Publicado el: 15, Jul, 2014

Reclamos y pedido de seguridad y justicia en Río Turbio, por los asesinos de Lucas Moussou


El joven Lucas Moussou asesinado en Río Turbio - Foto: Fecebook
15/07 – 11:00 – El día 13 de este mes el joven empresario asesinado en Río Turbio en el mes de marzo de este año, Lucas Moussou, habría cumplido 29 años. Lo familiares y amigos se manifestaron frente a la comisaría local donde permanecen detenidos los asesinos. Se cuestionó a la justicia, al sistema penitenciario y la seguridad de la repartición donde están alojados y el peligro que implican para la comunidad, en caso de fuga.

El 13 de julio se habrían cumplido 29 años de Lucas Moussou, el empresario rioturbiente asesinado alevosamente por dos hombres encapuchados, pero con la complicidad de otras personas, lo que a estas alturas de las investigaciones, hace sospechar que los mismos no actuaron solo en virtud del robo de dinero que efectuaron, sino existirían otras razones aleatorias que complicarían la causa y de hecho, familiares y amigos que se manfiestaron en la ciudad carbonera se preguntaban si aquello fue cosa de delincuentes comunes o de sicarios.

Es que una de las líneas de investigación que se están siguiendo desde días posteriores al hecho y que ha dado lugar a una nueva causa, persisten en la existencia de vinculaciones de otras personas con el caso y todas ellas vinculadas al gremio de la construcción (UOCRA).

Por este motivo y para pedir justicia por Lucas, familiares y amigos se dieron cita en el centro de Río Turbio, encabezando el grupo Viviana Martínez, la viuda del joven asesinado y quien sufriera, junto a su marido, la agresión criminal de quienes hoy están detenidos a la espera del juicio oral.

De acuerdo a fuentes judiciales consultadas por OPI los acusados de matar al empresario permanecerán detenidos allí hasta que se decida el juicio oral, instancia que ya ha sido solicitada, pero que podría demorar un tiempo considerable hasta que se lleva a cabo. En tanto, los asesinos permanecen alojados en la comisaría y uno de los planteos de los manifestantes hacia la jueza y el sistema carcelario, es que pasaría si por las bajas condiciones de seguridad que tiene el edificio policial, el cual no está adaptado para retener a criminales de este calibre, éstos logran fugarse y poner a toda la comunidad en riesgo.

A raíz de ello exigieron públicamente que se los aloje en una cárcel común, mientras se cumplen los plazos legales que imponen las apelaciones y hasta que se sustancie el juicio oral.

De acuerdo a lo que extraoficialmente pudo conocer esta Agencia, una de las imputadas, Ana Gabriela Quintana, se encuentra con detención domiciliaria por razones de salud en tanto los autores materiales, Pablo Bernaus, Luis Nicolás Leiva permanecen en una celda de al alcaidía local. (Agencia OPI Santa Cruz)

Notas relacionadas

LEA AQUI las notas relacionadas con el caso

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video