Publicado el: 11, Ago, 2014

En el primer día de una nueva tregua, Israel y Hamas vuelven a negociar


La ONU definió la situación en Gaza como "una emergencia humanitaria creciente"
11/08 – 10:20 – Después de doce horas sin disparos desde la Franja, una delegación israelí viajó a El Cairo para retomar las conversaciones indirectas con el grupo islamista.

La tregua de 72 horas vigente desde la medianoche local entre Israel y el movimiento islamista Hamas en Gaza cumplió sus primeras doce horas con la expectativa de que las negociaciones indirectas en El Cairo conduzcan a un alto el fuego prolongado.

Como durante la mañana no hubo disparos palestinos contra territorio de Israel, una delegación israelí de alto rango viajó a El Cairo para mantener conversaciones indirectas, mediadas por Egipto, para tratar de llegar a una tregua permanente.

El grupo incluye al jefe del servicio secreto interno israelí Shin Bet, Yoram Cohen, y al jefe de la oficina política y de seguridad del Ministerio de Defensa, Amos Gilad.

La delegación palestina, formada por al-Fatah del presidente palestino Mahmud Abas, así como por Hamas (que controla Gaza) y sus aliados de la Jihad Islámica, se encontraba ya en la capital egipcia negociando con los mediadores, que transmitirían sus exigencias a los israelíes, explicó un representante palestino.

La semana pasada ambas partes ya habían estado negociando en la capital egipcia, que ejerce como mediadora del conflicto, pero los israelíes se retiraron después de que los palestinos reanudaran sus ataques con cohetes al término de una anterior tregua de tres días que expiró el viernes.

En la tarde en Medio Oriente, el cielo de Gaza permanecía en calma, sin que ninguna de las partes diera cuenta de violaciones del acuerdo.

La vida resurgía en el enclave palestino de 362 kilómetros cuadrados y 1,8 millones de habitantes, confrontado desde el 8 de julio a una ofensiva israelí que ha dejado más de 2000 muertos, en su mayoría civiles.

Los comercios empezaron a abrir sus puertas en Ciudad de Gaza (al norte de la Franja) y varias personas hacían sus compras desde el amanecer.

El respiro, después de otra tregua de 72 horas observada la semana pasada, permitía alentar expectativas sobre las negociaciones indirectas en El Cairo.

Los mediadores egipcios instaron a ambas a aprovechar la tregua, cuyos términos se desconocen, para alcanzar “un alto el fuego global y permanente”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, “manifestó su fuerte deseo de que este acuerdo otorgue a ambas partes, bajo el auspicio de Egipto, una nueva posibilidad de acordar un cese al fuego duradero en beneficio de las poblaciones civiles”, indicó su portavoz.

Fuego cruzado en la víspera

Antes de que entrara en vigor el actual cese del fuego, acordado ayer, los palestinos lanzaron una última andanada de cohetes anoche, que hizo que sonaran las sirenas de alerta en el sur de Israel.

Las Brigadas Al-Qassam, el brazo armado de Hamas, el grupo islamista que gobierna en Gaza, anunciaron que cinco minutos antes de la medianoche local lanzaron un misil contra Tel Aviv que no fue interceptado por el sistema defensivo “Domo de Hierro”.

Informaciones iniciales señalaron que el misil había caído a las afueras de la ciudad, pero una portavoz militar dijo después que si bien hubo un lanzamiento contra Tel Aviv, “no se identificó” un lugar de impacto.

Por su parte, Israel aseguró haber atacado a 11 grupos de milicianos anoche, entre ellos el de un activista de Hamas responsable de la red de túneles que construyó el grupo para infiltrarse y atacar en Israel.

Además, el ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, admitió que Hamas tiene en su poder el cadáver de Oron Shaul, un soldado que murió en el ataque con una granada de mortero contra un blindado israelí en el este de la ciudad de Gaza el 20 de julio. El ministro explicó que hay encuentros a nivel diplomático para tratar de recuperar el cadáver.

Unos 27 palestinos murieron desde el final de la última tregua y el comienzo de ésta. Tras más de un mes de combates, en total han muerto 1900 palestinos, entre ellos 449 niños, 243 mujeres y 87 ancianos, según datos del Ministerio de Salud de la Franja. De lado israelí, murieron 67 personas, en su mayoría soldados. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video