubo respuesta. Luego, se supo que el vicepresidente entró por un estacionamiento para evitar a la prensa. Fue imposible comunicarse con su habitación, ya que pidió que no le pasen llamadas y el interno automáticamente da ocupado.

La embajada argentina en Panamá tampoco da ninguna comunicación oficial. Es posible que ni siquiera tengan información sobre los movimientos del vice. Las dos actividades que tiene agendadas para hoy son cerradas para la prensa: un almuerzo con otras delegaciones y la cena que organizó el presidente Martinelli en el Palacio de las Garzas. Mañana sí deberá aparecer en público, en la asunción del nuevo presidente. En Buenos Aires, toda la atención estará puesta en el partido de Argentina con Suiza, por los octavos de final del Mundial de Fútbol. (Clarín)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. capipe dice:

    Que país de morondanga (la verdad querría poner otra cosa) que somos, un delincuente, chorro, ladrón, estafador, falsificador, coimero y corrupto, (según lo dicho por la Justicia), es nuestro representante, es evidente que no había alguien mejor para mandar…

Publicidad

OPI Video