Publicado el: 17, Sep, 2014

CPC SA, de Cristóbal López, despide 70 trabajadores en el acueducto y los que se van dicen que los trabajos están mal hechos


El empresario del juego Cristobal Lopez - Foto: gentileza Perfil
17/09 – 16:00 – Las empresa CPC del zar de juego, a la cual la presidenta Cristina Fernández le otorgó la concesión del acueducto paralelo de Caleta Olivia, ha cursado telegrama de despido (al menos) a 70 obreros de la UOCRA. El conflicto afecta esta obra fundamental para la ciudad y una vez más, Caleta siente que es rehén de problemas que le son ajenos. Mientras tanto, se destapan sospechas de trabajos defectuosos y utilización de materiales que no son los adecuados.

Un grupo numeroso de trabajadores de la empresa CPC, que realiza el tramo del acueducto paralelo en Caleta Olivia, se manifestó frente a la delegación de la Subsecretaría de Trabajo de esa ciudad, con motivo de los despidos que denunciaron por parte de la constructora. Pero lo más grave, es que en medio de esta puja de intereses, varios trabajadores han denunciado irregularidades en la construcción y en los materiales usados.

Se encienden las alertas y comienzan a volar las sospechas de que el nuevo acueducto, podría sufrir en corto tiempo, de fallas sustanciales que lo pongan fuera de servicios, lo que traería para toda la población una enorme frustración.

Más allá del serio conflicto que se generó entre los trabajadores que construyen el acueducto y la empresa de Cristóbal López, CPC SA, desde donde se habrían cursado al menos 70 telegramas de despidos, la importancia del problema radica, fundamentalmente en lo que están declarando algunos de esos trabajadores, que en cierta forma son contraatacados, diciendo que hablan así porque intentan presionar a la patronal para detener los despidos.

Nuestro cronista entrevistó a Manuel G, un obrero encargado de las tareas de nivelación que expresó lo que otros de sus compañeros vienen declarando a medios de la provincia “acá hay un apuro de terminar porque oficialmente en octubre lo tienen que tener todo listo”, dijo el trabajador, quien agregó “nosotros tenemos el telegrama en la mano y a los compañeros que quedaron les están pidiendo tiempo extra, quiere decir que con el apuro van a hacer las cosas como vengan”.

Sin aportar más pruebas que sus dichos, Manuel, señaló que “nosotros somos testigos que se está mezquinando material. Las juntas, los bulones y el espesor de algunas piezas no son las adecuadas para la presión que van a soltar”, dijo haciendo responsables a la empresa, pero también al ente administrador, el ENHOSA.

Lo apurado sale mal”, reflexionó y recalcó “ siguen ahorrando porque dicen que los costos se les disparan, entonces en lugar de tener a tres empleados para realizar una tarea que lleva tiempo y esfuerzo, como los ajustes y las nivelaciones, lo hacen con dos o con uno. Y si eso queda mal, se rompe. Si hay una filtración a grandes presiones, al rotura es mayor y después hay que volver a vaciar para reparar”, pronosticó el obrero que por razones de obvias, evitó dar su apellido.

Hugo Suárez de la ONG Viento Sur, salió por medios radiales de la ciudad señalando que habrá una convocatoria urgente a los responsable del ENHOSA para pedir las explicaciones del caso y trató de bajarle el nivel a las denuncias, señalando que no se debe promover la preocupación, la desconfianza y retrasar una obra fundamental para Caleta.

Por otro lado, varios de los trabajadores de las tres cuadrillas que están con telegramas de despidos, algunos de ellos de Comodoro Rivadavia, han dicho que si se concreta la medida, ellos serán quienes den datos ciertos y puntuales de dónde y cómo CPC ha cometido irregularidades que, en el futuro, podrían afectar seriamente al acueducto y poner a Caleta, nuevamente, en la puerta de una nueva crisis hídrica, después de haber invertido tanto dinero y haberse generado tanta expectativas.

La obra

El 25 de julio de 2013, OPI publicó una nota titulada “Cristina Fernández le adjudicó la construcción del acueducto de Caleta Olivia a CPC SA, una empresa de Cristóbal López” y allí se expresaban datos concretos de la firma que recibió la suma de $ 329.980.387,67 para hacer el nuevo acueducto.

Contábamos allí, cómo se armó todo un escenario, en el cual a partir de un supuesto pedido público en las redes sociales, de una habitante de Caleta Olivia, la presidenta, atenta a las necesidades de esa ciudad, tomó cartas en el asunto y se apuró a anunciar la asignación del presupuesto para el nuevo tendido, a una empresa de su entorno político.

La licitación se hizo teniendo en cuenta las empresas: Rovella Carranza, quien presupuestó $ 338.530.029,78. La UTE integrada por Supercemento y Esuco con una oferta por $ 339.497.200,65, CPC presupuestó $ 329.980.383,67 y finalmente Contreras Hermanos con un presupuesto de $ 337.697.678,71. (Agencia OPI Santa Cruz).

Notas relacionadas:

Cristina Fernández le adjudicó la construcción del acueducto de Caleta Olivia a CPC SA, una empresa de Cristóbal López

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. Sos chanta dice:

    Pobre Cristobal, para echarle una mano el intendente le cedió a préstamo un predio municipal donde hay depositados materiales y herramientas de gran porte pertenecientes a la municipalidad para montar su obrador como si el predio le perteneciera al intendente, y los concejales ni se dieron por enterados.

Publicidad

OPI Video