Publicado el: 11, Jul, 2014

José María Núñez Carmona y Alejandro Vandenbroele apelaron sus procesamientos en la causa Ciccone


Núñez Carmona eligió el silencio
11/07 – 09:50 – Lo hicieron hoy a primera hora ante el juez federal Ariel Lijo; con estas presentaciones, el magistrado quedó en condiciones de dar curso a los planteos y enviarlos a la Cámara Federal.

La defensa del socio y amigo de Amado Boudou,José María Núñez Carmona apeló a primera hora de hoy el procesamiento en el caso Ciccone ante el juez federal Ariel Lijo. También lo hizo el supuesto testaferro del vicepresidente, Alejandro Vandenbroele.

Según confirmaron fuentes judiciales a LA NACION, el primer escrito fue firmado por su abogado Ramiro Rubinska, en el que apuntó a criticar la forma en la que Lijo “valoró” las pruebas en la causa para definir el procesamiento por “cohecho” de Núñez Carmona.

A su vez, éste último también cuestionó al magistrado por cómo interpretó los cruces telefónicos en el marco de la investigación y advirtió que habría “vulnerado” su derecho a defensa porque lo citó a indagatoria con la decisión de procesarlo tomada de antemano.

Además aludió a que sus nuevos abogados nombrados tras la renuncia de Diego Pirota no tuvieron tiempo de acceder a la totalidad del expediente antes de su declaración indagatoria.

Con lo ocurrido hoy, ya apelaron todos los procesados en la causa y el juez Lijo quedó en condiciones de dar curso a los planteos y enviarlos a la Cámara Federal.

Un fallo sin precedente

El vicepresidente Amado Boudou, junto con Núñez Carmona, Vandenbroele, Ciccone y un alto jefe de la AFIP, fueron procesados el viernes 27 de juniopor el juez federal Ariel Lijo.

Según el juez Lijo, Boudou actuó con su socio y amigo José María Núñez Carmona, y se valió del contador Alejandro Vandenbroele como su testaferro, según escribió en 333 carillas que integran el fallo. Todos quedaron procesados como partícipes del delito de cohecho y negociaciones incompatibles.

Lijo aceleró los tiempos y firmó los procesamientos al filo de las 23 de ese día histórico. Tenía previsto resolverlos en 15 días, pero los imputados buscaron dilatar las indagatorias con sus pedidos de prórroga.

En ese contexto, el magistrado les prohibió a todos la salida del país, sin autorización judicial, excepto a Boudou. Y no les impuso prisión preventiva porque dijo que no hay motivos para pensar que entorpezcan la causa. Aunque no descartó hacerlo si ocurre en el futuro. Con respecto a Boudou, sus fueros no impiden procesarlo, aunque sí arrestarlo.

El juez tuvo en cuenta como una de las pruebas clave que permitieron llegar al procesamiento la evolución patrimonial de los acusados principales: mientras Boudou y Núñez Carmona se hacían millonarios, Vandenbroele perdía plata. En 2011 Vandenbroele tuvo un patrimonio neto negativo de $ 235.324, en tanto Núñez Carmona declaró más de 9 millones y Boudou más de un millón.

Lijo dio por probado que con intervención de Boudou, y Núñez Carmona, The Old Fund, vía Vandenbroele, se convirtió en la consultora que cobró 7 millones de pesos para refinanciar la deuda formoseña. Fue el primer negocio del trío. Luego The Old Fund se utilizó para apropiarse de Ciccone. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video