Publicado el: 12, Sep, 2014

La Ley de Hidrocarburos se transformó en un “tome y daca” para los gobernadores de la Ofephi


El petróleo en Tierra del Fuego – Foto: Web
12/09 – 13:45 – Lejos de los discursos provincialistas, donde se lo escuchaba a Zapag, Weretilneck y a Buzzi defender “por la gente”, el petróleo de cada una de su localía, ahora parece que la cosa se encamina y aquella ley negra que atentaba contra los intereses provinciales, ahora tiene ojos celestes, es rubia y es un buen partido para casarse. El negocio político, la transa y los acomodos personales, superaron con creces el interés común de los pobladores de cada provincia. La presidenta cambió figuritas con los gobernadores y ahora todo camina más fácil. ¿La gente?, bien, gracias. (Por: Giuliano Ventura para OPI Chubut)

(OPI Chubut) – Sapag, Weretilneck y Buzzi, gobernadores de Neuquén, Río Negro y Chubut, respectivamente, se reunieron con el gobierno, más específicamente con el Secretario Legal y Técnico, Carlos Zanini, como parte de un acuerdo anterior, ya consensuado en negociaciones secretas, donde los tres jefes de estado negociaron cambios en la Ley de Hidrocarburos, por el quórum y la aprobación del cambio de sede para el pago de los bonistas (entre otras cosas), algo que se aprobó ayer en Cámara de Diputados. El gobernador de Mendoza “Paco” Pérez, no estuvo presente en la reunión de ayer, pero las fuentes de OPI dijeron expresamente “no hacía falta, la reunión con Zanini fue una puesta en escena, esto lo arreglaron hace 15 días atrás y ahora los gobernadores tienen que llevar el nuevo borrador, imponiendo un mensaje de que con esta modificación el proyecto de Ley es viable”.

Nuestra fuente alertó “Neuquén, Chubut y Mendoza van a dejar de pelear por el acarreo (carry), (NdR: actividad realizada por la empresa asociadas al estado que les permite otro nivel de ingresos) y van a terminar cediendo sobre el porcentaje de regalías, porque Nación e YPF no están dispuestas a ceder el 12% más el 3% como quieren o el 15 directo como pidió Zapag”, indicaron.

La fuente también descarto que el tope de regalías puedan ser estimadas sobre el precio internacional del petróleo y aseguraron que si estas cuestiones que fueron batidas con bombos y platillos por los gobernadores “no se tocan, por parte de Nación”, se restringirá notablemente la participación de las empresas provinciales de energía, cuestión que hasta ahora había sido una discusión frontal de los mandatarios, pero pareciera que en los últimos días se han suavizado.

Siempre de acuerdo a nuestros confidentes políticos, además de asistencia financiera para obras, la presidenta CFK les habría ofrecido otras facilidades que (les aclaró) no se podrán extender más allá del 2015; es decir, que es absolutamente cortoplacista la ayuda que provendrá para las provincias o bien, como es el caso de Zapag, algo personal, ya que dentro de los pedidos “a cambio” el gobernador neuquino le planteó a Zanini acompañar la fórmula del krichnerismo como vicepresidente, en las elecciones del próximo año.

Es decir, a menos que Nación firme con las provincias un acuerdo que supere este gobierno y el que vendrá, se tratará de una entrega de recursos que harán Buzzi, Sapag y Weretilneck, solo en función de sus proyecciones personales y políticas, absolutamente egoístas y coyunturales, que darán por tierra con los fuertes discursos que se han escuchado todos estos meses, cuando parecía que los gobernadores se desvivían “pensando en la gente”, hecho que puede cambiar en cualquier momento y a no sorprenderse si el mismo proyecto de Ley de Hidrocarburos, con algún maquillaje de último momento, aparece, ahora, siendo un “gran proyecto que favorecerá a las provincias”, cuando resulta ser el mismo perro con el mismo collar.

Habrá que estar atento a los próximos discursos y a las acciones que tomen los gobernadores nombrados, para saber si aún piensan defender los recursos provinciales a capa y espada o han cambiado, como normalmente ocurre en estos casos. (Agencia OPI Chubut)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video