Publicado el: 3, Jul, 2014

El Gobierno volvió a ampliar el presupuesto y emitió deuda por más de $ 10.000 millones


Casa Rosada - Foto:
03/07 – 09:30 – En la primera mitad del año, varios programas oficiales, como Fútbol para Todos, han utilizado la mayor parte de los recursos que tienen asignados.

Por José Hidalgo Pallares
Apenas un día después de difundir a través del Boletín Oficial una modificación en el presupuesto público por más de $ 10.000 millones, el Gobierno dio a conocer ayer una nueva ampliación del gasto, esta vez, por 7400 millones de pesos.

Este nuevo aumento del gasto, que se financia con la emisión de deuda pública, vuelve a tener como beneficiario al sector energético. Sin embargo, los informes oficiales sobre ejecución presupuestaria muestran que en la primera mitad del año varios programas oficiales han utilizado ya la mayor parte de los fondos que tienen asignados.

A través de la decisión administrativa 478, publicada ayer en el Boletín Oficial y que lleva la firma del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y del ministro de Economía, Axel Kicillof, el Gobierno estableció una transferencia por $ 7400 millones a Enarsa, la empresa estatal de energía. Según se detalla en los considerandos de la decisión, los recursos se destinarán a la “construcción de la Primera Etapa del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA)”. Para financiar ese gasto, el Gobierno dispuso la “colocación de deuda en moneda nacional a largo plazo” también por $ 7400 millones.

En la modificación presupuestaria que se dio a conocer anteayer también se dispuso la emisión de deuda a largo plazo por $ 3418 millones. Es decir, en dos días el Gobierno aprobó la emisión de deuda por 10.818 millones de pesos.

La transferencia por $ 7400 millones para Enarsa se concretó a través del programa “Asistencia financiera a empresas públicas y ente binacional”, a cargo del Tesoro. De acuerdo con los datos de la Oficina Nacional de Presupuesto, hasta el 29 de junio (fecha de la última actualización) ese programa había devengado el 66% de su presupuesto de $ 56.410 millones. Es decir, en la primera mitad del año ya se utilizaron las dos terceras partes de los recursos asignados para ese programa.

Otros programas oficiales están en una situación de sobreejecución de sus recursos, lo que anticipa que el presupuesto de la administración pública, que se basa en proyecciones tales como un crecimiento económico de 6,2%, una inflación anual de 9,9% y un tipo de cambio de $ 6,30 por dólar, será ampliado nuevamente en lo que resta del año.

Entre los programas que se encuentran en esa situación hay muchos relacionados con la seguridad. El presupuesto de $ 10.135 millones de la Policía Federal está devengado en un 63%. Entre los programas a cargo de esa institución, el de “seguridad federal” ha utilizado el 67% de sus recursos y el de “seguridad metropolitana”, 62%. También se ha utilizado la mayor parte de los fondos destinados a “formación y capacitación de la Policía Federal” y al “servicio de Bomberos”.

Algo similar ocurre con la Prefectura Naval y con la Gendarmería Nacional, que presenta una sobreejecución presupuestaria en los programas de formación y capacitación, pero también en el de “seguridad en fronteras”.

En el caso del programa Fútbol para Todos, una de las principales herramientas de propaganda del Gobierno, hasta la primera mitad del año (antes del arranque del segundo torneo de primera división y del torneo de transición de los clasificados a la B Nacional) su presupuesto de $ 1447 millones había sido utilizado en un 65 por ciento. En tanto, el programa “Formulación y ejecución de políticas de transporte aerocomercial”, de donde sale el dinero para cubrir el déficit de Aerolíneas Argentinas, lleva utilizados más del 66% de sus recursos.

En la modificación presupuestaria por $ 10.460 millones que se conoció el martes se aprobó aumentar en $ 7362 millones el presupuesto del programa “Formulación y ejecución de la política de energía eléctrica”, que se utiliza para solventar las compras de combustible importado. Aun después de esa ampliación, el presupuesto de ese programa está devengado en más del 80 por ciento.

El déficit fiscal creció casi 40%

Las cuentas públicas registraron en abril un déficit financiero de $ 4276,6 millones de pesos, lo que representa un incremento de 39,5 por ciento frente al mismo período del año anterior, según informó el Ministerio de Economía. Por su parte, el balance primario mostró un superávit de 671,7 millones de pesos, con una caída interanual del 53,5 por ciento. Con los resultados de abril, el primer cuatrimestre cerró con un déficit financiero de 19.456,5 millones de pesos, que es un 28,5 por ciento superior al que se observó en el mismo período de 2013 ($ 15.179,1 millones), según informó la Secretaría de Hacienda, a cargo de Juan Carlos Pezoa. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video