Publicado el: 6, Ago, 2014

Laura y Oscar, los padres militantes de Guido


Laura y Oscar, los padres militantes de Guido
06/08 – 09:50 – Se conocieron en los 70 en La Plata; militaban en Montoneros y los mataron en la dictadura.

Por Mariela Arias
Dos familias separadas por 2000 kilómetros ayer se encontraron a través de una llamada telefónica, quizás la más esperada de sus vidas. Los Carlotto y los Montoya supieron que había sido recuperado Guido, el nieto que nunca conocieron, pero que nunca dejaron de buscar.

Claudia Carlotto, hija de Estela de Carlotto y titular de la Conadi, llamó ayer a Jorge Montoya, un comerciante de Caleta Olivia, Santa Cruz, y le contó que su sobrino había sido recuperado, y era, además, el sobrino de ambos.

Guido, el nieto recuperado ayer, es hijo de Laura, la hija desaparecida de Estela de Carlotto y de Walmir Oscar “el Puño” Montoya, ambos militantes montoneros desaparecidos y asesinados en la dictadura militar.

A Jorge Montoya ayer profundamente emocionado le tocó contarle a su madre de 97 años, Hortensia Ardura, una maestra y directora de escuela jubilada que no paraba de llorar, según relataron los pocos que pudieron hablar con la familia caletense fuertemente conmocionada por la noticia y que eligió preservarse en la intimidad familiar.

Ahora Ignacio Hurban, quien fue bautizado por su madre como Guido, empezará a recorrer la historia que lo llevará también a Caleta Olivia y Cañadón Seco, allí donde su padre fue un niño inquieto y un joven activo y con inclinaciones por la música. Su madre, Laura, lo dio a luz en cautiverio en el centro clandestino “La Cacha” durante la última dictadura militar y luego fue asesinada. Nació el 26 de junio de 1978, en el Hospital Militar y fue bautizado Guido, como su abuelo materno.

Pero la historia menos conocida es la de su abuelo paterno, Bergel Montoya, de sangre española, quien a finales de los años 40 llegó a Cañadón Seco, un campamento petrolero ubicado a 12 km de Caleta Olivia y empezó a trabajar en YPF. Allí el 26 de junio de 1944 se descubrió un pozo petrolero; el futuro lo esperaba, tuvo dos hijos y su esposa, Hortensia, fue una maestra querida por varias generaciones.

En 1952, cuando nació Oscar, su madre debió viajar a Comodoro Rivadavia, Chubut, porque en la enfermería del campamento no había lugar disponible, y allí dio a luz a Oscar en un hospital de YPF. Oscar creció y vivió en Cañadón Seco; según se pudo reconstruir, tuvo una banda de música junto con amigos de la adolescencia, que llamó Nosotros y Ustedes.

A mediados de los 70 viajó a La Plata a estudiar, donde concretó su militancia política y se enroló en Montoneros. En La Plata conoció a Laura, hija de Estela de Carlotto, estudiante de Historia y militante de la JUP. Entre enero y febrero de 1977, Oscar tuvo su último contacto con su familia en Santa Cruz y fue secuestrado a finales de ese año en Buenos Aires o en La Plata.

Investigaciones posteriores dan cuenta de que su compañera estaba embarazada al momento del secuestro. Ella era Laura, hija de Carlotto, quien estaba embarazada de tres meses, y permaneció detenida ilegalmente en el centro clandestino de “La Cancha”, en las afueras de La Plata, hasta que dio a luz. Dos meses después fue asesinada.

Pasarían muchos años hasta que los Montoya pudieron saber que su hijo ya no estaba desaparecido. En mayo de 2009, en el marco de la Iniciativa Latinoamericana de Identificación de Personas Desaparecidas llevada adelante por el EAAF, pudieron ser identificados los restos de Oscar Montoya. El joven había sido inhumado como NN en el cementerio de Berazategui el 27 de diciembre de 1977. Fue la noticia más dura para los Montoya, cuya familia se había mudado a Caleta Olivia.

Ellos también tenían la secreta esperanza de encontrar al nieto. Con la llegada de la democracia, Montoya pasó a integrar la triste lista de los siete santacruceños desaparecidos o asesinados durante la dictadura militar; tres eran del pueblito petrolero, Cañadón Seco. Junto con Oscar Montoya estaban Segundo Reynaldo Rampoli y Eduardo Clivio.

“Pusimos el nombre de Montoya a una sala de música de gran acústica, creo que una de las mejores de la región”, contó ayer a LA NACION Jorge Sologa, presidente de la comisión de fomento del pueblo.

“Me conmueve saber que su hijo también es músico”, cuenta Sologa, quien relata que en 2010 se inició un proceso por recuperar la historia de los tres desaparecidos del pueblo. Fueron declarados vecinos ilustres. En el centro del pueblo hay un monumento, con tres gigantografías que recuerdan a los tres jóvenes desaparecidos en la dictadura. Cada noche sus rostros se iluminan con reflectores, el monumento está justo en la esquina principal del pueblo que lleva el nombre Nuestros Mártires. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 7 Comentarios
Publica tu comentario
  1. GRAN ALEGRIA QUE SE HAYA ENCONTRATO AL NIETO DE ESTELA DE CARLOTO LO QUE ESPERO ES QUE TAMBIEN RECUERDEN A SU FAMILIA PATERNA COMO CORRESPONDE QUE EL ARBOL NO TAPE AL BOSQUE POR FAVOR EL DOLOR DE LA PERDIDA DE UN HIJO ES TAN IMPORTANTE PARA UNOS COMO PARA OTROS

  2. elazote dice:

    Impresionante la alegría de OPI con esta noticia…a no…espera…es que la abuela es kirchnerista …(ironía).

  3. zingaro* dice:

    -que lindo!!, linda nami, llena de amor EXPLOSIVO- 🙁
    Calculo , que si no hacias las cosas bien con ella, o te volaba el Tujes con GELAMON- , o te cortaba en silueta con la pam2.. je
    Ojala’ , con la misma celeridad que “oportunamente buscaron a este señor”, tambien buscaran asi con apuro, a todos los deuddos de la gente que esta Mujer > RITa, les quito un familiar a sangre y fuego…

    • elazote dice:

      Te salta el gorila a raudales…estas fondeado en algún rincón lejano quien sabe por que pecadillos cometidos en algún otro lugar…solo te estas vendiendo facho…

      • MatiasLoyola dice:

        EN AQUELLOS AÑOS DE UNIVERSIDAD EN LA CIUDAD DE LA PLATA, HABIA ALGO QUE NOS HABIAN ENSEÑADO A DIFERENCIAR PERFECTAMENTE, PARA QUE NO COMETAMOS ERRORES ENTRE COMPAÑEROS DE AULA; QUIENES MILITABAN, ERAN CONOCIDOS Y RECONOCIDOS POR SUS NOMBRES Y APELLIDOS. QUIENES ERAN BRAZO ARMADO, QUIENES PERPETRABAN ATENTADOS, ERAN CONOCIDOS POR SUS SOBRENOMBRES, APODOS O ALIAS DE GUERRA, ES DECIR, LOS TERRORISTAS ASESINOS, ERAN TODOS CONOCIDOS POR ESOS ALIAS QUE, CON EL CORRER DEL TIEMPO, VARIOS DE NOSOTROS, TUVIMOS QUE HACER MUCHA MEMORIA PARA PODER IDENTIFICAR MENTALMENTE A TAL O CUAL “ALIAS” QUE FUERA SECUESTRADO Y DESAPARECIDO, A ESOS “ALIAS”, LA HISTORIA PARCIAL ARGENTINA, SUPO UBICARLOS EN UN LUGAR DE PRIVILEGIO ENTRE QUIENES CONOCEN ESA HISTORIA QUE NACE EL 24 DE MARZO DEL AÑO 1976.

        QUIENES CONOCEMOS LA HISTORIA IMPARCIALMENTE, POR HABERLA VIVIDO EN CARNE PROPIA, SABEMOS DIFERENCIAR CLARAMENTE ENTRE MILITANTE Y TERRORISTA. LOS PADRES DE ESTE PIBE IGNACIO, FUERON TERRORISTAS Y, EL HECHO DE SABER, CONOCER PERFECTAMENTE LA DIFERENCIA, NO ME CONVIERTE EN FACHO NI GORILA, TANTO LOS TERRORISTAS MONTONEROS, COMO LOS MILICOS QUE VINIERON TRAS ELLOS, NO ME DIERON NADA Y ME QUITARON MUCHO. AMBOS, FUERON COBARDES EN SU ACCIONAR. AMBOS SECUESTRARON, ROBARON Y MATARON. AMBOS HOY DIA, AUN SE SIENTEN ORGULLOSOS DE SUS MATANZAS. AMBOS, HOY DIA, NO DEMUESTRAN ARREPENTIMIENTO.
        AMBOS HOY DIA, ME SIGUEN PRODUCIENDO ASCO Y REPULSION.

  4. stella maris dice:

    yo no me alegro por que nadie pide justicia por los muertos por los montoneros y por los padres que cuidaron de esos desaparecidos no tan / si mi pais no puede festejar por otro montonero mas que tendra un cargo a costa del pueblo y en sima otro de la campora mas que tendremos que darle del sueldo de el que si trabaja / esas viejas encuentran muy rapido a sus familiares y los que desaparecen desde el 2003 hasta ahora quien los encuentra / los derechos humanos son solo para los montoneros criminales / yo no me alegro vieja zorra y con la plata que el tuerto les dio trabajan hdmp

  5. stella maris dice:

    esta cuantos mato con su pareja nadie pregunta eee y opi como pueden estar contentos con esto eran criminales que metian bonbas en las escuelas y mataban sin pudor malditas hdmp viejas ojala el que suba al poder las corte un poco

Publicidad

OPI Video