Publicado el: 20, Ago, 2014

Una tragedia vial enluta a la familia del papa Francisco


Choque y tragedia en Córdoba con familiares del papa Francisco
20/08 – 09:40 – En un choque, en Córdoba, murieron la sobrina política y sus dos pequeños hijos; Emanuel Bergoglio, grave.

Por Orlando Andrada
Un sobrino del papa Francisco se encuentra en grave estado de salud, y su esposa y sus dos hijos, de 2 años y de 8 meses, murieron en la madrugada de ayer en un accidente vial en la autopista que une Córdoba y Rosario, a la altura de la localidad de James Craik.

Emanuel Horacio Bergoglio, psiquiatra de la policía bonaerense, de 35 años, conducía un vehículo Chevrolet Spin de regreso a Buenos Aires y se incrustó debajo de un camión Ford Cargo, que transportaba maíz, cuyo conductor resultó ileso.

Como consecuencia del accidente, la esposa de Bergoglio, Valeria Carmona, de 36 años, y José, de 8 meses, murieron en el acto. El sobrino de Francisco y Antonio, de 2 años, fueron trasladados al hospital Pasteur, de Villa María. El pequeño murió allí dos horas más tarde a pesar de las acciones de reanimación encaradas por los médicos.

Esta tragedia fue el corolario de una serie de accidentes ocurridos en la provincia de Córdoba que, en menos de 12 horas, provocaron la muerte de otras cuatro personas.

Hijo de Alberto Bergoglio, hermano del Papa que murió en 2010, Emanuel fue intervenido quirúrgicamente anoche por segunda vez en pocas horas y su estado es grave.

“En este momento está en el quirófano, acaba de ingresar nuevamente por un sangrado en la zona del hígado”, informó anoche, cerca de las 19.30, el doctor Luciano Caponseli, jefe del servicio de terapia intensiva del hospital Pasteur.

“El mayor problema es el hígado, que no se puede solucionar con una extirpación”, afirmó Caponseli anoche al hablar sobre la situación clínica del sobrino del papa Francisco. Durante la madrugada, Emanuel Bergoglio fue llevado al quirófano para detener una hemorragia interna, que incluyó la extirpación del bazo, y quedó en estado reservado, con asistencia respiratoria y en estado de coma farmacológico.

Pocas horas después del accidente, el subdirector del hospital, Ignacio Bruno, había explicado que el sobrino del papa Francisco tuvo una lesión en el hígado y en el bazo y que perdió mucha sangre. Además sufre un trauma importante en el abdomen y en el tórax y tiene fractura expuesta del húmero derecho.

A su vez, el cirujano Carlos Aimale había señalado que se trataba “de un paciente crítico, por eso es aventurado hacer un pronóstico”. Si bien el médico había anticipado que iban a volver a operarlo en 48 horas, la intervención debió adelantarse anoche.

Si bien con el transcurrir de las horas llegaron al hospital de Villa María numerosos familiares, la gravedad del cuadro clínico de Emanuel Bergoglio impidió que permanecieran junto a él. Entre otros familiares, acudieron a Villa María la madre de Emanuel Bergoglio y sus dos hermanas y la hermana gemela de Valeria Carmona, que es monja.

También se acercó al hospital Pasteur el obispo de Villa María, monseñor Samuel Jofré, que le dio la unción de los enfermos a Bergoglio.

El chofer del camión, Raúl Pombo, de 60 años y oriundo de la ciudad cordobesa de Marcos Juárez, resultó ileso. En declaraciones periodísticas efectuadas poco después del accidente, dijo desconocer cómo ocurrió la tragedia. Narró que detuvo la marcha de su camión Ford Cargo a los 200 metros, tras sentir un impacto en la parte trasera del vehículo.

“Yo sentí un impacto, miré por el espejo y no había nada. Después me tiré en la banquina, paré y cuando bajé tenía un auto metido abajo. Yo no estaba parado ni nada, así que no sé qué les pasó”, expresó ante las consultas periodísticas en la zona del accidente.

Pombo agregó que empezó a parar los vehículos que pasaban para pedir un matafuegos, porque el vehículo de Bergoglio había comenzado a incendiarse.

La investigación oficial para determinar las causas del accidente quedó en manos de la fiscal Mónica Biambrette, de Oliva. Ayer por la tarde, los restos de la esposa y de los hijos de Bergoglio fueron trasladados a la Capital Federal en dos avionetas enviadas a Córdoba por la gobernación bonaerense. Los cuerpos fueron acompañados por los familiares del sobrino de Francisco. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video