Publicado el: 14, Ago, 2014

Ciccone: la AFIP investiga la agencia de turismo que usaba The Old Fund


El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray - Foto: Clarín
14/08 – 09:50 – La pelea entre el vicepresidente y Echegaray Allí trabajaba una ex pareja de Boudou. La empresa le vendió pasajes a socios, amigos y familiares del vice.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) investiga una presunta evasión fiscal por parte de la agencia de viajes a través de la cual compraban sus pasajes aéreos allegados al vicepresidente Amado Boudou. Así se lo informó el organismo conducido por Ricardo Echegaray al juez federal Ariel Lijo, que procesó al vicepresidente en la llamada causa Ciccone, según informó el portal Infobae y confirmaron fuentes judiciales.

La investigación, según las fuentes, se abrió luego de que el propio Boudou admitiera en una entrevista televisiva que la agencia de viajes, manejada por su ex novia Agustina Seguín, facturaba trabajos no hechos a The Old Fund, la firma que se quedó con Ciccone, para reducir el pago del IVA. Ciccone fue expropiada tras el escándalo que tiene a Boudou procesado.

La pesquisa de la AFIP reaviva la disputa entre Boudou y Echegaray en torno al caso Ciccone. La firma fue a la quiebra en 2010 a pedido de la AFIP en una maniobra que el juez consideró delictiva ya que fue para permitir el posterior levantamiento del quebranto a través de The Old Fund, la firma presidida por Alejandro Vandenbroele.

Sin embargo, Lijo dejó fuera de la maniobra a Echegaray -a quien el fiscal Jorge Di Lello imputó- sino que la circunscribió a su ex jefe de asesores, Rafael Resnick Brenner, desplazado actualmente a la delegación salteña del organismo recaudador. Al igual que Boudou, Resnick está procesado por la presunta comisión del delito de negociaciones incompatibles con la función pública. Al vicepresidente también se lo procesó por el delito de cohecho, término con el que jurídicamente se identifica al cobro o pago de coimas.

La investigación de la AFIP -que también tendría en la mira a otras empresas relacionadas con los imputados del caso Ciccone- comenzó luego de la aparición del vicepresidente en el programa “Palabras más, palabras menos” del canal Todo Noticias (TN).

Cuando le preguntaron por los viajes de allegados suyos pagados por The Old Fund a la agencia de viajes Swan, Boudou respondió que la firma “hacía una cuestión con la facturación de los pasajes que eran de consumidor final y se lo facturaba a firmas”. Esa fue su explicación para negar que sus conocidos hubieran compartido viajes al exterior o acudido a la misma empresa para que adquiriera los pasajes.

La interna entre Boudou y Echegaray ya había tenido otro capítulo esta misma semana con la declaración indagatoria del ex jefe de asesores del primero en el Ministerio de Economía y actual representante argentino y otros países sudamericanos ante el Banco Mundial.

Forcieri negó enfáticamente haber presentado a Resnick Brenner al amigo y socio de Boudou, José María Núñez Carmona. Y menos aún haberle dicho que era el encargado por decisión del ahora vicepresidente de las negociaciones por el tema Ciccone.

El representante ante el Banco Mundial también admitió en su indagatoria haber compartido un vuelo a Río de Janeiro con Vandenbroele y Núñez Carmona, aunque, al igual que Boudou en varias respuestas de aquella entrevista televisiva, dijo que fue de casualidad.

Lijo tiene probado que los tres pasajes de ese vuelo fueron reservados a Aerolíneas Argentinas por la agencia manejada por Seguín, procesada con Boudou por los papeles truchos de un auto. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video