Publicado el: 18, Jul, 2014

Holdouts: se negocia un stay “acotado” para que el Gobierno evite el default a fin de mes


El Gobierno sube el tono de las críticas al juez Thomas Griesa y advierte que, por ahora, no mandará a nadie a negociar
18/07 – 09:30 – Según contaron a Infobae fuentes judiciales de Nueva York, el juez Thomas Griesa podría reinstaurar la medida de no innovar para que el país pague a los bonistas del canje. Pero sólo sería por 24 horas para permitir el giro del dinero. Habría guiño de holdouts a esta medida. Se ganarían 2 meses hasta el próximo vencimiento.

Por: Leandro Gabin
Los tiempos corren y los avances entre la Argentina y los holdouts siguen lejos de ser suficientes. De hecho, lo único público es la batalla de comunicados y avisos culpándose unos a los otros. Pero no mucho más. De todas formas, las negociaciones “serias” se hacen fuera del show que ambos están montando mediáticamente. De hecho, la información que viene desde el ámbito judicial de Nueva York podría ser algo más positiva para la Argentina de lo que se cree.

Según supo Infobae, de parte de fuentes judiciales de la Gran Manzana, es que en estas horas se está negociando un paso clave para que el país no caiga en default el 30 de julio -último plazo para cancelar los u$s539 millones del Discount que quedaron freezados en la cuenta del Bank of New York Mellon (BONY)-. Lo que está sonando con mucha fuerza, y que estudios de abogados involucrados en el caso confirmaron a este medio, es la posibilidad de que se reinstaure el denominado “stay” o medida de no innovar pero en forma “acotada”.

Lo que le habría llegado al juez Thomas Griesa, incluso aceptado por los abogados de Elliott Management, es la idea de volver a colocar el stay para que el 30 de este mes el BONY pueda girar los dólares a los bonistas del canje y, de esta manera, la Argentina evite caer en default.

La propuesta sería que el stay vuelva a estar vigente sólo por 24 horas, o sea ese 30 de julio, para que se pueda girar el dinero. Terminado ese plazo del stay “acotado”, algo técnica y legalmente posible, caiga esa medida y vuelva a quedar en firme la órden de Griesa que impide pagarle a los bonistas sin antes cancelar los u$s1.330 millones a los holdouts.

O sea, Griesa dejaría una ventana de 24 horas ese día 30 para que el BONY transfiera desde su cuenta en el BCRA los dólares a los distintos bonistas del exterior. Todo esto se estaría cocinando previo a la audiencia del martes próximo entre el juez, justamente el BONY, los bonistas europeos que no recibieron sus fondos, y las cámaras de clearing de Europa. Todos estos actores le pidieron a Griesa que se expida con respecto a qué pasará con los fondos freezados en el BONY.

También, el hecho de que el stay sea devuelto sólo de manera efímera tiene una lectura innegable de desconfianza hacia el Gobierno. El juez sólo le estaría dando tiempo a la Argentina para que evite el default en esta oportunidad, pero será la última chance. El Gobierno tiene otros vencimientos de deuda en el exterior a fines de septiembre: u$s67 millones del bono Par ley Nueva York, u$s99 millones del Par bajo ley británica y 1 millón de dólares del mismo título bajo ley nipona.

Esto, de confirmarse, sería una victoria para el Gobierno ya que evitaría ingresar en cesación de pagos a fin de mes, mientras se negocie la forma de pago a los holdouts. El ministro de Economía, Axel Kicillof, ganaría casi 2 meses más para llegar a un acuerdo con los fondos buitre.

“El juez sólo puede darle un margen más de maniobra al Gobierno. Pero no mucho más que eso. La iniciativa contaría con el aval de Elliott. Después de todo la Argentina viene pidiendo un stay para sentarse a negociar sin un arma en la cabeza. De esta manera no habría más excusas y se evitaría el default. Pero sólo se haría si hay firme compromiso de negociar”, explicó a este medio un abogado desde Nueva York. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video