Publicado el: 12, Ago, 2014

Mientras Neuquén y Chubut se preparan para embestir desde la legislaturas, Santa Cruz adhiere a la nueva ley petrolera


El petróleo es el ingreso económico mas importante en Santa Cruz y Chubut – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
12/08 – 14:40 – La posición de Neuquén, Chubut y también Mendoza y Río Negro, parecen irreductibles ante la nueva Ley de Hidrocarburos que impulsa el gobierno nacional. En cambio, Santa Cruz, tiene una posición más flexible e inclusive el gobernador Daniel Peralta ha salido a descalificar a la OFEPHI, con la cual dijo no sentirse representado y en cambio, declaró su apoyo irrestricto a YPF, en estricta sintonía con el lineamiento de la política nacional.

Neuquén, Chubut, Mendoza y Río Negro, son las provincias petroleras que se oponen a la nueva ley de Hidrocarburos que pretende imponer el gobierno nacional y es resistida por los gobernadores quienes entienden que el proyecto de YPF/Galluccio, busca recortar derechos y apropiarse de los recursos, la comercialización y el transporte del petróleo que corresponde a los estados provinciales, contraviniendo la Ley Corta y, básicamente, faltando a la palabra que empeñó Cristian Fernández y propaló el propio Gallucio, allá por los meses donde se necesitaba el consenso de las provincias, para estatizar la empresa petrolera que se expropió a Repsol.

De todas las provincias, las más decididas a oponerse objetivamente al gobierno nacional son Neuquén y Chubut, a pesar de que esta última tiene a su gobernador (Martín Buzzi) con una fuerte relación con la presidenta a quien más de una vez le ha demostrado obediencia.

En Neuquén, en tanto, la legislatura está a punto de difundir un durísimo pronunciamiento sobre la Ley de Hidrocarburos, documento que ya está firmado y saldrá a la opinión pública, donde se oponen a cualquier cambio en la legislación que altere la soberanía de la provincia sobre sus yacimientos. Todos los partidos políticos, representados en la Cámara de Diputados, firmaron esta declaración y el gobernador Jorge Sapag hará lo propio enviando un documento de apoyo irrestricto a la iniciativa provincial de no aceptar los nuevos lineamientos del proyecto petrolero que intenta plasmar el gobierno nacional, por considerar que éste, a través de Gallucio, pretende “cambiar las reglas en medio del partido” y que no respeta los compromisos asumidos cuando CFK pidió apoyo y consenso a los gobernadores para lograr la expropiación de YPF de manos de Repsol.

En Chubut pasa algo similar, a pesar del acercamiento que el gobernador Martín Buzzi tiene con la presidenta. Todos los sectores políticos de esa provincia, han cerrado filas sobre la necesidad de preservar los recursos bajo la órbita provincial y no entregar el patrimonio ni las utilidades del petróleo al mismo gobierno que en su momento les pidió apoyo y solidaridad ante la reconversión de YPF y su entrada al mercado, bajo bandera estatal.

Sin embargo, ambas provincias cuentan con un elemento de presión adicional: los sindicatos. Guillermo Pereyra en Neuquén y Jorge Ávila de Chubut a pesar de los desacuerdos que tienen políticamente con los respectivos gobernadores, poseen en sus manos la herramienta de mayor presión con que cuentan hoy las provincias enfrentadas con Nación: el paro y el desabastecimiento medidas que podrían aplicar su la escalada de presiones y violencia verbal se incrementa en los próximos días.

Por su parte en Santa Cruz, el gobernador Daniel Peralta se mostró en desacuerdo con Buzzi y Sapag y demás mandatarios que reniegan de la nueva Ley de Hidrocarburos. El santacruceño dijo que el nuevo proyecto “de ninguna manera se afecta la vigencia, la autonomía, la ley corta, ni el dominio sobre los recursos naturales que constitucionalmente son de las provincias” y señaló que se busca “alinear y armonizar los intereses de las provincias productoras y la Nación para conseguir las inversiones que nos permitan poner en valor las reservas de hidrocarburos”, a la vez que opinó «no me siento representado por una OFEPHI que busca politizar y partidizar debates estratégicos para el desarrollo de nuestro país, y que olvida que en YPF, por primera vez, todas las provincias productoras somos socias, porque cuando la recuperó, la presidenta de la Nación nos dio el 25 por ciento de las acciones”, concluyendo “esta politización beneficia a intereses que no son los de YPF, las provincias o la Nación” finalizó diciendo Peralta. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. LEGISLATURA DE SANTA CRUZ ? NO EXISTE… NO TIENEN IDEA DE NADA , SE HACEN LOS INTELECTUALES Y NO TIENEN NI PARA EMPEZAR,

    LADRONES ,VAGOS,COIMEROS,INUTILES Y CARADURAS. YA SE LES VA A TERMINAR LA CHAPA VAMOS A VER ADONDE SE ESCONDEN… HDP.

Publicidad

OPI Video