Publicado el: 7, Jul, 2014

Más sospechas de sobreprecios con una firma vinculada a De Vido


El Ministro de Planificación Federal Julio De Vido - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
07/07 – 11:10 – La rosarina Bioart SA, cercana al ministro y apuntada por la venta de arroz, comercializó maíz un 80% más caro.

Por: Matías Longoni
Bioart SA, la sospechosa empresa rosarina que tiene vínculos con el ministro Julio De Vido, no sólo exportó arroz a Venezuela con elevados sobreprecios. Este año también lleva vendidas más de 40 mil toneladas de maíz hacia el país caribeño. Esos negocios se pactaron a valores que son casi 80% superiores a los del mercado y sumaron unos 16 millones de dólares.

Los propietarios de la ignota firma exportadora son los hermanos Vignati, oriundos de la localidad santafesina de Arteaga. Realizaron su primer embarque de maíz a Venezuela el 28 de febrero pasado, apenas quince días después de haber visitado la embajada argentina en Caracas y reunirse allí con María Gabriela Chávez, la hija de Hugo, el difunto líder venezolano (la foto que ilustra esta página fue subida por ella misma a las redes sociales). Ese primer cargamento fue de 13.501,38 toneladas. El valor FOB declarado ante la Aduana era de 391,5 dólares por tonelada.

El 15 de abril Bioart SA realizó un segundo envío de maíz que quedó registrado en la Aduana de Rosario. En este caso fue de 27.499,67 toneladas, también a un valor FOB de 391,5 dólares. Así, la extraña compañía acumuló embarques por 41.000 toneladas (casi 15% del total de ventas argentinas de ese cereal a Venezuela en lo que va del año) y cobró por ellos 16.593.496,52 dólares FOB.

El problema es que ese maíz no valía lo que declaró la empresa sino muchísimo menos. De acuerdo con el precio FOB oficial fijado por el Ministerio de Agricultura para ambos momentos, el valor real de la mercadería era de unos 220 dólares por tonelada. Puede establecerse así que Bioart SA comercializó su maíz a Venezuela con un sobreprecio aproximado de 170 dólares. Es decir que el negocio se pactó unos 7 millones de dólares por encima de lo que correspondía.

Estos insólitos sobreprecios en los negocios con Venezuela llamaron la atención de otras compañías exportadoras de granos, tal como sucedió con el sector productor de arroz. En ese caso, tal como informó ayer Clarín en exclusiva, Bioart SA no sólo acaparó la totalidad del cupo de exportación de “arroz Paddy” pactado entre los gobiernos de Argentina y Venezuela en mayo de 2013.

También facturó con elevados sobreprecios. Colocó 37.700 toneladas de arroz a 606,5 dólares por tonelada, cuando el valor real de mercado oscilaba entre los 350 y 380 dólares.

En el caso del arroz, los molinos tradicionales del sector hicieron llegar sus quejas a un sinfín de áreas de Gobierno. En diversas reuniones, supieron de las andanzas de Bioart el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela; y el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, responsable de extenderle los permisos de exportación. También el gobernador Sergio Urribarri comentó el caso ante la presidenta Cristina Kirchner en un viaje que compartieron a Cuba.

Pero nadie intervino. “Las autoridades han sido debidamente y formalmente informadas de esta operatoria y a pesar de eso, la situación no sólo ha continuado, sino que acentuando la convalidación de estos espurios negocios”, se lamentó la Cámara de Industriales Arroceros de Entre Ríos.

Según diversos testimonios, los Vignati registran un notable crecimiento patrimonial en los últimos años. Roberto, de 35 años y el mayor de los hermanos, conoce a De Vido desde la primera exportación de maquinaria agrícola a Venezuela, varios años atrás. Quien coordinó ese plan fue el ex titular del INTA y actual embajador en Caracas, Carlos Cheppi. Vignati participó a través de Talleres Marisa SA, la fábrica familiar de silos que se ubica en Arteaga. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video