Publicado el: 1, Jul, 2014

Francia: detienen a Sarkozy por presunto tráfico de influencias


Francia: detienen a Sarkozy por presunto tráfico de influencias
01/07 – 10:50 – El ex presidente francés está bajo arresto provisional. También fueron detenidos su abogado y dos jueces, quienes le habrían pasado información secreta sobre la causa en la que se investigaba el financiamiento de su campaña presidencial.

María Laura Avignolo
En un caso inédito para un jefe de estado francés, el ex presidente Nicolás Sarkozy se encuentra hoy detenido provisionalmente por el tribunal de Nanterre en el marco de la causa en la que se lo investiga por “corrupción y trafico de influencias”.También está bajo su misma condición su abogado Thierry Herzog, uno de los mas prestigiosos de Francia, y dos magistrados, Gilbert Azibert y Patrick Sassouts, que le habrían provisto información confidencial al ex presidente sobre el affaire Bettencourt y sus aportes a su campaña presidencial. Bajo esta metodología de “garde a vue”, el presidente puede ser detenido e interrogado 24 horas, renovable por otras 24 horas más.

Sarkozy fue detenido esta mañana, después que el diario Le Fígaro filtrara ayer por la noche que el ex presidente sería convocado “en los próximos días”. El ex presidente ha decidido no ser representado por ningún abogado en el caso, ya que el suyo se encuentra detenido junto a él.

“Con Nicolás Sarkozy uno se habitúa a lo inédito”, dijo el ministro de trabajo socialista Francois Rebsamen, en la primera reacción oficial del Gobierno francés. Julian Dray, socialista y amigo personal del presidente, Francois Holland, aclaró “que esta ‘garde a vue’ no es una prueba de culpabilidad sino que es para ser escuchado” en una investigación sobre el tren de vida presidencial. “Es una posibilidad de explicar el fondo del dossier”, aseguró. Eva Joly, ex candidata ecologista y ex jueza anticorrupción, dijo por la red social Twitter: “Sarkozy en ‘garde a vue’: Los franceses necesitan saber que la justicia es la misma para todos”. El diputado Daniel Fasquelle, de la UMP, el partido de Sarkozy, se mostró preocupado por “los medios desmesurados” puestos en marcha por la justicia. Christian Estrosi, también legislador, habló de “odio hacia mi amigo”.

Sarkozy, Herzog y Azibert deberán ser interrogados en el curso de la investigación “por trafico de influencias” y “violación del secreto de instrucción”, que esta a cargo de las juezas de instrucción Patricia Simon y Claire Thepaut, del polo financiero del tribunal de gran instancia de París.

Francia mira atónita el procedimiento, que está vinculado a las escuchas telefónicas que la Justicia ordenó sobre el ex presidente, su abogado y sus allegados y que él considero como un método propio de la Stasi, la policía política de Alemania del Este.

Originalmente se iniciaron para investigar un millonario financiamiento de Libia a la campaña presidencial sarkosista durante 2007. Pusieron al mismo tiempo bajo control telefónico judicial a varios amigos y asesores próximos del ex jefe de estado. Así se constató que Sarkozy era muy parco en su celular pero que disponía de otro celular, bajo una falsa identidad. Se comunicaba con su abogado Herzog a través de un tercer teléfono, también bajo una falsa identidad.

Las desgrabaciones revelaron que tanto Sarkozy como el abogado estaban muy bien informados sobre todos los procedimientos judiciales en torno al affaire Liliane Bettencourt, donde la famosa millonaria y dueña de L’Oreal habría contribuido financieramente con dinero en efectivo a su campana del ex jefe de Estado. Sería Gilbert Azibert, abogado cercano al tribunal de casación y amigo de Herzog, quien les proveía la información. El y Herzog hoy se encuentran en detención provisional y Sarkzoy deberá declarar en los próximos días.

Al enterarse de las escuchas judiciales, Sarkozy salió de su mutismo mediático tras el fin de su presidencia. Denunció a la Justicia francesa, en una tribuna de Le Fígaro, como acudiendo a recursos propios de “la Statsi y dijo que estaba siendo instrumentalizada por los socialistas.

La Justicia secuestró las agendas de Nicolás Sarkozy en la presidencia y el abogado Azibert buscaba saber si la justicia se las devolvería o no.

Este es uno de los seis casos judiciales en los que esta involucrado el ex presidente y amenazan su regreso a la política, aún cuando el jefe de Estado socialista socialista, Francois Hollande, es muy impopular. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video