Publicado el: 16, Jul, 2014

Cristina busca un apoyo de los Brics en la pelea con los fondos buitre


Ayer el T01 en el aeropuerto de Río Gallegos - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
16/07 – 09:30 – La presidenta Cristina Kirchner llegó a última hora de anoche a esta capital con dos objetivos urgentes, mientras dejó a cargo del Poder Ejecutivo al vicepresidente Amado Boudou, procesado por el caso Ciccone.

Participará de la cumbre de los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y la Unasur para conseguir un crédito de 5000 millones de dólares del nuevo Banco de Desarrollo del bloquey buscará que todos los presidentes respalden su negociación con los fondos buitre, que reclaman el pago de 1330 millones por el fallo del juez Thomas Griesa, con el fantasma de un segundo default del país.

Por Mariano Obarrio
La cumbre de presidentes comenzará hoy a las 11, en Itamaraty, y a las 13.30 habrá un almuerzo, tras lo cual podrían continuar las sesiones. Por la tarde, Cristina Kirchner regresará a Buenos Aires.

Pero antes buscará el apoyo económico de potencias mundiales que pretenden conformar un polo geopolítico alternativo y hasta antagónico al de los Estados Unidos y la Unión Europea. Y la Presidenta ya dio muestras de que quiere estar en ese eje.

Tras un vuelo de más de cinco horas en el avión Tango 01, la jefa del Estado llegó anoche al lujoso hotel Meliá, procedente de Santa Cruz donde había festejado el cumpleaños de su nieto, Néstor Iván. Se retiró directamente a descansar, sin dialogar con la prensa.

En el nuevo Tango 04, llegaron desde Buenos Aires los ministros de Economía, Axel Kicillof; de Industria, Débora Giorgi; el canciller Héctor Timerman, y el secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro, entre otros.

La Presidenta quiere que su generosidad con Rusia y con China comience a ver resultados. Así, busca negociar líneas de crédito por 5000 millones de dólares del nuevo Banco de Desarrollo del Brics, que se constituyó ayer en la sexta cumbre del grupo, en Fortaleza, entre los cinco presidentes de los países miembros.

De esta manera, la Presidenta buscará fortalecer las golpeadas reservas del Banco Central en un contexto de fuerte recesión y alta inflación, confiaron a LA NACION fuentes oficiales de la comitiva. Pero será una larga gestión, en el mejor de los casos. Nadie puede prever los tiempos.

Por otro carril, ella hará un enérgico pedido de apoyo de los Brics en la negociación con los holdouts para evitar otro default. Los Brics le darán un fuerte respaldo, pero aún está por verse si será declamativo o mediante un mecanismo de intermediación para destrabar el conflicto con los fondos NML Capital y Aurelius y con el juez Griesa.

En la cumbre de Fortaleza, ayer, no hubo mención del tema, pese a que Cristina Kirchner lo esperaba como una bienvenida a Brasilia. Pero hoy ella intentará lograr ese espaldarazo de los Brics, según lo dejaron trascender los funcionarios de la comitiva oficial.

Originalmente el gobierno ruso de Vladimir Putin había invitado a Cristina Kirchner para ir ayer a Fortaleza. Lo anunció Timerman con bombos y platillos cuando se reunió hace dos meses en Moscú con su par ruso, Sergei Lavrov. Pero posteriormente la administración brasileña de Dilma Rousseff le cambió discretamente la invitación a Cristina Kirchner a Brasilia para sumar a todos los países que integran la Unasur a la cumbre con los referentes de los Brics.

Sin embargo, la Presidenta aprovechará el gran escenario junto a los presidentes del Brics -que representa el 21% del PBI mundial- y todos sus pares de la Unasur. La noticia de ayer desde Fortaleza era la creación del nuevo Banco de Desarrollo del Brics, para proyectos de infraestructura, que contará con 50.000 millones de dólares iniciales aportados por los cinco países en partes iguales.

Los recursos

Además, se conformaron el Acuerdo de Reservas de Contingencias financieras, de 100.000 millones, para asistir en crisis especulativas y monetarias, y un sistema de transacciones en monedas locales para evitar el dólar. “Pero los recursos no estarán hasta el año que viene”, dijo a LA NACION un funcionario oficial.

La creación de ambos organismos supone un desafío al acuerdo de hace siete décadas en Bretton Woods, cuando en 1944 nacieron el FMI y el Banco Mundial (BM).

“Es un miniacuerdo Bretton Woods, y para buscar una alternativa al FMI y al Banco Mundial como banco de desarrollo y para tener una posición de fuerza frente a los Estados Unidos y la Unión Europea”, agregó entusiasmado otro miembro del gobierno de Cristina Kirchner.

Sin embargo, en un primer momento el banco del Brics les prestará fondos sólo a empresas que pertenezcan a los países de ese bloque. La Casa Rosada no sabe aún si el dinero llegará a las arcas del Tesoro, del Banco Central o a las empresas rusas, chinas o brasileñas que inviertan en la Argentina. Detalles por pulir.

¿Por qué el Brics abriría la mano? La Argentina les dio a Rusia y a China buenos negocios en materia nuclear, energética, ferroviaria y comercial, entre otras cosas.

Si la Argentina quiere ser país adherente del grupo Brics y del nuevo Banco de Desarrollo, seguramente será inducida a poner recursos. Esa parte aún no se conversó.

El ingreso pleno en el bloque de los Brics no ocurrirá a corto plazo. De hecho, tanto los presidentes de Rusia como de China y Brasil descartaron de plano que el número de miembros de los Brics se vaya a ampliar. Por ahora, al Gobierno le alcanza con su asociación comercial con esos países. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. hugoantikk dice:

    ATENCION: MIENTRAS LA ” KRISTURRA ” ESTA DE FIESTA EN BRASIL, DEJO AL CUIDADO DE LOS HUEVOS A LA COMADREJA, CREO QUE ENCONTRAREMOS LA CANASTA VACIA, BUENO IGUAL MUCHOS HUEVOS NO QUEDAN, SE LOS FUERON LLEVANDO DE A POCO, POBRE DE NUESTRA PATRIA CON ESTOS MALECHORES K.- SALUDOS .

Publicidad

OPI Video