Publicado el: 17, Sep, 2014

Timerman amenazó con expulsar al jefe de la embajada de Estados Unidos


Timerman amenazó con expulsar al jefe de la embajada de Estados Unidos
17/09 – 10:15 – En una nueva escalada de la tensión diplomática que protagoniza la Argentina con Estados Unidos por el conflicto irresuelto con los fondos buitre, el canciller Héctor Timerman citó ayer al encargado de Negocios de la embajada norteamericana en Buenos Aires, Kevin Sullivan, y le expresó “el profundo malestar” que generaron en la Casa Rosada declaraciones suyas a la prensa, en las que remarcó que para Washington es importante que la Argentina salga del default. Pero la reacción del Gobierno no terminó allí: también amenazó con expulsar del país al diplomático norteamericano si reitera expresiones “impropias”.

Por: Martín Dinatale
Fue una reunión tensa que no duró más de 40 minutos en el piso 13 de la Cancillería. Timerman le pidió explicaciones a Sullivan por haber comentado a la prensa temas de la deuda que hacen a los “asuntos internos” de la Argentina. Luego advirtió en un comunicado que “de repetirse este tipo de intromisiones se adoptarán las más severas medidas estipuladas en la Convención de Viena sobre la conducta de los representantes diplomáticos”. Esto implicaría la expulsión directa del encargado de Negocios de la embajada, actual número uno de la sede diplomática, ya que la designación del embajador puesto por Barack Obama, Noah Mamet, aún no fue ratificada por el Congreso estadounidense.

Fuentes del Palacio San Martín dijeron a LA NACION que Timerman le advirtió a Sullivan que debía retractarse públicamente en sus declaraciones para evitar una reprimenda. Sin embargo, en la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires expresaron que no harán comentario alguno y que el comunicado del Gobierno no decía nada de eso. A la vez, fuentes del Departamento de Estado destacaron que “no hay nada que aclarar ni rectificar”. En rigor, en Washington creen que Sullivan no avanzó sobre temas internos de la Argentina y resaltaron que las expresiones del encargado de Negocios fueron “por la positiva”. En diálogo con Clarín, Sullivan había dicho que “es importante que la Argentina salga del default lo antes posible para poder retornar a la senda del crecimiento económico sustentable y atraer la inversión que necesita”.

Allegados a la Presidenta aclararon que la afrenta no llegará a mayores y que, a lo sumo, se declarará a Sullivan “persona non grata”.

Sin embargo, Timerman avanzó ayer en su embestida contra Washington y, según se expuso en el comunicado oficial, el canciller explicó a Sullivan que “la Argentina ha honrado todos sus compromisos en tiempo y forma en las condiciones que lo ha acordado en 2005 y 2010, y lo seguirá haciendo”.

Por otra parte, Timerman le recordó al encargado de Negocios de Estados Unidos que “el propio gobierno norteamericano conoce las consecuencias perversas de la sentencia del juez [de Nueva York, Thomas] Griesa, tal como expresó en abril de 2012 en su presentación como amicus curiae de la República Argentina, cuando sostuvo que «la interpretación de la cláusula pari passu puede permitir que un solo acreedor frustre la implementación de un plan de reestructuración con apoyo internacional»”.

Como una respuesta directa a los dichos de Sullivan sobre la situación de default del país, Timerman aclaró: “La Argentina no tiene deudas en cesación de pagos con Estados Unidos ni con ningún otro país. Muy por el contrario, con fecha del 30 de julio del corriente año el país ha erogado el primer vencimiento del acuerdo firmado con los países miembros del Club de París por un importe de 642 millones de dólares”. Inmediatamente el canciller le subrayó a Sullivan que “los dichos sobre un supuesto default no tienen ningún asidero fáctico, sino que coinciden con la postura de los fondos buitre, en contraposición con los intereses del 92,4% de los acreedores que han aceptado la reestructuración de la deuda”.

En otro pasaje del encuentro Timerman remarcó que “la Argentina deplora que Estados Unidos no haya aceptado dirimir las responsabilidades de su Estado por el daño ocasionado por su Poder Judicial ante la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas, donde jueces independientes hubieran resuelto la cuestión aplicando criterios legales, equitativos y justos”. Y le recordó que “Estados Unidos tampoco acepta la jurisdicción de la Corte Interamericana y de la Corte Penal Internacional en temas vinculados con la violación de los derechos humanos”.

Fuentes de la Cancillería coincidieron ante LA NACION que la citación a Sullivan le sirvió a la Argentina para hacer un nuevo llamado de atención internacional a menos de una semana de que Cristina Kirchner emita su discurso en la ONU, donde reiterará su postura sobre la reestructuración de deudas y la necesidad de fijar un nuevo marco regulatorio a nivel mundial.

También el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, se refirió a Sullivan. Calificó sus palabras como “incorrectas, inapropiadas y desafortunadas”, por lo que constituían una “injerencia indebida en la soberanía del país”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video