Publicado el: 9, Sep, 2014

Una reunión que no fue sorpresiva: empezó a gestarse hace 20 días


Una reunión que no fue sorpresiva: empezó a gestarse hace 20 días
09/09 – 10:00 – Acordaron volver a encontrarse cuando la Presidenta llamó al Papa para solidarizarse por la tragedia de su familia; cerca de Francisco sostienen que la situación del país será abordada.

Por: Elisabetta Piqué
La idea del almuerzo, el tercero que tendrán el Papa y la primera mandataria argentina desde la elección de Jorge Bergoglio para ocupar el trono de Pedro, el 13 de marzo de 2013, no es sorpresiva ni intempestiva.

Todo surgió el 20 de agosto pasado, cuando Cristina Kirchner llamó a Francisco para “expresarle su pésame y en nombre del pueblo argentino, por el grave luto que ha golpeado a su familia”, en referencia a la muerte de la mujer y los hijos muy pequeños de Emanuel Bergoglio, sobrino del Papa, en un accidente automovilístico en Córdoba.

Francisco acababa de volver de Corea del Sur, el primer viaje de su pontificado a Asia, que había sido todo un éxito. La noticia del accidente de su sobrino y su familia conmocionó entonces no sólo al Vaticano, sino a la Argentina y al resto del mundo. Y, tal como indicó un comunicado de la Santa Sede, la Presidenta llamó por teléfono al Papa para expresarle toda su solidaridad y la del pueblo argentino. Fue en esa conversación telefónica en la que surgió la idea de un tercer encuentro, informal, como los dos anteriores, cuando los compromisos de ambos mandatarios lo permitieran, según supo LA NACION.

Aunque no hay testigos de la conversación telefónica, se puede suponer que, agenda en mano, Francisco le debe haber dicho a la Presidenta que tenía previsto viajar el 13 de septiembre -el sábado próximo- al cementerio monumental de Redipuglia, en el nordeste de Italia, para celebrar una misa en el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial. El domingo siguiente, el 21, iba a cumplir su cuarto viaje internacional, esta vez a Tirana, la capital de Albania.

Probablemente la Presidenta entonces le dijo que ella también, el 21, tenía previsto viajar a la Asamblea General de la ONU, en Nueva York. Y fue así, en forma muy natural, como el 20 de septiembre, sábado, pareció un buen día para un encuentro, a confirmar sucesivamente, tal como sucedió.

La situación del país

Por eso la idea del almuerzo no es, como puede parecer, sorpresiva ni intempestiva. Tampoco hay detrás un motivo específico. “Sólo ellos dos saben de qué van a hablar ese día. Probablemente el Papa querrá saber sobre la situación general de su país y ella querrá oír su voz, sus palabras, que son las de un líder de autoridad moral mundial, sobre la situación global del mundo, que en este momento es más que compleja”, dijo una fuente en Roma.

Se sabe que el Papa quiere profundamente a su país. De hecho, suele recibir a políticos, empresarios, intelectuales, artistas, compatriotas anónimos y deportistas cada vez que puede y con especial afecto. Y que sigue con atención lo que allí sucede, más allá de su intensa agenda como líder máximo de la Iglesia Católica.

Aunque Francisco es el Pontífice de todos y jamás interferirá en asuntos internos de un tercer país, sabe que la situación del suyo es crítica. Y si puede ayudar en esta etapa de alguna forma, por supuesto lo hará.

De hecho, el papa Francisco suele pedirles a los dirigentes políticos argentinos que lo visitan en el Vaticano “que cuiden a Cristina”, porque quiere que en su país, que no pasa uno de sus mejores momentos económicos actualmente, haya una transición de gobierno ordenada hasta diciembre de 2015, que es cuando finalizará el mandato de la actual presidenta.

Protagonistas y fechas clave

El Papa y Cristina Kirchner acordaron reunirse en el Vaticano cuando la Presidenta llamó a Francisco por el accidente de su sobrino en Córdoba.

El Papa viajará el 13 de septiembre al cementerio monumental de Redipuglia, en el nordeste de Italia, para celebrar una misa en el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial. El domingo siguiente, el 21, realizará su cuarto viaje internacional, esta vez a Tirana, la capital de Albania.

Cristina Kirchner tiene previsto viajar el 21 a Nueva York, donde el 24 de este mes disertará en la Asamblea General de la ONU. Previo a ello hará una escala en el Vaticano para el almuerzo a solas con el Papa. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video