Publicado el: 13, Ago, 2014

Concejales de 28 de Noviembre y Caleta Olivia denuncian, los de Río Gallegos, son cómplices


El edificio donde funciona Concejo Deliberante de Río Gallegos - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
13/08 – 13.00 – La conclusión no es caprichosa, es absolutamente objetiva y tomada de la observación y la práctica. Con solo estudiar, leer y seguir las acciones de los Intendentes de estas localidades y el comportamiento de los respectivos Concejos Deliberantes, se puede inferir que el Cuerpo deliberativo de nuestra Capital es por lejos el más “flexible”, “tolerante”, “paciente”, “complaciente” de todos, ante las pruebas irrefutables de mala administración y corrupción municipal. Nosotros le hemos dado otra calificación: cómplice. (Por: Rubén Lasagno)

Los Concejales de 28 de Noviembre, cansados de advertir al Intendente Hugo Garay y poner en conocimiento de la población, de las irregularidades que se cometen en la administración municipal, los cinco ediles, en pleno, independientemente del partido al que responden, concurrieron a la Fiscalía del Juzgado de Instrucción Nº 1 de Río Turbio a cargo del Dr Luis Tomi, para radicar una denuncia en contra del Intendente por falta a los deberes de funcionarios público. También denunciaron al titular del IDUV, Eduardo Bravo, por la falta de terminación del Plan Federal I.

La concejal justicialista de 28 de Noviembre, Claudia Guentén, presidenta del HCD, expresó ayer en conferencia de prensa “buscamos este amparo en la Justicia ya que no podemos desempeñar nuestra labor por falta de respuestas del intendente a todos los pedidos que hacemos desde el Concejo y también al titular del IDUV, en nombre del Gobierno provincial, por la falta de terminación de las 72 viviendas del Plan Federal I”.

El concejal Víctor Lavié (PJ), sobre la denuncia contra el intendente, explicó “Tenemos que entender que esto no es una cuestión personal, porque en estos dos años buscamos el consenso y nunca se nos dio respuesta, ni de parte de los secretarios, ni de parte del intendente” y sobre la falta de documentación y rendición de cuentas de Garay, dijo “no encontramos una forma de controlarlo”.

De esta manera y encontrando en la acción del jefe comunal una serie de indicios y de pruebas ciertas de que el mismo incurre en falsedades, mala administración, corrupción, ocultamiento, sobreprecios y fraude, los concejales, dejaron de “pedir informes” y actuaron legalmente como corresponde: fueron a la justicia a denunciar a quien, montado en el voto popular, no respeta las instituciones y usa su cargo para fines inconfesos.

Caleta Olivia

El problema del Intendente José Córdoba viene de vieja data, no obstante para no abundar en detalles sobre un tema que lo hemos profundizado en varias oportunidades, digamos que ante el cúmulo de irregularidades, atropellos, corrupción y mala administración municipal, todos los concejales de Caleta Olivia, también independientemente del color político, iniciaron hace tiempo el pedido de juicio político de Córdoba ante la Cámara de Diputados, donde lo protegieron, realizaron denuncias penales ante la Justicia, de la cual hasta el momento no se conocen resultados y en última instancia han realizado un pedido formal ante el Gobernador Peralta para que la provincia intervenga la municipalidad.

Es decir, en Caleta como en 28 de Noviembre, al menos los concejales proponen una salida judicializada a la sordera política de un Intendente que a espaldas de su pueblo, incurre en hechos de corrupción expresa y parece encubrir con su mandato de 4 años, cualquier tipo de tropelías, con total impunidad.

Río Gallegos

La diferencia la encontramos en la ciudad de Río Gallegos. Aquí los concejales son siete, tres de los cuales pertenecen a la UCR, El Cuerpo se compone por los ediles: Pablo Miguel Angel Grasso (FPV – Presidente del HCD), Pablo Leandro Fadul (UCR), Rosana Larcher (FPV) (en reemplazo de José Adrián Zabaley, actual Secretario de Obras Públicas de la Municipalidad), Jorge Santiago Gareca (UCR), María Laura Santamariña (FPV), Juan Carlos Figueroa (FPV) Juan Antonio Fernández (UCR).

El Intendente Raúl Cantín (FPV) ha sido una de las mejores cartas que jugó el krichnerismo en Río Gallegos para recuperar la municipalidad que estaba en manos del Radical Héctor Roquel y lo logró gracias a la Ley de Lemas, éxito que lo alegró al hijo presidencial, ya que Máximo depositó en Cantín todas las esperanzas de abonar el terreno para su posible entrada en política en el año 2015.

Sin embargo, Cantín ha demostrado llevar adelante una de las peores (sino la peor) gestión municipal de la historia de Río Gallegos, agravado todo esto por un alto índice de corrupción, sobreprecios, cartelización de la obra pública, ineficiencia administrativa, falta de rendición de cuentas, contrataciones directas, desvío de fondos a destinos no permitidos y todo tipo de irregularidades que al lector se le ocurra y que tan bien hemos difundido en algunos casos, tanto en OPI como en Fm News, con las debidas repercusiones del caso, excepto, en la voluntad de los concejales de la capital.

Todos los concejales de Río Gallegos, sin excepción, han adoptado ante el Intendente Raúl Cantín una actitud que, como enumeramos en la bajada de la nota, algunos la pueden calificar de “flexible”, “tolerante”, “paciente”, “complaciente” y que nosotros, en esta instancia, luego de asistir a casi tres años de gobierno e infinidades de denuncias de todo tipo en contra del Ejecutivo, después de que el Intendente se ha negado a presentar los balances de su gestión (debe presupuesto ejecutado desde que asumió en el 2011), de haber burlado sistemáticamente todo tipo de control y no haber respondido los pedidos de informes que le han cursado; nos animamos a bautizar como: cómplice.

Cuando a algún concejal capitalino se lo ha consultado sobre el particular (oficialismo u oposición) se colocaron en la posición más facilista que le permite el cargo, con excusas como “nosotros hemos pedido informes y no nos han respondido”, “elevamos nota al Ejecutivo, pero no tuvimos respuesta” o “reiteramos nuestra solicitud al Intendente pero todavía estamos esperando” y cosas por el estilo, como sacadas de un “manual de las justificaciones”.

Sin embargo, los concejales, lejos de cumplir con la tarea que les corresponde, se están limitando a sus funciones específicas dentro del HCD y no dan ni un paso más allá del recinto, para clarificar los hechos, forzar al intendente a dar explicaciones o llevarlo ante la Justicia para que explique allí, lo que se niega constitucionalmente a demostrar ante los legisladores “que también son elegidos por el pueblo y puestos en ese lugar como sus representantes y para control del Ejecutivo”. En Río Gallegos, nada de esto sucede.

Los Concejales no son capaces de recurrir al Tribunal de Cuentas, para pedir las rendiciones de gastos que les niega el Intendente y en caso de que el TC le niegue la documentación, también denunciar ante la justicia al organismos de contralor.

Todo el HCD de Río Gallegos, a pleno, debería haber recurrido hace tiempo a la Fiscalía para buscar allí la respuesta que Cantín no dá. Esta “falta de voluntad manifiesta” de los legisladores, nos habilita a nosotros a pensar que por sobre la obligación de los ediles, existen intereses superlativos (políticos, económicos, favores, compromisos políticos, etc) que impiden pedirle juicio político a un mal administrador de la cosa pública como Cantín y/o instalar una denuncia en la Justicia por mal desempeño de los deberes de funcionario público.

Las pruebas sobran, los indicios son abrumadores. Si el periodismo, que no tiene acceso directo a la información municipal y legislativa, posee información que compromete por varios flancos, la administración del Intendente, no podemos entender que los concejales se excusen con la infantil respuesta de que “no tienen pruebas y el Intendente no responde los pedidos de informes”, simplemente, como forma de sacarse el sayo de encima.

Los concejales están siendo cómplices de desmanejos administrativos muy graves, se limitan a enviar “notitas” ante hechos gravísimos como los descriptos por OPI en oportunidad de la orden que impidió la clausura de Casino Club, compra de maquinarias con sobreprecios, pago de obra pública, inclusive, antes de que la misma esté realizada (calle San Martín), sobreprecios escandalosos en la obra pública (Plaza El Gaucho), desvío de fondos a rubros no autorizados (fondos soja), por no mencionar la inacción municipal en el tema de infraestructura, higiene y ordenamiento de la ciudad.

Algunos ediles han tratado de justificar esta falta de iniciativa para denunciar a Cantín, en el hecho de que “no hay garantías de que la justicia haga algo”, pero ese es un argumento tan insostenible como cómodo. Que luego la justicia no investigue o deje pisado el expediente, es cosa de la Justicia, pero al menos, los concejales no cargarán, hacia el futuro, con la vergonzosa culpa de no poder explicarle (no solo al electorado) sino a sus hijos, la simple pregunta de “¿Qué hiciste papá (mamá) cuando fuiste Concejal de Río Gallegos?”. (Agencia OPI Santa Cruz

Dejar un comentario



Mostrando 9 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Pato tieso dice:

    ¡¡¡QUE BUENA NOTA CARAJOOOO!!! POR FIN ALGUIEN LO DICE CON TODAS LAS LETRAS– GRACIAS OPI UNA CARICIA PARA LOS LECTORES

  2. Norita dice:

    Los concejales son tan ladrones como Cantin ¿o no lo sabe la gente?. Por favor,,, desgraciados

  3. caleta dice:

    cordoba renucia lacra inutil chanta como todos tus cargo politico lo llevaste a un desastre a nuestra caleta fracasado aguante el vice volve pelado aguante el fpv

  4. LOS CONSEJALES, QUE PASARON DE SER DELIBERANTES A DELIRANTES Y DENIGRANTES COBRAN TREMENDOS SUELDOS SOLO PARA ENCARGARSE DEL PUTE… DE CONVENTILLO DE MUY BAJA CALIDAD SOLO CREAN GASTOS Y MAS GASTOS EN PAPELES, TONER, ENERGIA EN DENUNCIAS TOTALMENTE INFUNDADAS COMO AQUI EN CALETA QUE POR LOS MEDIOS ESCRITOS PIDEN LA INTERVENCION PROVINCIAL PERO CUANDO EL MANDAMAS DE LA PROVINCIA ESTA EN CALETA SE ACHICAN Y SE ARRASTRAN DICIENDO QUE NO LE VAN A PEDIR INTERVENCION ALGUNA. SON LOS CONSEJALES QUE, COBRAN AMPULOSOS SUELDOS SOLO PARA ESCRACHAR A LOS INTENDENTES ALLI SI SE PERFECCIONARON COMO GRANDES ESCRACHADORES AYUDADOS POR ALGUN COMUNICADOR SOCIAL QUE SE PRENDE EN CALETA LOS CONSEJALES NO HAN CREADO UNA SOLA ORDENANZA NI UNA SOLA QUE BENEFICIE A LOS CALETENSES Y SEGUN LOS MEDIOS HASTA DESISTIERON DE CONCURRIR AL BARRIO ZONA DE CHACRAS DONDE LOS VECINOS CLAMAN POR LA PRESENCIA DEL LOS QUE SE DICEN REPRESENTATES DEL PUEBLO.-

  5. ANDREA dice:

    NOSOTROS SOMOS EMPLEADOS DE OBRAS PUBLICAS ESTA SEMANA LE HICIMOS ALCANZAR UN PANFLETOS A LOS CONCEJALES SOBRE LAS IRREGULARIDADES QUE VEMOS QUE HAY EN OBRAS PUBLICAS Y HASTA EL MOMENTO NO HEMOS TENIDO NINGUNA REPUESTA DE ELLOS, QUEREMOS LLEGAR HASTA EL FONDO CON ESTA SITUACIÓN PORQUE YA ESTAMOS CANSADOS DE QUE EL ODONTOLOGO SE ESTE LLENADO LOS BOLSILLOS CON LOS IMPUESTOS QUE NOSOTROS PAGAMOS, POR FAVOR SEÑORES/AS CONCEJALES HAGAN ALGO

  6. MAXWELL dice:

    Felicitaciones OPI, muy buena nota , esperemos que los consejales ( todos ) se pongan los pantalones largos y procedan como corresponde, pidiendo explicaciones o denunciando en caso de corresponder. Ya la gestion o mejor dicho el desastre de cantin es insostenible, me cuesta creer que dentro de FPV no evaluen el terrible costo politico que les esta haciendo pagar este anciano senil.

  7. roberto dice:

    Si seres.tal cual son complices e inoperante:-) no les interesa la ciudadania

  8. alejandro dice:

    aca lo que pasa es que todos los concejales tienen intereses compartidos con los intendentes son complices por eso no esperen una denuncia en la justicia solo se remiten hacerla de forma publica en los medios

Publicidad

OPI Video