Publicado el: 16, Sep, 2014

Buzzi obsesionado con el voto K


Buzzi obsesionado con el voto K
16/09 – 10:00 – El diputado nacional Julián Domínguez, aspirante a suceder a la presidenta en el 2015, tuvo un desencuentro durante su visita a la provincia del Chubut. El intento de capitalizar la presencia del diputado por parte del gobernador Buzzi, generó más de una molestia dentro del equipo de trabajo del presidente de la Cámara Baja. (Por: Pablo Riffo Torres para OPI Chubut)

(OPI Chubut) – Una visita que intentaba sumar un apoyo para el lanzamiento de su agrupación en la provincia, terminó en una suerte de un “respaldo” hacia la re elección de la actual gestión.

La llegada había sido anunciada con bombos y platillos. En el marco de “Cabildo Abierto”, la nueva metodología de Buzzi para ponerse al servicio de la sociedad y de paso, hacer lanzamientos de campaña, recibía al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez.

La noticia llamaba la atención, sobre todo porque el gobernador había trabajado de cerca con el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, también en carrera presidencial.

Las aclaraciones llegaron primero de parte de fuentes cercanas a la intendencia de Rawson. “A Domínguez no lo invitó Buzzi, lo invitó Rossana. Él va por su rol en la Cámara de Diputados, pero en realidad nunca fue la intención llegar a ‘Cabildo Abierto’ en Trelew”, confiaba una fuente cercana a OPI Chubut.

Y sucedió de esa manera. Julián Domínguez no estuvo en Trelew como estaba previsto. Había recibido una orden directa de la presidente de participar del acto de La Cámpora que cerró con el sorpresivo discurso de Máximo Kirchner. Al diputado se lo podía ver entre los dirigentes que habían acompañado la masiva movilización, dando declaraciones a los medios nacionales que se habían acercado a cubrir el multitudinario evento.

“Domínguez va por Artero, a ella la conoce, y quiere sumarla a las filas de su agrupación San Martín” detallaba días antes la misma fuente. La orden presidencial parecía haber llegado como anillo al dedo. Durante la noche, el diputado llegaría a la provincia del Chubut, sin necesidad de participar de la actividad central, y cumpliendo con encuentros protocolares con referentes locales.

Pero la situación no terminó ahí. La molestia más grande para el diputado llegó la mañana del lunes con los titulares provinciales. “Domínguez manifestó su apoyo a la reelección del gobernador” rezaban los diarios chubutenses amparados en una gacetilla de prensa que llegaba desde el gobierno de la provincia.

Las actividades continuaron con los actos por el aniversario de Rawson de los que Domínguez si tenía previsto participar. En los 149 años estuvo presente el gobernador de la provincia, con firma de acuerdos y los mensajes habituales. Las fuentes ratificaban la molestia, “fue todo una opereta del gobierno de acá” confiaban desde el equipo de trabajo del diputado.
Las caras hablaban por si solas. “Si van a hablar con él, no le pregunten por lo de Buzzi y la reelección. No existe”, no hay apoyo de parte del diputado nacional a la actual gestión, hoy oficialista.

Luego del extenso acto, el aspirante presidencial logró volver a Buenos Aires con más de un dolor de cabeza, ante los intentos reiterados de conseguir, a fuerza de gacetillas, otro respaldo de importancia dentro del Kircherismo. “El voto K”, parece ser el principal objetivo del gobernador Buzzi para renovar en 2015 su lugar en Fontana 50. (Agencia OPI Chubut)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video