Publicado el: 27, Ago, 2014

La desmentida de Corchuelo Blasco a la nota de OPI


El Ministro de Salud de la provincia Corchuelo Blasco junto al Gobernador Martín Buzzi – Foto: Prensa Gobierno
27/08 – 19:30 – El ministro de salud de Chubut salió públicamente a desmentir su vinculación con la firma del convenio y los casi 8 millones de pesos del acuerdo con ISALUD y el gobierno de Martín Buzzi, y aseguró no haber tenido injerencia alguna entre las negociaciones con la fundación y el gobierno provincial. El vicerrector de la institución por su parte dio una versión distinta donde el ofrecimiento del domicilio llegaba de forma directa de parte de José Manuel Corchuelo Blasco. (Por: Pablo Riffo Torres para OPI Chubut)

(OPI Chubut) – “No sé de qué Boletín Oficial me habla, si provincial o de Nación, no importa. Yo fui uno de los fundadores de la Universidad ISALUD” contaba ayer por la tarde el ministro Corchuelo Blasco, en contacto con La Cien Punto Uno de Comodoro Rivadavia; acerca de la institución que fundó “junto a Ginés González García y otros compañeros dedicados a la actividad sanitaria y política sanitaria” en la década del 90.

“No tiene nada que ver con el gobierno de Buzzi” sintetizaba el ministro de Salud de Chubut al ser consultado sobre su relación con ISALUD “la publicación de OPI Chubut es carne podrida – dijo- el hecho que me involucren a mí con fondos para hacer los Hospitales ¡Por favor!” insistió Corchuelo Blasco.

Ante la pregunta puntual por la aparición de su domicilio en la publicación de decreto 1768/13 elevó el tono de sus declaraciones “¡Bueno, porque hay muchos hijos de puta que quieren perjudicarme políticamente!” declaró.

El ministro insistió en que su relación apenas forma con ISALUD y banalizó la nota periodística de OPI Chubut “habrá que preguntar, si me pudieran pasar por fax o el número de Boletín Oficial de la persona que incorporó eso” pidió entre risas.

Recordó además que los acuerdos firmados con ISALUD se firmaron durante la gestión anterior de la ministro Mónica Eredia. Ante la repregunta por la relación con su domicilio publicado en el Boletín Oficial y el domicilio legal del ministro respondió entre titubeos “no sé, la verdad no me lo he preguntado” aunque luego después de unos segundos de reflexión sentenció “no sé, la verdad que no sé”.

Corchuelo Blasco también dijo no conocer el domicilio legal de la fundación ISALUD en la provincia del Chubut, y recordó que el jueves o viernes de la semana pasada se reunió con el ministro de planificación Julio De Vido y la gente de la fundación ISALUD.

“No tengo nada que ver con el hecho que el gobernador Buzzi haya creado esta estructura con la ISALUD para crear los Hospitales y el programa médico sanitario” destacó Corchuelo Blasco, orgulloso de haber trabajado en la fundación que cobró casi 8 millones de pesos por la elaboración de los proyectos.

El ministro dijo “nunca recuerdo haber recibido una sola carta, ni ningún paquete, ninguna correspondencia dirigida a la fundación ISALUD a mi casa. Por lo menos que yo recuerde” en referencia a Av. Armada Argentina 2410 “nunca me lo comentó mi señora, ni mis hijos”.

“Hubiese sido interesante, con la cifra que ustedes me dan que me hubiera tocado una parte” bromeó Corchuelo Blasco y puntualizó no haber tenido ni injerencia ni diálogo en los encuentros entre la fundación y la provincia, ni conocer tampoco el detalle de gastos que justifiquen el cobro de los $7.468.031,00 por parte de la fundación.

La versión de ISALUD

El día de hoy, en la misma emisora comodorense y luego de las declaraciones del ministro de salud, quien se vio perjudicado por la utilización de su domicilio por parte de la fundación, tomó la palabra el vicerrector de la fundación ISALUD, Eugenio Zanarini.

Eugenio Zanarini fue el representante de la fundación presente en la firma del convenio el año pasado, en diciembre del 2013 cuando se comenzó a trabajar que concluyó con la formalización de decreto cuestionado.

El acuerdo se remitía a la elaboración de los proyectos arquitectónicos sanitarios de los hospitales provinciales y un análisis de toda la veta asistencial de la provincia según el pedido del gobernador Chubutense. La fundación tendría a cargo además, según relató el vicerrector, los cambios de los modelos de prestación y el análisis del problema de la escases de recurso humano en el sector.

Zaranini relató entonces que, al momento de firmar el convenio “me informan que tenemos que tener domicilio en la provincia, porque una de las cláusulas contractuales de los contratos modelos es que los tribuales que tienen que ver con esto, con cualquier controversia son los de la provincia, entonces uno tiene que tener un domicilio para notificaciones y demás”.

Ante este planteo, mencionó que le preguntó “al único referente, y amigo y conocido y ex fundador de esta casa, y es vicepresidente de la fundación ISALUD, el doctor Corchuelo Blasco, un amigo de hace más de 25 años” qué dirección podía poner en el contrato.

“Él me pregunta para qué es, y cuando le digo para recibir notificaciones, con la simpleza, la generosidad, el afecto y la manera de ser de Corchuelo que es conocido por todos los chubutenses me dice: poné mi casa” manifestó el entrevistado.

Las versiones periodísticas al menos en este punto resultan contradictorias. Un ministro de salud que no recuerda haber ofrecido su domicilio, contra la manifestación de un vicerrector orgulloso del supuesto ofrecimiento por parte del mismo.

“Puse la casa, la dirección que él me dio y ni se acuerda” destacó Zaranini, quien mencionó que ayer estuvo en contacto con Corchuelo Blasco, “me dijo que ni se acordaba de la charla, fue una cosa intrascendente total” deslizó el referente de la fundación respecto del millonario acuerdo.

Zaranini no consideró oportuna la contratación de un estudio contable ni el asiento legal de la fundación en la provincia, y todo se resolvió en una charla entre amigos donde “pusimos la casa, y eso es todo”.

Ante el planteo de “acto intrascendente” y la cantidad de dinero involucrado en el acuerdo, el entrevistado interrumpió la pregunta y aseguró que “no son ocho millones de pesos, es menos, yo no recuerdo”, y que aclaró que “no estoy diciendo que no se haya hecho con toda la seriedad, estoy diciendo en particular, el tema este de lo que surgía como una formalidad en el momento de resolver el tema del contrato. No fue algo de fondo”.

Mencionó que no tenía que ver ni con el proyecto, ni con la calidad del trabajo, ni con la consultoría que se ha trabajado para la construcción de los Hospitales en Chubut. “Puede ser que yo me haya equivocado en decir lo de la dirección, pero les estoy contando absolutamente la verdad de lo que pasó y no es poco serio” sentenció Zaranini por si quedaba alguna duda del hecho.

Frente a la consulta acerca de la utilización de los casi 8 millones de pesos que se firmaron oportunamente, el representante de ISALUD insistió en que el monto era menor por la elaboración de los dos proyectos ejecutivos de los Hospitales para la provincia.

“Usted acá tiene que poner muchos ingenieros, mucha gente de ingeniería, porque usted le tiene que dar, estamos hablando de metros cúbicos de planos, no estamos hablando de un planos y cajas y cajas que los tiene que hacer el del aire comprimido, el que va a hacer el aire acondicionado, el que va a hacer las instalaciones eléctricas para los tomógrafos, para los resonadores, para cada uno de los circuitos eléctricos. Hay muchísimo trabajo de muchísimos especialistas” describió Zaranini quien resumió los proyectos en “trabajo masticado” para el llamado a licitación.

Las declaraciones tanto de Corchuelo Blasco, como de Zaranini, dejan por demás un manto de duda con respecto a la metodología de contratación directa, los montos y el establecimiento del domicilio legal de la fundación, un dato del que nadie parece haber recordado con exactitud. (Agencia OPI Chubut)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video