Publicado el: 5, Ago, 2014

Griesa rechazó un planteo del Gobierno: ratificó al mediador


Griesa rechazó un planteo del Gobierno: ratificó al mediador
05/08 – 09:45 – Dijo por escrito que no removerá a Pollack, pese a que Kicillof denunció que no había sido imparcial en su tarea y que favoreció a los holdouts. El juez se adelantó a un pedido formal para desplazarlo.

Por: Ana Baron
Para el Gobierno, el mediador en las discusiones entre la Argentina y los fondos buitre, Dan Pollack, es “incompetente”, “parcial”, y es considerado “el vocero” del enemigo. Por eso, los funcionarios pidieron en los últimos días que no continúe como mediador. Ayer mismo en Buenos Aires el jefe de gabinete, Jorge Capitanich, ratificó que el Gobierno insistirá con ese pedido a través de una presentación por escrito ante el juez Thomas Griesa. Sin embargo, pocas horas después de los dichos públicos de Capitanich el magistrado de Nueva York se le adelantó: firmó una resolución mediante la cual ratificó a Pollack en su cargo y elogió su actuación.

Además, ordenó que las conversaciones futuras continúen bajo su mediación.

“El objeto de esta orden es confirmar que Daniel Pollack, el mediador judicial designado por el tribunal para presidir las negociaciones, seguirá en su cargo”, indicó Griesa en una resolución de cinco páginas. “Es difícil imaginar un movimiento peor por parte de este tribunal que quitar al mediador. Sería una gran injusticia ”, añadió el magistrado.

Algunos analistas han sugerido que Griesa está preparando de esta manera el terreno para eventualmente declarar a nuestro país “en desacato”. Pero ¿qué puede ganar Griesa con eso? Sin duda, complicaría aún más cualquier tipo de nuevas negociaciones o propuestas de arreglos. Además, lo más probable es que cualquier sanción que le imponga a la Argentina, el gobierno de Cristina Kirchner la ignore y la capitalice políticamente en su favor.

Ayer Capitanich dijo en referencia a Pollack que demostró una “clara parcialidad y comportamiento como vocero de los fondos buitre”. Y dijo que el Gobierno reclamará su apartamiento por su “manifiesta parcialidad en el ejercicio de su cargo”.

En la orden que impartió ayer, Griesa defendió el comunicado de prensa que Pollack difundió la misma noche en que fracasaron las negociaciones y que provocó tanto enojo en el ministro Axel Kicillof. En ese comunicado, el llamado técnicamente “Special Master” había dicho que Argentina se estaba encaminando hacia el default. El gobierno insiste con que no se puede hablar de default porque sostiene que pagó el vencimiento de los tenedores de bonos reestructurados. El problema es que el juez Griesa bloqueó ese pago. Y la plata no llegó a sus destinatarios. Pero, según Griesa, al escribir aquel comunicado Pollack estaba cumpliendo lo que le había pedido si se suspendían las discusiones.

“Estaba cumpliendo mis instrucciones”, dijo Griesa. “Además no hay ninguna evidencia de que el comunicado sea inexacto. De hecho es exacto”, añadió.

Con esa frase Griesa avaló a todos los que consideran que Argentina está en default y cuestiona las quejas que le presentó el abogado de Argentina Jonathan Blackman durante la audiencia del viernes; fundamentalmente cuando dijo que el Gobierno había “perdido la confianza” en el proceso de discusiones.

De hecho es necesario recordar que Blackman le recomendó a la Argentina ir a un default en un documento confidencial que se filtró a la prensa y cuya veracidad confirmó luego su colega Carmine Bocuzzi ante el juez Griesa. Ese memo nunca se pudo usar en la Corte porque forma parte de la relación confidencial que los abogados estadounidenses tienen derecho a mantener con sus clientes.

ATFA, la entidad que reúne a los lobbistas de los fondos buitres, dijo sin embargo ayer que ese consejo fue el mismo que Blackman le dio al gobierno del Congo. “El caso del Congo al final terminó con un pago, pese a los intentos de Cleary, Gottlieb Steen & Hamilton LLP por intimidar a testigos claves”, dice el blog de ATFA que refiere a un artículo publicado en el periódico especializado New York Law Journal , donde Anthony Lin cuenta cómo la jueza federal de Manhattan Loretta Prieska sancionó a los abogados de la Argentina. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video