Publicado el: 11, Sep, 2014

Diputados aprobó el nuevo canje de la deuda tras un áspero debate


Diputados aprobó el nuevo canje de la deuda tras un áspero debate - Foto: Clarín
11/09 – 09:50 – Pasadas las 05:30, el kirchnerismo y aliados consiguieron sancionar la norma con 134 votos a favor y 99 en contra. Hubo duros cruces entre legisladores oficialistas y de la oposición.

Pasadas las 5.30, tras más de 17 horas de una áspera discusión, el Gobierno consiguió aprobar en Diputados la ley que reabre el canje de la deuda y cambia el lugar de pago, con la intención de eludir el fallo del juez Thomas Griesa . Kirchnerismo y aliados consiguieron 134 votos a favor. Hubo 99 en contra y 5 abstenciones. Esos números cerraron una jornada de duros cruces entre legisladores oficialistas y de la oposición.

La iniciativa oficial fue escenario de un maratónica sesión en la Cámara baja, y apunta a resolver el conflicto tras el fallo adverso del juez neoyorquino Thomas Griesa, cambiando el lugar de pago.

La sesión especial comenzó pasado el mediodía de ayer cuando el kirchnerismo obtuvo quórum sin inconvenientes, al reunir 138 diputados (siete más de los necesarios), sumando a su tropa y a sus aliados habituales el inesperado aporte de Facundo Moyano, una de las más recientes incorporaciones del massismo. Otros opositores que dieron apoyo desde el arranque fueron el radical Eduardo Santín, delfín de Leopoldo Moreau, los tres neuquinos del MPN (dos de los cuales juegan en contra del goberndor Jorge Sapag), la piquetera Ramona Pucheta, ex aliada de Raúl Castells y la fueguina Graciela Boyadjian (Mopof).

Con distintos argumentos, adelantaron su rechazo las autoridades de las bancadas de la UCR, el Frente Renovador, PRO, el socialismo y el Frente de Izquierda. Otros sectores que también criticaron la iniciativa oficial podrían optar por la abstención, como Unidad Popular (el bloque de Claudio Lozano), la Coalición Cívica, Proyecto Sur y Victoria Donda, de Libres del Sur..

No obstante, los K aseguran contar con los votos suficientes para imponer el proyecto, tras confirmaron los votos que hasta último momento parecían dudosos dentro de su propia sector, como los de Martín Insaurralde y los dos rionegrinos que responden al gobernador Alberto Wereltineck, más los aliados habituales y circunstanciales.

Durante el debate, Roberto Feletti defendió la iniciativa K. En su rol de miembro informante del oficialismo, aseguró que el proyecto “es una clara señal de una ley del Parlamento para defender el proceso de reestructuración y que Argentina paga”.

Insistió en que la “reestructuración cambió el rumbo de la democracia Argentina para el futuro” e instó a “no retornar a un Estado endeudado y débil”. Para ello, consideró que “es necesario que haya un voto masivo a favor de esta ley” y reclamó que los sectores opositores revean su decisión de rechazar la norma.

Enrique Vaquié (UCR-Mendoza) apuntó que “los contratos que la Argentina firmó en 2005 y 2010 le dan los instrumentos para cambiar la sede de pago”, actualmente el Banco de Nueva York, sin necesidad de otra ley.

Martín Lousteau, de UNEN, coincidió en que el Gobierno “ya está facultado para remover al BoNY”. Al tiempo que agregó que el proyecto “no resuelve el problema de los tenedores de deuda reestructurados a los que no les llegó el dinero, porque con esto tampoco les va a llegar” ya que “el juez Griesa va a impedir que las instituciones participe”.

Felipe Solá, del Frente Renovador, volvió a insistir con el proyecto impulsado por Sergio Massa. Y desestimó el argumento planteado por el Gobierno al pedir el aval de la oposición. “Aquí no están en discusión los canjes 2005 y 2010, pero tenemos que discutir el problema integral fuera del lema Patria o Buitres”, sostuvo.

Desde el macrismo, Federico Sturzenegger le respondió a Cristina. “La Presidenta ayer se preguntó por qué alguien pensando en el bien de la Argentina votaría en contra de este proyecto. Y nosotros nos preguntamos por qué alguien pensando en el bien de la Argentina votaría a favor de este proyecto”.

Claudio Lozano, de Unidad Popular dijo que “no estamos de acuerdo con acatar el fallo y acompañamos cada uno de los cuestionamientos que la Argentina haga en foros internacionales y celebramos lo que sucedió ayer en la ONU”, admitió, al tiempo que consideró “ilegítima” a la deuda externa. (Clarín)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. Arnold dice:

    Los proximos gobiernos ,tendran que reever el tema de las bancas , el partido ganador ,no debe superar el 50 % de las bancas, por que deja de ser democratico y permite que el ganador haga lo que quiera ,para aprobar una ley por lo menos tiene que existir el consenso de una parte de la oposicion

Publicidad

OPI Video