Publicado el: 15, Ago, 2014

Vieiras y Alpesca, dos fiascos a costa del Estado que debieran pagar los diputados por su complicidad


piquete vieira_pp
15/08 – 12:00 – La pesca en Santa Cruz y Chubut ha sido, históricamente, blanco de los más obscuros negocios. Desde las cuotas prohibidas de pesca, pasando por el negocio de los permisos acordados a dedo, los subsidios, la depredación, hasta acciones ilegales con tráfico de drogas y personas. Nunca, la justicia ni los gobiernos han puesto sintonía fina en este negocio de alta rentabilidad y escaso control. En ambas provincias, a las dos empresas fundidas se las salvó con la expropiación. Las dos expropiaciones fracasaron, se huelen otros negocios en danza y los diputados que fueron los justificadores de todos, se hacen lo tontos y nadie se hace cargo. (Por: Rubén Lasagno).

La pesca es una de las actividades más rentables en los países organizados y con políticas afines; sin embargo, en lugares como Argentina y particularmente la Patagonia, la pesca suele verse como un negocio oscuro, que se transforma en campo propicio para delinquir, tanto por parte de los empresarios inescrupulosos que las sostienen, como por los Estados que no controlan y funcionarios políticos que permiten la coima o se asocian a negocios relacionados. Esto lo vemos claramente en Chubut y en Santa Cruz.

En Chubut fracasó la expropiación de Alpesca SA, sobre lo cual no vamos a volver porque precisamente hoy OPI publica una nota al respecto. En Santa Cruz pasa lo mismo con la española Vieira.

En el año 2012 el diputado provincial Roberto Fernández presentó el proyecto de Ley 310/12 para declarar de utilidad pública y sujeto a expropiación en los términos de la Ley Provincial 21 “el predio, sus instalaciones y bienes inmuebles, identificados según registro de la Dirección de Catastro Provincial, Manzana 6 bis, Parcela 1-a y 2 Plano de Mensura 9111 y 9112 e inscripto bajo las Matriculas Nº 2963, 2530, 4284 ante el Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia de Santa Cruz, Sección VI, Departamento Deseado, que comprenden la Planta de Procesamiento de Productos de Mar y los Buques Pesqueros Matrículas Nº 0370, 02233, 02323, 0179, 0240, 02568, 02563 y la totalidad de los bienes útiles tales como maquinarias, mobiliarios e insumos existentes, propiedad de la empresa Vieira Argentina Sociedad Anónima, y/o quien o quienes resulten ser sus legítimos propietarios, como asimismo las maquinarias e instalaciones que se encuentren dentro de los inmuebles identificados, a fin de propender a la continuidad económica, mantenimiento de las fuentes laborales y explotación en manos de los prestatarios de servicios y trabajadores, en pos de un desarrollo productivo, industrial y social de la provincia de Santa Cruz, detalla el proyecto.

Fernández fue “el gran justificador” de este procedimiento. El Vicegobernador Fernando Cotillo se apuró a convocar a una sesión extraordinaria para liquidar la iniciativa y con la abstención de los dos diputados Radicales (Bubola y Roquel) la expropiación “salió con fritas”, cuando todos los legisladores del PJ y el FPV levantaron la mano sin dudarlo para dar la aprobación, a pesar de las denuncias y sospechas de irregularidades y acciones ilícitas que pensaban sobre Vieira SA y sus administradores y ciertas complicidades con funcionarios provinciales. Nadie investigó, todo se aceleró “en virtud de las 350 fuentes de trabajo que debemos preservar”, expuso Fernández como argumento supremo.

La excusa que jamás se cumpliría y que el propio generador del proyecto sabía de antemano, expresaba, en un texto cargado de falacias “Teniendo en cuenta esta y otras situaciones fue que se estimó necesario proceder a la expropiación de Vieira, con el fin de reactivarla y comenzar a normalizar la situación compleja que produjo el accionar de esta empresa, cuyas deudas totales (a trabajadores, bancos, proveedores, estados Provincial y Nacional, entre otros) se estiman en unos 50 millones de pesos. Asimismo, se resalta que una vez realizada la expropiación y la puesta en marcha de la pesquera, se podrá pensar en planes a largo plazo, teniendo en cuenta que una empresa de este tipo tiene una fuerte influencia no sólo en la economía hogareña de sus trabajadores, sino que también impacta en la industria portuaria, en las pequeñas y medianas empresas y en la comunidad toda”.

Pero Fernández no paró allí, fue más allá de lo que le pedían los cultores de la idea y recalcó ante la prensa local que esta acción de los diputados era “pensando en la gente” y no escatimó argumentos en su proyecto, cuando señaló que “ante la falta de voluntad de la empresa de solucionar los problemas, es que se hace necesaria la intervención del Estado, resaltando que si desde Vieira nos hubieran ido de frente y nos hubieran planteado lo que les estaba pasando, veíamos que se podía hacer” pero en cambio desde que empezó a navegar estuvo siempre con mentiras y sin voluntad para afrontar los inconvenientes que causó en la sociedad santacruceña”.

Hasta aquí se nos escaparía un ¡Pobre Fernández! e inmediatamente podríamos pensar ¡Qué buen tipo, poniendo siempre por delante el interés social, al personal o del partido!. Pero no, Vieras SA no mejoró, al contrario, empeoró. Nadie cumplió, el Estado no controló. Los diputados parecen haber agotado su trabajo solo en levantar la mano para pasarle el fardo al gobierno y después ¡que se haga cargo otro!. Mientras tanto, siguieron drenando más de 1,5 millones de pesos mensuales para pagar a 350 personas que no trabajan, para sostener una estructura quieta, se pagó una empresa de seguridad (la cual, dicen en Deseado, que estaría vinculada a una legisladora provincial) para cuidar no se sabe qué y ni con qué objetivos, un Subsecretario de Pesca renunció denunciando corrupción y negocios con el empresario Jones, encontraron toneladas de pescado podrido dentro de las cámaras de frío que no funcionaban hace un año y tras este enorme escándalo, el diputado Roberto Fernández dijo que se siente arrepentido por el proyecto de expropiación porque evidentemente no funcionó y pidió perdón..

Ahora “los genios” de funcionarios y diputados provinciales están viendo cómo hacer para entregarle todo a Vieiras nuevamente o a algún empresario local agazapado, que muchos conocen y saben que toda esta maniobra tenía un final acordado. Pero los diputados, todos aquellos que levantaron la mano para ordenar a lo chavista: ¡Exprópiese!, en términos del buen argentino, se hacen soberanamente los boludos.

Hasta el inefable Matías Bezi (FPV-La Cámpora) se animó a deslizar ayer en la Cámara de Diputados, que “aquí hubo algunos pícaros”… (¿?)

¿Si todo lo que relatamos no es reírse de la gente (esa misma por la que Fernández dijo que presentó el proyecto de expropiación), me gustaría saber qué es reírse de la gente?.

A Vieira y Alpesca, solo las separan unos cientos de kilómetros, pero la conducta de los gobiernos y la complicidad de los diputados para convalidar este engaño, son absolutamente calcadas. Si a esto le agregamos que en ambos casos, los involucrados son oficialistas y si en ambos casos vemos, cómo ahora, los culpables de este estropicio, buscan devolver las empresas expropiadas a sus dueños o a otros empresarios privados que pretenderán obtener ventajas incomparables, propias de una maniobra extorsiva, lisa y llanamente, porque le exigirán al Estado condiciones deplorables para el erario público (otra vez), sin que un juez o un Fiscal se entere de lo que está ocurriendo ¿Cómo pensar que no estamos ante una acción delictiva de la corporación política en una legislatura que merecería ser enjuiciada colectivamente y que cada diputado responsable de estas “equivocaciones” pagara con sus bienes y sus tranquilidad, la convalidación de semejante negociados?.

Tal vez sea utópico hoy creer que puede haber justicia, pero quizás, mientras haya un medio que se lo cuente a la gente, en las próximas elecciones, cuando se presente como candidato “un Fernández” o los tantos que avalaron este escandaloso negocio que tienen nombres y apellidos, logremos que el pueblo tome conciencia que no los tiene que votar, porque son reincidentes crónicos en esto de convalidar delitos argumentando que “lo hacen por la gente” y después, como el gato, pretenden tapar el excremento que dejaron, con una sentida disculpa. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 4 Comentarios
Publica tu comentario
  1. BATARAZ dice:

    Increíble lo de este gordo Beto Fernández, ahora trata de hacerse el dolobu para no quedar pegado, pero todo el mundo sabe que esa expropiación se hizo con la intención de quedarse con la empresa por nada.
    Es más lo pusieron al inescrupuloso de Marzioni como administrador , un tipo que no erró cagada en donde estuvo, y siempre salió por la puerta de atrás sospechado de alguna matufia rara, pagaron campañas políticas con subsidios y nunca les importó el destino de la gente , sino quién se llevaba la tajada mas grande.
    Fernández, Gilmartin, Selsa Hernández, Ampuero y otros deberían pagar de sus bolsillos por necios y sinvergüenzas y no el pueblo de Sta. Cruz.

  2. LANGOS TRUCHOS PERALTISTAS dice:

    En Deseado se pudrieron 400 Tn de pescado y langostino …Quien se hace responsable ?? ..Medio Pais muerto de Hambre y aqui tiramos 40 mil kilos de pescado a la basura ..UNA VERGUENZA Sigue la Joda ..El Agministrador Peraltista de la Intervencion en Viera un tal Marzioni Marido de la Jueza recien designada en Deseado , fue a dar informe a la Legislatura , y no sabia donde estaba parado …OTRA VERGUENZA ..Si con esta Gente PERALTA quiere acabar con el Kirchnerismo …. ???!!! LUPIN VOLVE !!!!

  3. La gorda ladrona de la selsa puso un monton de gente dentro de la empresa hoy todos pagos xla pcia y ahora aparentemente quiere ser intendente jajajajajajajajaj. siga el baile y la joda estos nunca laburaron o vean con acrecento el patrimonio esta bosta.

  4. Rodríguez dice:

    Realmente deberían estos diputados,en especial los mentores de esta ley, pagar esta mala praxis. Beto F es un perejil, lo usaron para presentar el proyecto, ahora los ideólogos se hacen los boludos. Lamentablemente los santacruceños estamos pagando y pagaremos esta gran cagada o estafa…

Publicidad

OPI Video