Publicado el: 10, Sep, 2014

Críticas a Oyarbide y elogios a Campagnoli en un foro en EE.UU.


El juez Norberto Oyarbide - Foto:
10/09 – 09:45 – En un encuentro en el Capitolio sobre corrupción y democracia se cuestionó el avance del Gobierno sobre la Justicia.

Por: Silvia Pisani
Por distintos méritos, los nombres y lo que representan el juez Norberto Oyarbide y el fiscal José María Campagnoli llegaron por primera vez al Capitolio de esta ciudad. Al primero se lo caracterizó como “el juez más corrupto de la Argentina”. Al segundo, como un emblema de la “reacción” del Poder Judicial ante el intento del Gobierno de avanzar sobre su estructura.

“En la Argentina, lo alentador es que el intento del Gobierno por avanzar sobre la prensa independiente y la Justicia ha fracasado”, se explicó en un seminario sobre “Corrupción y democracia en América latina”. Organizado por el InterAmerican Institute for Democracy, que preside el argentino Guillermo Lousteau, produjo un duro diagnóstico sobre “la baja calidad democrática e institucional” que, según distintos indicadores, presentan Venezuela, Ecuador y Bolivia y, en menor medida, la Argentina.

“Se disfrazan de democracia, pero avanzan sobre las instituciones”, dijo la republicana Ileana Ross Lehtinen. “Es penoso que no se usen los instrumentos existentes para castigar a los funcionarios que expolian a sus pueblos”, apuntó el ex secretario adjunto para América latina de George Bush Otto Reich. Entre las propuestas figuró el impulso a una Corte Interamericana contra la Corrupción y declarar imprescriptibles los delitos de ese tipo que cometan funcionarios de gobierno.

Invitado al plenario, Campagnoli tuvo que excusarse. “Por el juicio político de que he sido objeto aún no puedo salir del país”, dijo por carta. Su caso fue descripto como un ejemplo del fallido intento del Gobierno por avanzar sobre la Justicia e impedir denuncias de corrupción.

En sentido inverso, Oyarbide fue citado como el juez “más corrupto” del país. “Lo que hay en la Argentina es un saqueo”, dijo Lousteau. Sintetizó los casos de la ex ministra Felisa Miceli, el ministro Julio De Vido , el ex funcionario Ricardo Jaime y el representante ante el Banco Mundial, Guido Forcieri. Citó como los “más emblemáticos” a Amado Boudou , procesado en dos causas, y Lázaro Báez , que “cuando Néstor Kirchner llegó al poder tenía 3000 dólares y ahora tiene 1500 millones”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video